Archivo de la etiqueta: La Habana

¿Habana Tomada?

¿Habana Tomada?  

POR Denys San Jorge

Bauta, Cuba, 2017. Hace una intensa brisa y estoy sentado en el parque municipal de Hoyo Colorado (Bauta), escuchando a la gente hablar del presidente Donald Trump que no les cuadra nada, lo comentan los viejos veteranos, hombres y mujeres.

Los jóvenes hablan de películas sobre Transformers. Un joven bautense con su móvil en mano le dice a otro que quizás el Donald Trump se convierta en Megatron, el malvado líder un Decepticons y le dé por destruir a su antojo a la Humanidad. Cualquier cosa puede pasar y un joven cubano ya lo pensó en el parque de Bauta…“hace unos días”. Me levanto y no quiero oír del fin de la Humanidad, camino y veo pasar un bicitaxi portando dos banderas: una cubana y una estadounidense por toda la calle Martí y de fondo yace inmortal la Iglesia donde un día ofició el Padre Gaztelu, en la bici suena un reguetón fabuloso de Gente de Zona que lo estremece “gozándolo” todo y que casi choca a mi paso. Más allá de la bici camina Yenisisleidis, y su cuerpo protuberante lo cubre una licra con la bandera de Washington y Lincoln en todo su esplendor, que lo abraza todo… no sé, aunque el cuerpo protuberante de la hembra entre barras y estrellas, entre azules y rojos es descomunal, el chiste con el icono sobre el cuerpo de la cubana… no me gusta y solo exclamo indignado: ¡No es fácil!

Camino y Yenisisleidisse aleja, muy voluptuosa en un segundo plano con la bandera traída por las mulas desde Miami, anda comprando frijoles y yuca en el carretillero de la esquina. La gente habla irónica del mercado de viandas en Bauta destruido y su desabastecimiento total, del indio cubano con su calor desde el cielo y de problemas locales como la basura, la falta de agua, baches, la funeraria destruida y la corrupción por todos lados…Entonces Leocadio, un amigo bautense que admiro, respeto y aprecio mucho, quien fuera uno de esos veteranos que se batieron contra la tiranía y de frente, me dice indignado y con mucha razón de muchas cosas en el pueblo que nos vio nacer, como del busto de nuestro gran Apóstol José Martí en Bauta, donde el pasado 19 de mayo atrás de 2016 no había puesta ni tan siquiera ni una flor… y de los americanos que sin tirar un tiro andan muy rápido por aquí, muy furiosos por allá… y comenta de Vin Diesel y de Rápido y Furioso, y de si el helicóptero con la cámara estremecía en la Habana Vieja el edificio de su sobrino Panchito y solo me dice: ¡No es fácil muchachón! ¡No es fácil! Leocadio, lo dice y tiene toda su razón.

La gente habla de si futuramente vendrán a filmar también nuevas sagas de ciencia ficción en la isla como Parque Jurásico y Godzilla por el Vedado habanero o naves extraterrestres del Día de Independencia, “destrozándolo todo en maquetas” y otro viejo de la clandestinidad sentado a mi lado, comenta indignado como escuchó también un chisme de una película que se filmó en La Habana llamada Transformers, y exclama y se pregunta muy encabronado con su razón a los cuatro vientos: ¡Yo no sé cómo arreglaran después La Habana cuando esos robots que ve mi nieto, le den por desbaratarlo todo más de lo que está por culpa del Bloqueo! ¿Quiénes nos arreglaran después La Habana nuestra? ¿Los imperialistas? ¡Al carajo esa mafia de Miami! ¡No es fácil!

También la gente habla irónica del Presidente Obama que se paseó por Cuba, y del programa de Pánfilo que anduvoen el Paquete, en cada barrio, en cada casa… y del Tampa Bays Rays que derrotóa mi escuadra insular en el Latinoamericano y eso me indigna. ¡No es fácil! y recuerdo cuando ayer llegué a mi casa, y vi a Kiko Mingollo en la puerta con la camiseta del Tampa Bays Rays y un short con la bandera estadounidense que le enviara su hermano desde La Florida con la última mula y me encabrono de sobremanera, cuando no tengo una camiseta del equipo Cuba o mi vecino que quiere y no puede tener una bandera cubana para responderle y pensé dando un fuerte suspiro: ¡No es fácil! Mingollo, un bautense que siempre llega medio alegre, medio en broma y medio irónico hablándome de las últimas estadísticas de Juan Carlos Linares, el pelotero local que juega desde hace ya, en un equipo mexicano después de pasar por la sucursal del Boston y Mingollo, como todas las semanas metrae el “Paquete”, asegurándome que trae un Combo (DVD) con lo último en documentales de la National Geographic Channel. Tomé el DVD pirateado y veo para mi asombro que trae una obra mía en su portada. Donde apareceuna donde superpuse un día a Superman sobrevolando el Vedado habanero y me dice de pronto que quiere comprar un libro que tengo en el librero de mi sala, miro y veo su carátula ya vieja de una edición de años: Conversaciones con el último norteamericanode Enrique Cirules. Un libro fascinante y sin dudas un libro que he retomado a leer en los últimos meses después del 17 de diciembre ha sido este, un libro tan necesario para estos tiempos y el cuálhe leído desde hace años.

En el 2007 realicé ese Superman que Kiko Mingollointrodujo él mismo en el Paquete con la idea de promocionarme para tirarme un salve y solo me dijo: ¡No hay pá pagarte por la caratula y la Promo en el Paquete! ¿Pero espero que no te pongas bravo con el chistecito? !Todo Bauta te verá! y me comentó que un amigo suyo dijo que yo era un irónico, y que tenía mi afinidad por la cultura de consumo… por el chiste de ese Superman y esas obras con ese título de…Habana Tomada, más cuando se enteró que yo invitaba a mi peña Mezcla a cubanoamericanos a presentar libros en Bauta. Solo lo miro en silencio y pienso… ¡No es fácil! Vi entonces ahora mi Superman pirateado como parte de mi serie fotográfica Habana Tomada, y expuesta un día enla exposición colectiva“I like Americadoesamericalike me”, en el espaiZERO1, del Instituto de Cultura de la Ciudad de Olot, en la Cataluña española y curada por mi amiga Zurisaday Viera Muñoz y por Pere Cañada, yahora en el Paquete local. Recuerdo aún con afecto las palabras al catálogo de mi querido amigo y escritor cubano Luis Delgado cuando escribió: La ironía es el recurso que trabaja y emplea Denys San Jorge en su obra, la ironía que conforman los elementos del eclecticismo cubano actual, los que él no simplemente resume y articula para contarnos la realidad, la historia. Y en ese eclecticismo entrampado por el ojo del autor, ningún elemento es casual, nada está ahí por estar...”.

