Archivo de la etiqueta: 17D

Good bye Marco Rubio… ¡Cuídate del elegguá de mi vecina!

MarcoRubio-cuba-eeuu

Good bye Marco Rubio… ¡Cuídate del elegguá de mi vecina!

POR Denys San Jorge

denyssanjorge@gmail.com

El día que Felicia Cuca, la espiritista de Buey Arriba, (ahora emigrada en Bauta) escuchó las noticias del 17D y las buenas nuevas entre EEUU y Cuba se emocionó mucho. Sus lágrimas caían. Sentía alegría, aunque me aseguró: hay que cuidarse…

Cuando escuchó la primera vez de un tal senador llamado Marco Rubio, le dijeron muchas cosas ciertas, apretó sus dientes y cerró el puño izquierdo tirando una bocanada de humo del tabaco y escupió un buche de ron sobre el altar entre santos católicos e ídolos afrocubanos, invocando a los muertos guardianes, con mucha roña mas cuando le dijeron: una que el senador se preocupaba mas por su físico y quería lucir “bonito”, otra que era un cubanoamericano con malas pulgas donde quería “joder” a sus sobrinos (los que aun estaban en Buey Arriba y los que ya, residían en Miami), la última y lo peor… que Rubio no tenia celebro al hablar. Todo era cierto.

Cuca, comenzó a ver y seguir las noticas en la TV Panda que le habían otorgado por Vanguardia Nacional en siembra de café injertado y provitaminico en Buey Arriba, las noticas de las batallas campales en las elecciones en el norte americano, que si un Trump, una Hillary y un Cruz, o el dichoso y archifamoso del tal de Marcos Rubio… que se batían como elefantes y burros.

Ella, solo quería analizar y ver bien al yanqui Rubio… que deseaba “joder” además a sus otros sobrinos que aún estaban chiquitos. Vio también como aseguró este en una conferencia al decir que si salía electo Presidente, no viajaría a la isla hasta que no fuera una Cuba Libre, amenazando que rompería las relaciones con La Habana. Cuca, veía muchas cosas y pensó en sus sobrinos, de que no podrían enviar más paquetes semanalmente a Bauta y el negocito se les fastidiaría, y que quizás este Marco, le daría quizás hasta por tirar alguna bomba, una botella incendiada o algún petardito… allá en Buey Arriba o en el mismo Vedado Habanero. Veía en las noticias, que el tal senador yanqui que se quería postular para Presidente de la Casa Blanca, deseaba promover cambios en la Ley de Ajuste para eliminar todos esos privilegios que gozaron sus sobrinos Sandokan el Oriental y Atila la Anguila, que se fueron en un almendrón innovado como bote desde el poblado de Antillas directamente al norte, cruzando las Bahamas, tomándose fotos en cruceros y después tomaron bien al este hasta llegar a Miami Beach en la Florida y cuando llegaron Sandokan y Atila… fueron la sensación en las noticias con el titular: ¡Cubanos la inventan hasta sobre el agua! Felicia Cuca, estaba orgullosa de sus sobrinos los caballos innovadores de Buey Arriba, que despistaron hasta al guardacostas enemigo en un auto de los años cincuenta que flotaba sobre el mar, como aquel hombre que caminó sobre el mar de Galilea hace más de dos mil años atrás.

Cuca, leía sobre los comentarios de Marcos, que aseguraba que para normalizar relaciones, los de aquí debían cerrar la base de espionaje rusa Lourdes, ubicada por la autopista de la Novia del Mediodía a San Antonio de los Baños más allá del Monumento al Soldado Desconocido, y dirigida “en un momento” a escuchar las comunicaciones de la costa Sur y hasta de seguro imagino Cuca, que se escuchaba la propia casa o el baño de Marcos en Florida. ¿Quién sabe? Cuca, sonreía al ver el titular en el Paquete y ver como ningún asesor le había revelado a Rubio que esa base militar se había cerrado hacíaaños. Marcos, no sabía que Yunkiel, el hijo de Atilita, estaba estudiando en la UCI (Universidad de Ciencias Informáticas), en lo que un día fue esta base rusa que ya no existía, y que ahora su nuevo prospecto quería convertirse en un buen hacker cubano para enorgullecer a Buey Arriba.

Pero a Cuca, yo le tengo un terror tremendo, si. Dice Otilia, que tiene unos malos ojos tremendos y es algo… vengativa. Hace poco Cuca, me comentó que si Marco Rubio venía a La Habana algúndía (cosa que no creía), le tiraría ella misma un arrastre inmenso, asegurando que él nunca iba a ser como Barack Obama cuando vino a La Habana y el pueblo lo aplaudíaa medias o a completas en el Latino oen el Gran Teatro. Cuca, en esa ocasión pintó un cartel en Bauta que decía en letras rojas: I LOVIU OBAMA: TE QUELEMOS MUCHO. Pero, cuando supo que el Senador americano alias “Marquitos el Bonito” se había retirado de las elecciones, sonrió. Dibujó con cal y barro ella misma un cartel y en spanglish escribió: ¡Good bye Marquitos, al carajo!

