Archivo de la etiqueta: fotógrafo

Los misterios fotográficos de Alejandro Ávila García

img_3980-large-largePOR Denys San Jorge

Güira de Melena, tiene sus encantos… una villa antigua, viejas casas de madera con tejas francesas y de estilo balloom frame, un ferrocarril, mujeres hermosas y campos inmensos que se pierden a la vista en colosales sembrados de malangas, con maquinarias y regadíos, que tiran vertiginosamente y humedecen la tierra, hasta más allá de sofocarla y esta se sienta agradecida.

También en sus calles uno puede apreciar como a diario hombres y mujeres, o emigrantes silenciosos, que van en el ir y venir, muy embarrados de fango con sus herramientas después de cultivar la tierra, y verle así la piel dura por el sudor e implacable sol, que como en una peregrinación crea la duda y el misterio del porvenir, el progreso con el éxtasis y el orgullo, o ese sentido inmortal de pertenencia a la tierra, como también a la felicidad y a su orgullo.

Güira de Melena, tiene entonces lugares privilegiados para captar fotos, escenas con sublimes planos y paisajes con excelentes contrastes, buenos encuadres y colores estridentes, que sugieren posteriormente los más disímiles títulos y los más interesantes cuestionamientos de la realidad.

Recientemente la Editorial Unicornio de la provincia de Artemisa, presentó su antología de cuentos: “Lavar y ser feliz”, en la pasada Feria del Libro. Para mi orgullo, la foto de portada titulada: Tanto va el cántaro a la fuente hasta que se rompe ha causado su sensación y pertenece a un rincón de Güira de Melena y su autor, es un buen amigo de estas tierras. Es el fotógrafo Alejandro Ávila García, un amigo de esos de buena garantía y un gran artista del lente, que un día en su serie Los rastrojeros expuesta en su momento en la Galería Provincial de Arte Eduardo Abela, aún sin conocerlo pude apreciar lo de la tierra, el sudor y la gente de Güira de Melena, que labora y sufre con orgullo la tierra.

Fotos como, Que cada hombre aprenda a hacer algo de lo que necesiten los demás, atrapa, sus Retratos nos seducen y su serie, el Desmochador nos muestra lo cubano más allá del peligro del acto de ascender a la cima de una palma real, en su serie Hombres sobre Rieles impresiona el uso estridente de las luces y sombras, y un día frente a su serie Viajando con el Espíritu, quedé estupefacto… y tal parece o nos confunde, a una escena desgarradora, en plena terminal de ferrocarril de Güira de Melena.

En 2015, este impaciente artista guireño, fue el único cubano finalista entre 1.365 fotógrafos procedentes de 39 países participantes, en el Concurso y Exposición del XXI Concurso Latinoamericano de Fotografía documental “Los trabajos y los días”, en la Plazoleta del Centro Administrativo La Alpujarra de Medellín. Anteriormente con su obra Labriegos, en el 2014 obtuvo premio en el concurso fotográfico Miradas Telesur del Canal de Telesur.

Pero no solo es el tema el campo y la criollez, lo es también el mar y la Playa de Cajío es también otra inspiración. En Mayo de 2014, en la XI Bienal de Fotografía convocada por el Centro Provincial de Artes Visuales Eduardo Abela, una obra de su autoría obtuvo Premio de la UNEAC y el Premio del FCBC otorgado por la Filial Artemisa-Mayabeque del Fondo Cubano de Bienes Culturales.

El crítico y periodista Hernán Yglesias Villar afirmó: Este joven fotógrafo logra, desde una propuesta estética bien definida, traducir la realidad en instantáneas de un alto vuelo poético. Allí convergen las combinaciones de colores, el juego con la luz, las transmutaciones de las imágenes hasta recrear en ocasiones una atmósfera surrealista que van arrancando de la cotidianidad esos matices imperceptibles, casi recónditos que develan una emoción inusual.

Alejandro Ávila García, además de un excelente artista que esta hechizado con su buen olfato, al captar esas fotos que nos seducen sobre la faena diaria de su pueblo, de sus campesinos más humildes, que capta la dicha y la felicidad, el trabajo y el sudor, las energías y las tristezas, los agobios y el orgullo, como de los excelentes paisajes cubanos, es un buen amigo de esos de última adquisición.

Recientemente me mostró unas fotos impresionantes de esas que hacen pensar en medio de un pueblo de campo como Güira de Melena, Huachinango o el propio Bauta… pues Alejandro Ávila García, un apasionado a las cosechas y siembras, como a su campo guireño y a los misterios ocultos en los campos cubanos, sabe captar el momento justo, para apretar su obturador y en el lugar adecuado logra herir ahí quizás, donde la mirada nos conmueve, nos saca una lágrima con sus Labriegos, entre cultivos, entre palmas cubanas, entre tierra… bien cerca del paraíso en la Cuba profunda y fascinante, bajo todos los misterios posibles de la tierra que nos da la vida.

labriegos-_-obra-original-largeserie de los Labriegos

libro-unicornio-copia-largetanto-va-el-cantaro-a-la-fuente-hasta-que-se-rompe-largeTanto va el cántaro a la fuente hasta que se rompe”, en portada de publicación artemiseña

denyssanjorge@gmail.com

Callejón de los Perros/Bauta

Noviembre/2016

Anuncios

Todos les vamos a los Cazadores de Artemisa

Todos les vamos a los Cazadores de Artemisa

PHO_5919 (Large)POR Denys San Jorge

Ahora qué la escuadra de los Cazadores de Artemisa, no le va muy bien en la Serie Nacional, pienso enmi hermano Evelio y en un amigo mexicano, este último que un día de 2011, se retrató junto a varios pitcher del equipo artemiseño en tierras bautenses.