Era cierto en lo irónico de mi obra Habana Tomada en el 2007, lo es también hoy… como él bicitaxi y el cuerpo de la mujer bautense con las banderas norteñas que no me convencen. ¿Sabrá Yenisisleidis con esa licra quienes fueron los grandes Washington y Lincoln? ¿Sabrá ella quién carajo lanzó la primera bomba atómica?¿Sabrá ella lo que hicieron en Vietnam? ¡No es fácil! ¿¡Seguro que no!? En esa serie de mi autoría… las fotografías mostraban en sí como toda la cultura de consumo norteamericana penetraba o se veía reflejada en cada país de cada artista participante. Eran solo seis fotografías con la misma intención y con la técnica cotidiana del fotógrafo particular cubano, la misma con la que actúan en cumpleaños, quince, bodas… mostrando un desbordamiento del kitsch y decidí poner entre otras imágenes a Superman sobrevolando la esquina más céntrica de Cuba y de fondo el Hotel Habana Libre… en la emblemática esquina de 23 y L en el corazón de la Habana.

Hace poco un amigo curador vio estas obras y quedó cautivado… y me incluyó en un proyecto que para mi orgullo estas estarán ahí. Me comentó que en aquella ocasión (2007) me adelanté a los acontecimientosy recordé como “en aquella ocasión” alguien cualquiera e innombrable se me acercó aclarándome con malicia y misticismo a la vez, que tuviese mucho cuidado y que dejara el chisteirónico con el uso de los símbolos e íconosnorteños y me lo dijo como si Habana Tomada fuese contra él mismo, enfatizando en que: “¡Está simpática esta obra! ¡Pero cuídate!”.

En el 2010 nuevamente las expuse,primero en la Fundación Ludwig de La Habana, en mi expo personal Inventario 68 y también junto a otras en la galería mexicana de la ciudad de Tecate, en Baja California en marzo de ese año, una exposición hermosa que recuerdo con cariño, gracias a la artista mexicana Laura Castanedo. Cuando regresé de ese viaje otro cualquiera me hizo la misma aclaración: ¡Cuidado! y también sugirió otras cosas como si fuésemos no confiables, y solo pensé: ¡No es fácil!

¿Qué pasará cuando sigan viniendo los norteamericanos? En Ferry, en aviones, en buques y ojalá sin bloqueo. ¿Cómo seguirán pensando en los pueblos más intrincados cuando lleguen las “guaguas” con norteamericanos? Norteamericanos a ver la cultura, los pueblos, barrios, la gente más común, la gente de pueblo…Ahora con esta nueva invasión del país hermano como ya dibuja en sus caricaturas super-premiadas ÁngelBoligánmuy simbólicamente con sus carros-tanques del Supermercado, o mi amigo el caricaturista Ares pasea de pronto una Estatua de la Libertad asombrada y muy caricaturesca en un almendrón por La Habana gozando, como aquel tema de Gente de Zona… Estos son dibujos hermosos y tienen su simbolismo como mismo lo tienen mi Superman, o los tres autos Chevrolet que aparecieron estacionados en el malecón habanero en el momento de la inauguración de la Embajada estadounidense.

¡¿Seguiremos pensando igual? !En los pueblos más intrincados… Simbolismos y muchos como mismo lo tiene mi serie Habana Tomada. Como mismo lo tienen los rumores. Pero… ¡¿cómo conversaremos con los nuevos amigos?! ¿Seguiremos mirándonos internamente con recelo los unos a los otros sembrando el enemigo rumor cuando veremos a alguien rozar con un norteamericano o un… cubanoamericano? Y después aparecerán otros quizás como aquel cualquiera e innombrable que me vio coqueteando a través de una fotografía con el enemigo a través de una obra de arte en Barcelona e imaginó… fantasmas. ¡No es fácil!

La gente habla irónica de banderas norteñas en muchos lugares, en almendrones, en camisetas, en pañuelos, en bicitaxisy mi vecino combatiente, aunque no le cuadren losamericanos, vacila a la bautense Yenisisleidis con su bandera norteña, que abraza sus piernas y me asegura con sus avanzados años, que la bautense con su piel mulata es increíble a pesar de todo y le pone la cabeza mala. Pero, una cosa es cierta… ¿Mi bandera cubana dónde está? Así me dice mi vecino y tiene razón. ¿Dónde está para mostrarla con orgullo?

La gente habló de cómo Obama se expresó en palabras cubanas al Real Pánfilo y le dijo: ¡No es fácil! y mucho le decimos que quizás tampoco es difícil y seguimos pálante… pero la gente habla y sabe que Cuba (la capital) ahora es esa isla exótica que ya VinDiesel tomóe impactó apresuradamente con la idea de ganarse un Premio Oscar, quizás hasta comprarse un apartamentico en el Vedado antes que vengan los Mercenarios de Stallone, los King Kong o las naves extraterrestres, y quiere hacerlo a su onda, muy Rápido y muy Furioso… ¡No es fácil! Solo hace falta que los Vin Diesel y hasta los Transformers tomen escenas y se lleguen filmándose por la isla entera y suban también a Buey Arriba, se lleguen a pueblos como Huachinango, hasta Bauta y por Artemisa también. ¿Por qué no? Solo pienso en Leocadio, mi amigo combatiente que estáindignado ahora igual con Donald Trumpy me dijo cuando escuchó de americanos, de VinDiesel y de los Transformers: ¡Nos estamos abriendo de patas frente a los cabrones esos! ¡Esos americanos van acabar con este país! ¡Lo van a destruir! ¡No es fácil!

Yo no entiendo mucho de política, menos de economía… pero sé quemi amigo Leocadio tiene razón cuando se indignó al ver a Mickey Mouse en el periódico el artemiseño en todo su esplendor ysolo me miro mis piernas y sé que las tengo bien cerradas “por si acaso”, y trato de no contarle de mi Habana Tomada, más cuando alguien me dijo que era no confiable por el chiste de mi Superman. De pronto no quiero oir ni de Donald Trump convertido en un malvado Megatron de los Decepticons o el fin de la Humanidad. Veo que pasa la hermosa de Yenisisleidis delante nuestro, camina sensual y la vacilamos sin miedo, con bandera norteña incluida…La cubana camina venida de la misma gloria y ambos, lo sabemos cómo dijo un ochentagenario combatiente a nuestro lado con su bastón: “¡Chico que rica está!”.