Un día Cuca, me sorprendió y me llamo comentándome: ¡Actista, tú que andas con cámaras de esas de tirar foticos y estas pal chistecito y criticando de vez en cuando, echa pá acá… que si retratas esto sale hasta en el Granma! Cuando miré a medias con miedo en su cuartico espiritual, para mi asombro aparecía el nombre del senador Marcos Rubio en un papel Kraff bien amarillento, con sal de nitro encima… y debajo de un tenebroso elegguá, que de por si emanaba todo el miedo posible de la Humanidad. Mostrando miedo al propio miedo, aquella deidad afrocubana era el símbolo que abría o cerraba caminos, pero emanaba en si el miedo no imaginado sobre el nombre del Senador.

Sonriendo, Felicia Cuca, se dio un buche de ron y escupió sobre Elegguá, expresando el clásico “Siá Cará” donde me comentó algo irónica y risueña:¡Este niño no va a salir pálante más nunca en esas elecciones por hacerse el chistoso con mi familia y con nuestro porvenir…y porque yo no quiero! ¡Y el no sabe que yo estoy escapada con esta brujeríaa distancia… y ya está embarcáo pá tóa la vida! Con mis santos no se juegan…

A los días (o horas…) de esa brujería Marcos Rubio perdía en la Florida, se retiraba de las elecciones, y los innovadores Sandokan y Atila llegaban de mulas desde Florida.

Callejón de los Perros/Bauta

Abril/2016

 

