Archivo de la etiqueta: Historiador de La Habana

El día masónico y bautense de Eusebio Leal

El día masónico y bautense de Eusebio Leal

EUSEBIO LEAL en Bauta (22) (Large)POR Denys San Jorge

Al Q.:H.: Humberto Reinoso

que le duele ver

el busto deshonrado.

 A mi amigo el escultor Juan Quintanilla,

por tan gloriosa obra para el pueblo de Bauta.

En Bauta, cada día cuando paso por su parque municipal y veo el busto en bronce a Antonio Maceo, con sus tres simbólicas estrellas… y a menudo, lo veo sucio en su pedestal de cemento por la desidia ciudadana, como por el abandono estatal que no vela por estas actitudes irresponsables, me duele intensamente y recuerdo mis emociones sentidas, como el orgullo cuando escuché al Historiador de La Habana, el Dr. Eusebio Leal, al inaugurar ahí mismo, ese busto al Lugar Teniente General Antonio Maceo y Grajales, cuando habló con mucha pasión y respeto, acerca del papel que jugó la masonería en nuestras luchas independentistas.

Casi una década después, el 7 de diciembre del 2013, sentí las mismas y raras sensaciones cuando documenté junto a mi colega la cineasta Yessi Lezcano, toda la procesión masónica realizada desde mi Madre Logia Perfecto Lacoste, hasta el Parque Municipal de Bauta, al busto de este gran patriota y masón cubano. Una procesión de respeto de los masones bautenses al prócer de la Independencia cubana por toda la calle Martí, portando una ofrenda floral, banderas cubanas y estandartes masónicos. Era una peregrinación patriótica de la Hermandad masónica hacía el Monumento al Titán de Bronce que murió en los mismos territorios y valles bautenses, en San Pedro, en el lejano año de 1896 bajo la metralla española.

Aquel era una recorrido, como hacía tiempo no se realizaba en Bauta. Nunca en mi caso había visto uno. Era una marcha de respeto y honor al Hermano libertador, donde escuché a muchos masones hablar ahí, mientras tiraba una foto tras otra, como evocaban el día que los visitó aquel gran cubano y entró después con mucho respeto y orgullo a nuestra Centenaria Logia Salvador Cisneros, y que sin ser masón ofreció un discurso magistral sobre la Patria y la Fraternidad en la manigua, sobre héroes, sobre masones, sobre libertadores, sobre cubanos y revolucionarios, mostrando así la importancia indiscutible de la masonería para Cuba.

Los hermanos, allí reunidos aquel diciembre de 2013, lo decían con orgullo hacia aquel semejante al que todos aprecian y respetan, que publicó además el Diario Perdido de Carlos Manuel de Céspedes, y muchos Hermanos bautenses de Bauta, aún recuerdan con satisfacción el día que Eusebio Leal estuvo junto a ellos y acudió al llamado de la Hermandad, como un deber y se reunió junto a los masones en el parque municipal y el pueblo de Bauta, y cuando después fue y se sentó junto a ellos en el interior de la Logia Salvador Cisneros.

Mi amigo el escultor cubano Juan Quintanilla, artista quien vive en la Playa Baracoa de Bauta y autor de este busto, recuerdo cuando me comentó recientemente con mucha satisfacción: “…para mí es un honor y gran orgullo tener una escultura del mayor general Antonio Maceo y Grajales en tan prestigioso lugar, en primer lugar, porque fue una petición de la Masonería de Bauta a Eusebio Leal, y de Leal a mí, y en segundo lugar porque la personalidad de Maceo, sus ideales, su lucha, su vida, representan el humanismo, la hermandad y la solidaridad por los que sabemos están unidos y trabajan todos sus miembros. El día de la develación fue un acto inolvidable, acudieron muchas personas, niños con flores, masones y pueblo en general, muy sabias las palabras de inauguración de Eusebio que habló en el acto inaugural y asombró a muchos por sus profundos conocimientos, como cuando habló dentro de la Logia Salvador Cisneros de Bauta sobre la Masonería en Cuba”.

Aquel 6 de enero de 2004, se celebraba un aniversario más de cuando la Invasión mambisa entró a Bauta en 1896 liderada por Máximo Gómez y el propio Antonio Maceo. Yo estaba como un bautense muy deseoso de ver la develación del busto como de oír a Eusebio Leal y todo el pueblo de Bauta estaba detenido con mucho orgullo. Había una intensa brisa y se recibían los rayos de sol en esas horas de la mañana, donde el Historiador comenzó hablar frente a una multitud congregada, con la pasión que lo caracteriza, comentaba de la Patria y sobre ese busto a ese gran cubano y masón, por iniciativa de las logias masónicas locales (Resp. Logia Salvador Cisneros y Resp. Logia Perfecto Lacoste), donde él mismo obsequió ese busto para Bauta y sus masones, y yo desde la acera del frente como un profano más… escuchaba sus palabras quedando cautivado donde el Historiador mostraba el amor a la Patria y a la figura de Antonio Maceo.

Al final, Eusebio Leal bajaba aquel fino tejido blanco dejando al descubierto el rostro heroico de nuestro Maceo, bajo los fuertes aplausos del pueblo bautense.

Quedaba así, el busto en bronce del escultor Juan Quintanilla develado con las palabras del propio Historiador, frente a la amplia multitud reunida allí de pioneros, masones de todas las logias municipales y de pueblos cercanos como el Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba, también estaban las autoridades locales y el pueblo reunido, que le rendían honores a uno de los cubanos más grandes y trascendentales que ha dado la historia nacional en las luchas por su Independencia, que enorgulleció a la Hermandad y supo del simbolismo de la escuadra y el compás, defendiendo así cómo un ejemplar masón la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad de los hombres en la manigua, y caía entonces en la lejanía del pasado, a la inmortalidad gloriosa dentro de los propios valles bautenses.
EUSEBIO LEAL en Bauta (13) (Large)denyssanjorge@gmail.com

Callejón de los Perros/Bauta

Agosto/2016

 

Anuncios