Prefiero mi Habana, mi Bauta con el ritmo de fondo de Gente de Zona con la gozadera. Yo en cambio tomé La Habana a mi antojo un día, e irónicamente cuestioné y sugerí todo el mismo chistecito que no convence, con el Mickey Mouse junto al niño cubano en la cuna o en la foto del cumpleaños del añito cumplido. Entonces, me adelanté a Hollywood y a VinDiesel… hasta puse un King Kong en La Habana por cuenta propia, mientras manipulélos símbolosy“jugaba”toda una isla, con la misma complicidadahora en Fotoschop, para exponerla un día en Barcelona.

Denys San Jorge

Callejón de los Perros/Bauta

Agosto/2017

FOTO: Superman, en la exposición colectiva “I likeAmericadoesamericalike me”, en el espaiZERO1, del Instituto de Cultura de la Ciudad de Olot.

 

Anuncios

Un libro concreto para una isla abstracta

Un libro concreto para una isla abstracta

1 Portada tomo I - copiaPor Denys San Jorge

Los proyectos de Luis García Peraza (Sagua la Grande, 1940), en el presente se materializan en Cuba, y se comenta de ellos en todos los puntos cardinales a gran velocidad, al tiempo que se distribuyen los libros por Amazon y se promocionan en Facebook, Linkedin y Twitter, nos seducen y enorgullece contra toda marea posible, que bien podría ser abstracta (a veces), en esta isla tan real… tan maravillosa, tan enigmática, de rumores que caen simulando manchas, o que impactan como visualidades ajenas que se enfrentan unas a otras sin sentido, como colores estridentes, o como complementarios que se enfrascan, a veces en un contrapunteo con los colores primarios diluyendo, o huyendo de los mejores sabores abstractos, para disimular así dentro de supuestas apariencias, con sus raras y escurridizas figuraciones, tratando de opacar o desaparecer esas abstractas y encantadoras provocaciones.

García Peraza, es un veterano amigo y un gran cubano que tuve el privilegio de conocer un buen día ya hace unos años, autor y amante de las artes visuales, como a su esposa, la editora Ana Victoria Fon, ahí en su casa de la calle G, en el vedado habanero. Peraza, un apasionado increíble del arte cubano y en especial del arte abstracto, comenzaba a gestar por aquel entonces varios proyectos ambiciosos de temáticas interesantes, ausentes de la literatura del arte cubano: uno era su proyecto de investigación sobre la pintura abstracta en Cuba, la cual complementaba con entrevistas a los pintores abstractos, otro era su proyecto sobre el muralismo en Cuba, cuyas muestras estaba rastreando por toda la Isla; y el tercero, surgido del anterior, se trataba de un proyecto de investigación sobre los siete murales de caricaturas en cerámica, al parecer únicos en el país, existentes en una casa del balneario de Guanabo.

En el libro sobre el arte abstracto García Peraza, tenía el propósito de recopilar información de artistas de varias generaciones, empecinados en continuar con pasión (y contra todas las adversidades) dentro del universo de la abstracción, y de llenar con información ese vacío en la historia abstracta existente en el silencio íntimo de la insularidad cubana. Para orgullo mío, él me seleccionó para el mencionado proyecto, que comenzaba sobre la pintura abstracta, con varias obras de mi autoría realizadas en técnica mixta sobre metal, y también con unos grabados sobre papel. Igualmente he sido partícipe de la exposición colectiva en la Casa del Alba, en mayo-junio del 2014, bajo el título de Cien abstractos. Una colosal muestra curada por la especialista en arte de esa Casa, Evelyn Pérez Gálvez, exposición que se presentó de mayo a junio del 2014, con obras de 82 pintores abstractos cubanos, muchos de los cuales nunca habían expuesto sus obras en La Habana.

Recientemente, la Editorial Arista Publishing Co, de Florida, EEUU, ha publicado interesantes libros de este investigador de la historia del arte cubano. Así hace dos años publicó en soporte de papel el libro El mural cerámico de caricaturas en Guanabo, una investigación sobre el tema antes mencionado. Ahora se publica por ese mismo sello editorial, en marzo 2016: La abstracción en la pintura cubana, libro necesario y de impacto, pues ha sido bien acogido por coleccionistas de arte, críticos, galeristas, museólogos y artistas plásticos en él reunidos, ya que nos muestra el latido y el sentir de generaciones de disímiles artistas cubanos, que siguen creando sus atractivas composiciones entre manchas, chorreados, collages y grandes empastes. O sea, obras de inspiración, ajenas a cualquier escenario mercantil o social que se imponga en los nuevos tiempos, de finales del siglo XX y comienzos del nuevo milenio. Este libro en soporte de papel y dos tomos es una nueva edición revisada, corregida y aumentada, del libro original publicado en febrero 2015 por la Editorial Boloña, de la Oficina del Historiador de La Habana, bajo el título de La pintura abstracta en Cuba. Además, cuenta con dos nuevos trabajos de investigación, y -según informa su autor en Facebook y Linkedin- veintiséis nuevas entrevistas a pintores abstractos. Es decir, en total aglutina a 126 artistas de todo el territorio nacional, con 630 impactantes imágenes de sus obras a todo color. Además, la cronología se actualizó, que fue elaborada por Pedro de Oráa y Elsa Vega, la cual abarca desde 1930 hasta el 2015, y también cuenta con un nuevo prólogo del Dr, Avelino Couceiro.

En sus palabras de presentación del libro digital La pintura abstracta en Cuba, en el Palacio de los Capitanes Generales, editado por Boloña aquel 14 Febrero 2015, Peraza nos informó que había reunido en el mismo entrevistas a cien artistas abstractos, y afirmó: “El resultado de mi investigación lo pueden leer bajo el título de La pintura abstracta, los pintores y su circunstancia, en el que cuento la historia y describo el contexto nacional e internacional en que han desarrollado su obra los pintores abstractos cubanos”.