Mi almendrón bautense para Charlize Theron

Copia de DSC04357

POR Denys San Jorge                                                                                 Hay que estar hoy en cualquier piquera de almendrones del país, para oír a sus choferes como desean ser partícipe de la última entrega de la saga de Rápido y Furioso, donde quieren ejercer los más nobles protagónicos siendo quizás choferessecundarios de los autos, como mecánicos, engrasadores o fregadores, utileros y por qué no,como actores… y que el propio Vin Diesel le exploté su auto… o lo lancé de lo más alto del FOCSA habanero. No importa. Puro orgullo criollo, muy cubano e insular donde no faltarán las solicitudes de autógrafos y si VinDiesel, quiere dejar su nombre, aunque sea rayando con un punzón la pintura nueva de un almendrón, no importa.                                      Desde que las noticias se dispararon en las redes, por memorias flash, por el Paquete, en Bauta… y en media Cuba ya hablan y rumorean por aquí, y por alláde esta cinta con espectaculares grabaciones que se tomarán en esta Habana tan ecléctica después del 17D.                          A raíz de la parafernalia de Rápido y Furioso, me recordé de dos cosas, una eran un grupo de viejas fotos que me habían obsequiado recientemente,donde se había corrido un circuito por toda la carretera central en los años cincuenta y una escena hermosa de un automóvil en la misma curva a la entrada de Bauta y de fondo el emblemático Tanque de la Conaca bautense. Una foto hermosa con aquel tanque del acueducto tan insignia del pueblo.                                                           La otra, era Alberto Domínguez, conocido en Bauta por el viejo Goyito, un veterano bautense quien fuera corredor de autos norteamericanos en los años cincuenta con gran éxito, que cuando lo vi la primera vez me sacó orgulloso muchos recortes amarillentos, grandes trofeos y viejas fotos con premios publicados en revistas Bohemias y que atesora sus recuerdos de cuando corría por las calles habaneras y en Ciudad Libertad en los sesenta, en su auto con aquel número 14 tan emblemático, con la sentencia sensacional de: Goyito: El Fantasma de los Ómnibus de Bauta. Era algo increíble.                                                 Hace solo dos días, regresaba de La Habana totalmente aturdido y en cada esquina donde había un grupo de cubanos se rumoreaba del actor Vin Diesel, de si los productores de cine levantarían un edificio para luego derrumbarlo con una explosión en que saldrían ilesos los actores estadounidenses. Regresaba entonces medio distraído con la idea loca de una Habana tan ecléctica de historia y arquitectura que se removería con explosiones y simulaciones acrobáticas de autos impactando los viejos edificios Art Decó, que han aguantado salitre, la desidia y el tiempo sobre ellos. Me monté entonces en un almendrón en La Novia del Mediodía de camino a Bauta. El veterano chofer de unos casi setenta años manejaba su innovado Chevrolet del 56 con suelta voluptuosidad buscándose los pesos, mientras boteaba en la vieja máquinaandante de más de seis décadas, también nos comentaba a todos de los rumores de los americanos metidos ya en La Habana y sin tirar ni un tiro, donde nos aclaró: “ahora Rápido y Furioso por aquí, Rápido y Furioso por allá…”                                                                                                               El veterano chofer, especulaba con orgullo del Chevrolet mutante que manejaba, que según él tenía una historia increíble desde el mismo día que lo trajeron en el ferry City of Havana, y en que paseó por La Habana, arrolló un patrullero quien fuera un esbirro batistiano ahí “medio cabrón” que torturó un día a un viejo amigo suyo de la barriada de La Minina en Bauta, y entonces hablaba muy orgulloso de su Chevrolet donde su primer dueño fue un célebre actor americano que tenía una querida en el Vedado y también lo montó según él un día…el propio Hemingway, “un día”. El veterano chofer, sonreía y aclaraba que también lo había adquirido por poco tiempo por una apuesta un jugador del Almendares al lograr un jonrón en el Estadio del Cerro, y fue a parar ya a finales del 57 hasta un simple obrero de la Textilera Ariguanabo, humilde y proletariado que era él, sirviendo el auto después del 59, en desfiles, en la milicia, en la lucha contra Bandidos, cuando la Crisis de los Misiles y en la Zafra del Setenta cargando machetes, y ya en los noventa cargando toronjas y vendiendo pizzas cuando el Período Especial. Todo un almendrón con historia que ahora se dedicaba a tirar pasajes. Un Chevrolet modelo nacional.                       Al veterano chofer, ahora no le hacía gracia el chiste delas películas con yanquis en La Habana, después que él había luchado en la clandestinidad tirando petarditos contra la guardia rural de Bauta y contra el esbirro de Menocal, ahora nos lanzaba el chiste de que su nieto le había traído el Paquete semanal y salía la noticia de una rubia hermosa que se llamaba Charlize Theron, quien sería la villana del filmde escenas extremas y no se sabía, que auto le asignarían los cubanos… de si un Lada o un Moscovich.                                            Ahora el rumor corre de boca en boca y el cubano alardea y presume de grandes efectos especiales que harán “los americanos” con su típico alarde de helicópteros pasando rasante por el malecón y entre edificios capitalinos como el Hotel Capri, o comandos desembarcando en lo alto del Habana Libre con armamentos de alto calibre, y autos de carreras por todo el malecón habanero, con los súper almendrones cubanos que ya pasaron un casting e inmunes al “somatón”, y de estos quizás en una de las grandes escenas impactando el Hotel Riviera o Galerías Paseo, o autos bajando por todo Prado con sus leones en sombras, para doblar velozmente chillando sus gomas y a un costado de la Fortaleza de la Punta y de fondo, el gran Castillo del Morro que ha presenciado toda una historia insular, tanta historia y ecléctica del paso de colonialistas españoles, de piratas y bucaneros que incendiaban entre murallas, de la Toma de la Habana por los Ingleses, de fusilamientos de estudiantes de medicina, de un Maine en explosión, de intervenciones norteamericanayla entrada triunfante de guerrilleros con todo un pueblo entusiasmado, como al propio Barack Obama en una Bestia rodante en los últimos días y ahora convertido en una fotografía hermosa para vender en el film Rápido y Furioso, donde quizás el propio VinDiesel, mirará la capital de todos los cubanos… desde su faro tan viril y protector sobre rocas de una bahía legendaria, o finalmente se lanzará junto a JasonStathamdel edificio FOCSA, salvando los buenos de los malos, de la “malévola hermosa” de la actriz CharlizeTheron.   Sin dudas… Fast&Furiousganará un Oscar en su saga habanera donde cerrará todo el malecón habanero.Será la primicia. VinDiesel se adelantará a todos. También se anuncia que JasonStathamse paseará por La Habana de todos los cubanos, que Kristofer Hivju, participará en la cinta y muchos aseguran que Vin Diesel, irá a comer helados al Coppelia de 23 y L. Pienso en el viejo bautense Goyito, que un día hace cincuenta años corría autos americanos por los circuitos habaneros y los bautenses muy orgullosos seguían sus carreras. ¿Quizás de filmarse Rápido y Furiosoen los años cincuenta, mi amigo Goyito estuviese ahí en ese casting? El viejo Goyito, que toda su vida posterior fuera un gran bautense y ser humano, un gran mecánico automotriz, un experto en sacar transmisiones, como de innovar ingeniosamente con motores rusos, de montar baterías chinas, de reparar guaguas checas, camiones franceses o autos soviéticos…había sido un experto en su tiempo, de correr por las calles habaneras, y le podría hasta ganar a Vin Diesel. Yo apostaría por él.                                                                                Entonces aquel veterano chofer que luchó en la clandestinidad bautense… me aclara cada día que lo veo en la piquera con rumbo a La Habana con su Chevrolet que, si Vin Diesel se le ocurre filmar en Bauta, por si acaso, su almendrón cubano es sin dudas para esa CharlizeTheron, aunque sea… la mala de la película.

Bauta Tanque regalado

Callejón de los Perros/Bauta.                                                                  Abril/2016

FOTO 1: Alberto Domínguez, conocido en Bauta por el viejo Goyito, en los años cincuenta conducía su almendrón y se hacía llamar en los medios nacionales como: GOYITO EL FANTASMA.                                        FOTO 2: Carreras en Bauta por la carretera central en la década del 50, al fondo el desaparecido Tanque del Acueducto bautense.