Mi hermano, un amante y fanático del deporte y del béisbol cubano en particular. Enemigo uno de Industriales y años antes, un fuerte seguidor de aquel clásico equipo Habana, donde milito el gran José Ibar, Oscar Macías, Ernesto Molinet, el bautense Juan Carlos Linares y anteriormentede colosales peloteros como Romelio Martínez, Pedro Luis Rodríguez y Luis Ignacio González, entre otros… al cual él, iba al propio estadio Nelson Fernández de San José de las Lajas, o al Latinoamericano, a apoyar a su escuadra habanera.

Ahora, sin dudar le vamos a Artemisa, y mi hermano es amigo del estelar Jonder Martínez, y este último quien ahora se desempeña “por desgracia nuestra” en el equipo matancero. Ha visitado nuestra casa en varias ocasiones, y mi hermano, como es habitual no se pierde un partido por la radio o la TV, con una memoria sin igual, repasa estadísticas y record beisboleros antológicos en la isla, como también de esos grandes peloteros cubanos que siguen haciendo su historia, en diferentes clubes internacionales.

En 2011, tuve el placer de recibir en Bauta, la grata visita del amigo y fotógrafo mexicano Mario Montalván, que vivió unos días en el Callejón de los Perros y dentro de aquellos meses en la localidad, cuando la formación de una nueva provincia y donde vio con emoción algunos de mis dibujos publicados en el joven semanario artemiseño. Fueron quince días, donde a la vista de todos, un mexicano o un “anglosajón” andaba por las calles de Bauta, retratando espacios públicos, haciendo amigos, conversando y hablando de arte, donde iba hasta solo a buscar hasta la “libra” de pan y tratando de imitar la jerga del cubaneo insular. Tiempo después recuerdo, de cuando ya se encontraba en su rutina diaria entre el Tecate cervecero y la California estadounidense, me preguntaba por personas con las que interactuó y les estrechó la mano, en Bauta y en el Callejón de los Perros.

Fueron unos días mágicos de comer hasta la picante comida mexicana, unida en fascinante armonía al arroz congrí, con carne de puerco y yuca. Donde, el intruso amigo que andaba por las calles bautenses, tuvo hasta el privilegio invitado por mi hermano Evelio de presenciar y junto a un grupo de vecinos del Callejón de los Perros, tres trascendentales partidos de béisbol en el estadio Severino Méndez de Bauta, entre el equipo recién creado de Artemisa y las escuadras de Pinar del Río, la de Villa Clara y los Industriales.

Aún recuerdo aquellos encuentros de béisbol y el privilegio que tuvo al final de los partidos, de reunir a los astros de la lomita de los infartos, para retratarse junto a todos, y estos, los pitcher Yadier Pedroso, quien falleciera en un accidente tiempo atrás, a Miguel Alfredo, a Lahera, al alquizareño Yulieski González y al estelar Jonder Martínez, le dedicarán su firma en el último día de partido.

Mario, un fanático del baseball y de su equipo local tecatense, como de los Padres de San Diego, en las Grandes Ligas estadounidenses y el cual, va a menudo al Petco Park a presenciar sus juegos, en sus días bautenses lo pudimos ver por las gradas y de un lado al otro documentando con su cámara Canon, escenas, detalles y estelares jugadas de aquellos peloteros que comenzaban a identificarse como los Cazadores de Artemisa. Tal parecía si no un mexicano tradicional al que se está acostumbrado asociar, sino que con su “pinta”, parecía todo un europeo o anglosajón, que llamó la atención entre el público y que cuando alguien le preguntó quién era, respondió con su inconfundible voz mexicana: ¡Yo soy periodista de Artemisa! Al decírmelo recuerdo le dije: ¡Tú estás loco!, y sonreímos. Seguro que nadie le creyó, pero después los bautenses también le pedían: “¡Periodista retrátenos!”.

En medio de la vorágine del último partido, le dije: ¿Mario a quien tú le vas?¿cuál es tu equipo?, donde el intruso y buen amigo mexicano, que tal parecía un californiano estadounidense, me respondió emocionado: ¡Todos les vamos a Artemisa! ¡Qué bien pitchea el Jonder!y terminóconfesándome con mucho cubaneo e igualmente orgulloso, de haber disfrutado aquellos partidos en el suelo patrio bautense: ¡Asere que bueno está ese equipo artemiseño!

con jonder martinez 2012 (1) (Large) (Large)traslado 002 (Large)denyssanjorge@gmail.com

Callejón de los Perros/Bauta

septiembre/2016

FOTO 1: (de izquierda a derecha) los pitcher Yadier Pedroso, quien falleciera en un accidente tiempo atrás; a Miguel Alfredo, mi hermano Evelio, Jonder Martínez y el alquizareño Yulieski González.

FOTO 1:(de izquierda a derecha) Mi hermano Evelio, el estelar pitcher artemiseño Jonder Martínez, dentro de mi casa, en el Callejón de los Perros.

FOTO 3: El mexicano amigo y fotógrafo Mario Montalván al centro de la foto. (de izquierda a derecha)los pitcher Miguel Alfredo, Lahera, Jonder Martínez y Yulieski González.