Sin duda, Peraza sabe de las experiencias de los artistas que han cultivado el diapasón abstracto, y siendo un apasionado de la pintura abstracta (que cultiva, además) aclaró: “…hay pintores reconocidos, conocidos, menos conocidos y desconocidos. Uno de mis objetivos fue hacer un libro inclusivo que tomara en cuenta no solo a los consagrados por la crítica y buscados por coleccionistas, sino también a los menos conocidos y desconocidos, de ciudades del interior, desventura que –generosamente- algunos atribuyen al fatalismo geográfico”.

En el caso del texto de Pedro de Oraá a esta nueva edición publicada por la Editorial Arista Publishing Co., de Florida, y en su texto original en la edición cubana, titulado: El arte abstracto cubano. Otra visión de contemporaneidad, el Premio Nacional de Artes Plásticas 2015, añade en un estudio magistral: “Sabido es que la realidad en torno guarda o descubre asombrosas similitudes con lo abstracto; y sólo al pensamiento humano cabe relevarlas en su capacidad de recreación artística”.

Peraza, tiene publicados, además: El muralismo y los muralistas en Cuba, por la Editorial Boloña, en 2016. Publicó también un trabajo titulado Alemania y los Alemanes en la obra de José Martí, que forma parte del libro en edición bilingüe alemán-español, Marti Heute/Martí hoy, de la Editorial Welt Kreis Verlag, Alemania Federal, posteriormente reproducido en la revista de la Biblioteca Nacional. Este libro recopila ensayos de varios autores alemanes y cubanos sobre José Martí, los cuales fueron presentados en el Simposio acerca de la vida y obra de José Martí, celebrado en Wuppertal en 1983.

Sin duda García Peraza, ahora nos regala trabajos de investigación convertidos en libros para el público que se interesa en conocer nuevas facetas de la historia del arte cubano. Por eso, considero que tienen validez las palabras con las que él terminó la presentación de su libro aquella tarde en el portal de los Capitanes Generales, cuando concluyó: “…a quien tenga algo que decir a que lo escriba para ampliar los horizontes de nuestra memoria histórica, que junto a la identidad nacional constituyen pilares del patrimonio cultural de la nación”.

En fin, me parece que La abstracción en la pintura cubana es un libro necesario, concreto e impactante, para esta isla tan abstracta en medio de sus circunstancias actuales, a las que por cierto el arte no está ajeno, aunque a veces también nos enajenamos, a veces ni dormimos y nos dejamos llevar hasta desaparecer entre maravillosos gestos y manchas. Quizás para muchos sin sentido de la cotidianidad abrumadora, pero para otros con mucho sentido, como una necesidad de nuevos sueños y soluciones. Aunque esos gestos, esas abstractas composiciones siempre seducirán haciéndonos pensar, y a otros que miran anonadados, los harán cuestionarse o dudar, de las manchas de su propia realidad, tan necesaria, tan abstracta y cotidiana.

2 Portada libro pintura abstracta bOLOÑA (Large) denyssanjorge@gmail.com

Callejón de los Perros, Bauta

Julio, 2016

Cubanoamericana amiga expone en la Belforte del Chienti italiana

YOSSI ITALIA (1)Muchos amigos que compraron o les regalé mi libro de cuentos Patria interior, publicado por Ediciones Unicornio siempre me han preguntado con duda, con misterio y hasta digamos que interesados: ¿De quién es el blúmer rojo de Patria interior? La autora de esta obra erótica en la portada del mismo es Yossiel Barroso Almeida y esta obra fue parte de su tesis en la Academia San Alejandro en 2004 donde mostraba detalles de su intimidad personal.

Ahora esta artistay gran amiga cubanoamericana radicada en Hialeah, Florida, nos impacta con una excelente exposición que acaba de llevar y exponer en la ex Iglesia de San Sebastián, en el Centro Histórico de Belforte del Chienti, en Italia.La atrevida muestra titulada Notallowed, fue inaugurada el 12 de Junio formando parte así de los eventos organizados por la organización internacional Terra dell’Arte y patrocinados por la Municipalidad de Belforte del Chienti, donde se pueden apreciar sus maniobradas composiciones digitales y muy inteligentes dentro de un universo hibrido de su imaginería.

Como afirmara el artista y uno de los directores de Terra dell’Arte Alfonso Caputo: “[..] No es una mera reproducción de modelos aparentemente superados, sino más bien la interpretación original, en forma absolutamente contemporánea, de una potencialidad conceptual y expresiva. La mirada es muy agradable y todo el trabajo es un incentivo para salir del rígido control de la racionalidad. Libre desde limitaciones formales, este artista ofrece su arte sin formalidad y sin ningún tipo de dogmatismo.La libertad de su creatividad se transmite al observador creando una agradable sensación de ligereza, de la cual, sobre todo en los momentos más críticos de nuestra existencia, individual y colectiva, se siente absolutamente una gran necesidad.

Yossiel Barroso Almeida, nació en 1982 en La Habana, viviendo en la barriada de Buenavista. Se graduó en la especialidad de Pintura en la Academia San Alejandro, donde posteriormente trabajo como profesora siendo especialista en la Galería José Antonio Díaz Peláez de dicha institución y participó en Cuba en exposiciones como en diferentes eventos internacionales.

En 2009 la Revista Critica de la Universidad Autónoma de Puebla en México y dirigida por Armando Pinto, le publicó el número 133 de su edición de agosto con su obra.

YOSSI ITALIA (5)

Denys San Jorge

denyssanjorge@gmail.com

Callejón de los Perros/Bauta

Junio/2016

El sufrimiento de mi Delegado o nuestra Zanja en su Laberinto

El sufrimiento de mi Delegado o nuestra Zanja en su Laberinto                                    DELEGADO (1) POR Denys San Jorge                                                                                          denyssanjorge@gmail.com

El principal problema que afecta a un barrio cubano que lo atraviesa una Zanja como el Callejón de los Perros en Bauta, son las inundaciones. Recuerdo cuando niño y junto a Ediel, Eduardito, el Pirri y Arielito corríamos por esa Zanja, como mataperros, como niños sanos que jugábamos sanamente libremente por nuestro barrio, del cual siempre he estado orgulloso.

Recuerdo de cómo antes se podía caminar por dentro de la misma, y veíamos como en ella solo corría agua, una fina y delgada línea de agua en su fondo. Pero en el periodo especial fueron desapareciendo por fechorías humanas, las lozas para pisos y corrales de puercos. Ahora al llover y estar la Zanja sin limpiarse desde hace tiempo, no cumple así su debida función. Menos alberga la capacidad de agua, al estar tan llena de hierbas y árboles, que cada día crecen más sus matorrales, avivándose una tupida selva y basurero. Los vecinos esperan una vez más que por parte de los organismos de comunales y alcantarillados del municipio, lleguen a limpiar a su debido tiempo todo lo que debe ser limpiado por ellos. No que lleguen al barrio y deleguen sobre los vecinos la culpa, convocándolos a que se introduzcan sin los equipos idóneos, sin guantes, sin botas incluso a limpiar con su cuerpo metido en la maleza con machete en mano aclarándoles qué, la Zanja nos afecta a nosotros, en fin… entre el agua sucia y todas las clarias posibles. ¿Por qué un vecino debe hacer esta labor cuando el Estado Cubano después de tanto sacrificio, destina un presupuesto para acueducto y alcantarillado en cada municipio?

Su nombre es Ariel Santana Borrego, y es mi Delegado del Consejo Popular no. 2, de la circunscripción no. 13, en Bauta, provincia de Artemisa. El vecino que elegí cuando levanté la mano en varias ocasiones, para que me representara como elector de mi circunscripción, a todas las instancias dentro de nuestro municipio y la sociedad. En varias ocasiones, pues un día decidió renunciar cuando el municipio, no respondió a los intereses del barrio con su Zanja, de no poder preservar aquel presupuesto que nos da las instituciones estatales, para el desarrollo de nuestra circunscripción y el municipio … y el barrio metió su grito en elecciones parciales que se produjeron: ¡Queremos a Ariel! ¡Solo a él! Fue un grito masivo y democrático frente al vendaval de funcionarios haciéndole la guerra a mi Delegado por “quejoso”. ¿Quejoso? Después pude presenciar apoteósicamente como en tres reuniones la mayoría de la masa, lo reelegimos en toda la circunscripción y para mi asombro, el hombre con orgullo de su condición de revolucionario, de patriota y buen vecino con la verdad en la mano, llega hasta donde haya que llegar para nuestro bien y eso me enorgullece.

Hace poco, a raíz de tener un Delegado tan “quejoso”, cuestionador y que le interesa de verdad el barrio, ha removido cielo y tierra a instancias superiores y dice que hasta la Luna no para más cuando vio “cosas raras en Bauta” con el presupuesto destinado a la Zanja en Bauta.

Recuerdo como en cierta ocasión llegaron a limpiar un día, a escavar apresuradamente cuando el ciclón estaba entrando por los límites del pueblo, arrasando… Quizás piensen que sea un chiste, pero no. Como el pasado evento Meteoro, que llegaron y limpiaron con motivo a tan importante fecha el día antes, mientras se auto-filmaban con cámaras y celulares. ¿Qué estaban filmando? ¿Acaso este gesto es una burla frente a los vecinos?, pero igual puede ser asumido si se mira desde la óptica del vecino, hasta una burla para lograr la tarea, o una burla que es peor en todas sus dimensiones, al evento Meteoro en sí, y eso si es grave, y el delito es de ellos. En conclusión, el “habitual” cumplir, cumplir, cumplir. Pero… ¿y el resto del año cuando no hay eventos? Cuando no hay Meteoro, cuando no hay nada. ¿Por qué no la limpian? Qué hacer cuando ves que no limpian la Zanja como se debe y en algunos casos cuando la limpian, dejan la basura al borde de la misma, para que después esta vuelva al fondo con el próximo aguacero. Ahí uno dice… ¡Que brutos! O lo inaudito, que lleguen y limpien solo a ambos lados del puente que pasa sobre esta, un hueco cada vez más profundo, a tal punto que ya hay una poceta olímpica, y no limpien al interior de la misma, solo a la profundidad más íntima del hueco, a su interior oculto como si de llegar al interior del hueco o el centro de la tierra, pensasen en solucionar el problema del barrio. En fin, el problema me toca de cerca, más cuando oigo que aclaran habitualmente que depende de un “súper presupuesto nacional”. Uno piensa entonces y el presupuesto recaudado en el municipio, tal parece que se dedica a otros “fines”. Quizás sea muy cierto.

Ahí me viene a la mente otras “necesidades”, nuevos parques en Bauta, un Tanque (de adorno) del Acueducto sin sistemas de alcantarillados (de Bonito) a precios estratosféricos, la Funeraria destruida con la sabia idea de ponerla en un Teatro, y después en la sede de los Combatientes en Bauta, por no tener presupuesto planificado. Perforaron cuatro huecos al manto freático para que se fueran las aguas albañales y de alcantarillas del pueblo, para después sellarlo porque el CITMA mandó a cerrarlos. ¿A quién se le ocurre perforar dentro de un pueblo? ¡Qué horror! Y cuándo te hablan el mismo teque que no convence en un barrio con una detonante Zanja, oyes que te dicen: “Estamos trabajando muy duro, estamos haciendo lo posible e imposible, estamos teniendo logros, estamos combatiendo…” ¿Combatiendo qué? ¡Están destruyendo! Recuerdo que así le dije hace poco a un funcionario frente a la Zanja junto a mi Delegado, cuando trataba de seducir del tema y de las proezas para limpiarla, aclarándole yo que los que combatíamos éramos nosotros contra las ratas, mosquitos, cucarachas y después contra el agua con sus clarias putrefactas.

Por otra parte, el pueblo entero está con salideros, fosas por las calles que bajan desde el reparto la Cubalina, y hasta detrás del Teatro municipal, se está avivando una nueva laguna de aguas residuales y putrefactas, justo a dos cuadras de la Asamblea Municipal. Los residuos al final vierten en un solo objetivo: la Zanja, una Zanja u otra Zanja en otro lugar, pero es una Zanja como la de muchos, con vecinos incluidos, y muchos dicen con su razón: Bauta se fue al ocaso…

La evidencia está ahí, bien clara. ¿Hasta dónde vamos a llegar? Quizás enfermos o ahogados en temporada ciclónica entre raras especies de peces, como las clarias, o mosquitos que fomenten crías como el Zika. Ya hay algunos escépticos que comentan orgullosos acerca de la misma Zanja, como la casa del Zika o el pulmón del pueblo de Bauta, y nada de eso me da gracia. Quizás hasta sea cierto. Creo que se debe analizar y no solo “maquillar la piel de mi Zanja”, a raíz de algún evento importante, reunión o la visita de algún político… menos dejar las lomas de sedimentos sacados de la misma Zanja a un borde de esta, para que florezca una pradera. ¡Hasta cuando!

Hace ya como un mes atrás a raíz de tener un Delegado tan “quejoso”, llegaron y tiraron dos camiones de polvo, con el fin de sellar la Zanja, para reparar o silenciar al Delegado. Asegurando que iban a meterse adentro a cavar, sacar árboles, suciedades, sedimentos y no han hecho nada, de nada, nadita. Ya ha pasado un mes y el agua de un lado sube, sube, requetesube y uno piensa en otras cosas… ¿Los mosquitos de la familia del Dengue o el Zika, ahí no dan crías? ¿Cuándo arreglaran la Zanja? ¿Para qué vertieron esos dos camiones de polvo ahí sin sentido y objetivo? ¿Quién responde por eso? Al paso que va, todo ese polvo vertido, se irá con las aguas. ¡Ah claro! Todo es de Liborio y del Estado, no son de ellos.

Mi Zanja anda en un laberinto donde no entra ese presupuesto del estado que viene desde arriba y se desvía… y mi Delegado sufre con nuestras incesantes quejas ya para la próxima reunión del delegado a sus vecinos, como del tema del mosquito en nuestras casas y en la Zanja no. ¿Acaso no hay presupuesto del Estado? ¿Dónde estaba el que prometieron en la pasada reunión en el barrio a los vecinos? A ya recuerdo, disculpen… la misma respuesta de siempre hacia el pueblo y por el pueblo para el que trabajan. Mientras tanto, que el Delegado haga como le dijo una vecina hace unos días con su razón asegurándole que aquí abajo todos se protegían las espaldas y le comentó: ¿¡Hasta el Comité Central no pares, no pares que aquí no nos responden, no nos respetan!? ¿¡Sigue removiendo el tema de la Zanja para que vean allá arriba como está esto aquí abajo!? Quizás sea cierto.

Esperamos ahora el segundo proceso donde rinde mi Delegado, y debe darnos una respuesta concreta y que nos convenza… ¿Llegará la respuesta después del presupuesto prometido que dijeron frente a la masa, los funcionarios de la Asamblea Municipal de Bauta, que estaba para colmo en una gaveta? Presupuesto que dijeron se vencía de no ejecutarlo en el tiempo comprometido. Será como esa canción de Buena Fé, donde parafraseo: la Zanja que pasa por el patio de mi casa no aparece en el mapa de mi ciudad…

Esperamos entonces en el barrio a mi Delegado, que nos debe responder a todos, al anciano, al pionero, a la federada, al obrero, hacia mi familia… entendemos al final al Delegado que elegimos nosotros por mayoría, por ser un vecino honesto que nos habla claro y no nos miente, como apreciamos su gestión en este laberinto burocrático en que él tampoco tiene nuestra solución, y ya hasta tengo pena con mi Delegado, con su esfuerzo en vano, con las respuestas y el peloteo municipal o provincial con mi Zanja. Pero todos les gradecemos que nos siga defendiendo como lo hace. Que yo sé, que él… tiene la razón y ver si gana la batalla, la nuestra contra la de ellos y sus respuestas que no convencen, ni nos convencerán al paso que van en este pueblillo de Bauta con sus historias que andan como rumores de boca en boca… y mientras tanto que no llueva, que la próxima crónica será en muchos botes salvavidas por el dique de polvo que vertió un funcionario inteligente, porque del barrio, de seguro que no nos vamos… nos ahogamos.

DELEGADO (4)DELEGADO (3)DELEGADOCallejón de los Perros/Bauta                                                                                                                    Abril 2016

FOTOS: Ariel Santana Borrego, Delegado del Consejo Popular no. 2, de la circunscripción no. 13, en Bauta, provincia de Artemisa.

El síndrome de Babilonia

El sindrome de Babilonia (6)

Por Denys San Jorge Rodríguez

Yo me indigno cuando algo no me convence, y me enorgullezco cuando veo a otros que actúan con ese sentido increíble de pertenencia, con mucha identidad y con el patriotismo necesario para batallar contra lo mal hecho. Hace unos días llegó el amigo Tito Pepín a mi casa, un bautense con un gran sentido de identidad y nieto del viejo Prudencio Quintana, otro amigo campesino muy orgulloso de su Finca. Una finca hermosa nombrada La Lealtad y muy llena de frutales, mangos, mameyes, guanábanas, hasta peras y duraznos. Una finca que las veces que he ido he podido presenciar, que ahí sí saben proteger y amar la tierra.

Tito Pepín, llegó igualmente muy indignado y me hizo recordar ese día dos cosas, a un amigo bautense y veterano combatiente muy indignado por los árboles que crecían encima de lo que fuera la UJC Municipal de Bauta. La otra, me hizo recordar aquellas diferentes obras y muy geniales de artistas cubanos contemporáneos, donde de pronto comenzaron aparecer en instalaciones, fotografías y pinturas, una céntrica fachada en la Habana Vieja que trascendió con su arquitectura y un viejo cartel, que nos vislumbraba en todo su esplendor donde decía: LA MARAVILLA, y que encima crecía un árbol, que se hizo inmenso a través de las obras que inspiró y de los años que estuvo ahí. Qué ironía. Fue este lugar punto de enfoque del obturador de disímiles artistas posmodernos, pintores de feria que reproducían en serigrafía “pál inglés” y turistas extranjeros muy curiosos que inmortalizaron aquella escena en que maravillosamente se convertía la sociedad desquebrajada por las raíces demoledoras, y todos documentaban la destrucción natural sobre la mano inteligente del hombre cubano y tan capitalino.

Entonces Tito Pepín, me hizo recordar esto… cuando muy orgulloso en una memoria flash me mostró aquel documental sobre los Jardínes Colgantes de Babilonia, una de las Maravillas del Mundo Antiguo, aclarándome que lo sacó del dichoso Paquete. Fue un documental apabullante cuando lo vi. Creo sin dudas que El Paquete, contra algunos escépticos que puedan herirse si puede resultar, muy interesante. No todo ahí es malo… Es sin dudas un producto muy inteligente y Tito Pepín, a pesar de ser muy joven lo sabe, y sabe además cuidarse de su contenido, como buen joven revolucionario de este país.

Mientras conversábamos del documental que circulaba pude percatarme que Tito Pepín, es un joven que siente y padece por su pueblo y me comentó de pronto muy pensativo: “La escultura que está a la entrada del pueblo no tiene nada que ver con los Jardínes Colgantes de Babilonia, pero le está creciendo una matica… creo que es una mata de laurel en la misma puntica… y son destructivas”.

   Cuando un joven cubano piensa, puede resultar conmovedor e inteligente. Tito Pepín, sabía en su condición de Guajiro al igual que su ancestro, de la calidad destructiva y de las características de la mata que crecía como de la magnitud del problema en ese sitio, en “la puntica”. Sabía que esa rama u otras que crecían por diferentes techos en Bauta desde hacía ya, nada tenía que ver con los fascinantes Jardínes de Babilonia, menos con los que él y su abuelo promovían en su extraordinaria finca, pero si sabía que podía provocar algo muy demoledor. Era verdad y también algo muy parecido a lo que en Bauta crecía desde hacía ya años a un costado del Teatro, en la hermosa casa que fue un día de la UJC Municipal y que ya tiene hoy un bosque completo encima, que crece, crece, crece… y van lo cortan y vuelve a crecer, y mientras crece destruye la edificación, solo cortan y sale a la luz nuevamente, y que empezó igual por una ramita, como las mismas que están creciendo y se pueden ver encima de diferentes organismos estatales en Artemisa, en Güira de Melena, en el Tribunal de Caimito y otros en Guanajay… y digamos que en Cuba entera.

Recordé como hacía tan solo unos días atrás junto a Ezequiel Sánchez Silva y Álvaro Pérez, dos grandes amigos artistas, hablábamos sobre este tema allí frente a la escultura bautense. Debatimos en ese momento sobre el futuro de las obras emplazadas en la naciente provincia de Artemisa, sobre su variedad de estilos, “su calidad” y sacamos a tono, la que se encontraba a la entrada de Bauta y frente a nosotros. Una verdadera escultura, aprobada en su momento por CODEMA, donde “La Matica de laurel”, ahora crecía. Esta obra fue realizada junto a otras a pocos metros de ahí, por dos grandes artistas valencianos y amigos de Cuba a finales del siglo pasado en esta localidad. Dos esculturas colosales que nos seducen por su fascinante minimalismo, dos obras que pasan inadvertidas para muchos, pero son dos obras que se integran respetuosamente a su entorno y que al verlas podemos respirar un verdadero ejemplo de la escultura ambiental, que se ha realizado en esta provincia y mi amigo Juan Quintanilla, sabe a qué me refiero cuando de escultura se trata. Según Ezequiel y Álvaro, sus autores son Julian Abril y Vicente Ortiz, dos escultores valencianos que un buen día llegaron a este pueblo y esculpieron estas piezas donándolas para Bauta y este país.

Tito Pepín, si bien me comentaba muy herido de “La Mata que crecía en la escultura del artista español…”, quedó prendido de lo que vió y solo me hablaba de aquellos jardínes de Babilonia con su grandiosa y enigmática flora, que construyó aquel rey Nabucodonosor II, que se convirtió en una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, que han sido sin dudas algo fastuoso que trascendió como un obsequio histórico a la memoria de la Humanidad. Según Tito Pepín, él quisiese hacer eso en la Finca de su abuelo tan llena de frutales, de mangos, con mameyes y guanábanas sobre un césped tan hermoso que quizás no tengan nada que envidiarles a los jardínes del rey persa. Por mi parte sabía que era verdad.

Pero, jardín y maleza, son dos conceptos muy diferentes, y eso lo sabe mi amigo el veterano combatiente muy indignado que estaba orgulloso de su sede de la UJC en Bauta que un día se dejó perder, un hombre digno que luchó en Angola, que cree en Cuba y en su Revolución, asegurándome que tenía hasta ganas de ir “pá arriba” a dar la queja en La Habana, ya que aquí no hacía efecto. Pero la azotea de la otrora UJC en Bauta, no es el jardín que embellece, es la maleza que destruye. Menos lo que Tito Pepín, vio en el documental del Discovery, tiene que ver con los techos donde crece la maleza, el olvido y abraza el abandono con sus raíces al lado del Teatro de Bauta, y a las que yo he nombrado como El síndrome de Babilonia… desde hace un buen tiempo después de que vengo presenciando en diferentes instituciones estatales, el deterioro de algunas de las mismas y como padecen igualmente del síndrome que las abraza, que las consume. ¡La hierba crece y no la cortan! Así dicen muchos, y además mi amigo de los combatientes de Bauta muy colérico… ¿Qué está pasando? Si bien no es una maravilla, es nuestro patrimonio, y es un raro fenómeno de abandono a la vista de todos que viene acrecentándose en el país, es sin dudas el abandono por parte de diferentes organismos y funcionarios locales. Es síntoma del olvido y la desidia, como si la ramita que crece, no hiciera daño al país, o no importase… o fuese necesario, crear un desglosado presupuesto con años de antelación, armar una súper brigada capacitada, planificar grúas o importar un veneno mortal traído de la propia Amazona, o lo peor… destruir la edificación para eliminar el problema de “cuestionadores e indignados” en torno al problema. ¿Quién es el responsable? Pero tampoco son los jardínes que quisiese ver Tito Pepín en su finca, es la pérdida de sensibilidad de muchos que, si bien ven esta crítica, se escuden en justificaciones. Pero… ¿con la maleza, con la hierba y árboles que ha crecido ya durante meses, años… que excusa pondrán? ¿Acaso hace falta un cálculo para ejercer esta noble labor? Pero cortar maleza, árboles en los tejados y las raíces que se disipan en las paredes de fachadas o en “verdaderas esculturas” a ojos vista de todos, no es un trabajo sobrenatural.

Tito Pepín, a pesar de ser un joven guajiro, y de ver El Paquete, tiene una gran sensibilidad por su pueblo, por esta isla y una gran fe en su proceso revolucionario y deseamos que nuestra Cuba supere muchos obstáculos institucionales, burocráticos y “mentales”, como asegura el profesor Calviño, que dejan al menos que la hierba crezca en distintas fachadas como la antigua casa que fue de la UJC en Bauta, donde mi amigo el veterano combatiente se encuentra indignado con razón. Pero… ¿Qué pasaría si los escultores españoles Julian Abril y Vicente Ortiz vieran sus obras consumidas al ocaso por la maleza? Unas esculturas donadas un día como símbolo de la solidaridad con la isla cubana y a Bauta.

Creo que, si al paso que van estas matas con todas sus malezas, no lograran convertirse en una maravilla de la Humanidad, convertidas en El síndrome de Babilonia… si de seguro borrarán de la faz de la tierra y de la memoria de sus habitantes edificaciones y monumentos como lo hermoso que fueron, antes que dejaran que la maleza con sus raíces exterminadoras la consumieran y la vertieran al olvido entre los escombros, como La Maravilla que un día fueron, o la idea es borrar el ayer y una cosa cierta es por la culpa de los que aún… no se indignan ni se indignarán.

El sindrome de Babilonia. DENYS SAN JORGE (2)

Callejón de los Perros/Bauta

Abril/2016

FOTO1 y 2: Escultura en Bauta de los artistas españoles Julian Abril y Vicente Ortiz.

 

Mi almendrón bautense para Charlize Theron

Copia de DSC04357

POR Denys San Jorge                                                                                 Hay que estar hoy en cualquier piquera de almendrones del país, para oír a sus choferes como desean ser partícipe de la última entrega de la saga de Rápido y Furioso, donde quieren ejercer los más nobles protagónicos siendo quizás choferessecundarios de los autos, como mecánicos, engrasadores o fregadores, utileros y por qué no,como actores… y que el propio Vin Diesel le exploté su auto… o lo lancé de lo más alto del FOCSA habanero. No importa. Puro orgullo criollo, muy cubano e insular donde no faltarán las solicitudes de autógrafos y si VinDiesel, quiere dejar su nombre, aunque sea rayando con un punzón la pintura nueva de un almendrón, no importa.                                      Desde que las noticias se dispararon en las redes, por memorias flash, por el Paquete, en Bauta… y en media Cuba ya hablan y rumorean por aquí, y por alláde esta cinta con espectaculares grabaciones que se tomarán en esta Habana tan ecléctica después del 17D.                          A raíz de la parafernalia de Rápido y Furioso, me recordé de dos cosas, una eran un grupo de viejas fotos que me habían obsequiado recientemente,donde se había corrido un circuito por toda la carretera central en los años cincuenta y una escena hermosa de un automóvil en la misma curva a la entrada de Bauta y de fondo el emblemático Tanque de la Conaca bautense. Una foto hermosa con aquel tanque del acueducto tan insignia del pueblo.                                                           La otra, era Alberto Domínguez, conocido en Bauta por el viejo Goyito, un veterano bautense quien fuera corredor de autos norteamericanos en los años cincuenta con gran éxito, que cuando lo vi la primera vez me sacó orgulloso muchos recortes amarillentos, grandes trofeos y viejas fotos con premios publicados en revistas Bohemias y que atesora sus recuerdos de cuando corría por las calles habaneras y en Ciudad Libertad en los sesenta, en su auto con aquel número 14 tan emblemático, con la sentencia sensacional de: Goyito: El Fantasma de los Ómnibus de Bauta. Era algo increíble.                                                 Hace solo dos días, regresaba de La Habana totalmente aturdido y en cada esquina donde había un grupo de cubanos se rumoreaba del actor Vin Diesel, de si los productores de cine levantarían un edificio para luego derrumbarlo con una explosión en que saldrían ilesos los actores estadounidenses. Regresaba entonces medio distraído con la idea loca de una Habana tan ecléctica de historia y arquitectura que se removería con explosiones y simulaciones acrobáticas de autos impactando los viejos edificios Art Decó, que han aguantado salitre, la desidia y el tiempo sobre ellos. Me monté entonces en un almendrón en La Novia del Mediodía de camino a Bauta. El veterano chofer de unos casi setenta años manejaba su innovado Chevrolet del 56 con suelta voluptuosidad buscándose los pesos, mientras boteaba en la vieja máquinaandante de más de seis décadas, también nos comentaba a todos de los rumores de los americanos metidos ya en La Habana y sin tirar ni un tiro, donde nos aclaró: “ahora Rápido y Furioso por aquí, Rápido y Furioso por allá…”                                                                                                               El veterano chofer, especulaba con orgullo del Chevrolet mutante que manejaba, que según él tenía una historia increíble desde el mismo día que lo trajeron en el ferry City of Havana, y en que paseó por La Habana, arrolló un patrullero quien fuera un esbirro batistiano ahí “medio cabrón” que torturó un día a un viejo amigo suyo de la barriada de La Minina en Bauta, y entonces hablaba muy orgulloso de su Chevrolet donde su primer dueño fue un célebre actor americano que tenía una querida en el Vedado y también lo montó según él un día…el propio Hemingway, “un día”. El veterano chofer, sonreía y aclaraba que también lo había adquirido por poco tiempo por una apuesta un jugador del Almendares al lograr un jonrón en el Estadio del Cerro, y fue a parar ya a finales del 57 hasta un simple obrero de la Textilera Ariguanabo, humilde y proletariado que era él, sirviendo el auto después del 59, en desfiles, en la milicia, en la lucha contra Bandidos, cuando la Crisis de los Misiles y en la Zafra del Setenta cargando machetes, y ya en los noventa cargando toronjas y vendiendo pizzas cuando el Período Especial. Todo un almendrón con historia que ahora se dedicaba a tirar pasajes. Un Chevrolet modelo nacional.                       Al veterano chofer, ahora no le hacía gracia el chiste delas películas con yanquis en La Habana, después que él había luchado en la clandestinidad tirando petarditos contra la guardia rural de Bauta y contra el esbirro de Menocal, ahora nos lanzaba el chiste de que su nieto le había traído el Paquete semanal y salía la noticia de una rubia hermosa que se llamaba Charlize Theron, quien sería la villana del filmde escenas extremas y no se sabía, que auto le asignarían los cubanos… de si un Lada o un Moscovich.                                            Ahora el rumor corre de boca en boca y el cubano alardea y presume de grandes efectos especiales que harán “los americanos” con su típico alarde de helicópteros pasando rasante por el malecón y entre edificios capitalinos como el Hotel Capri, o comandos desembarcando en lo alto del Habana Libre con armamentos de alto calibre, y autos de carreras por todo el malecón habanero, con los súper almendrones cubanos que ya pasaron un casting e inmunes al “somatón”, y de estos quizás en una de las grandes escenas impactando el Hotel Riviera o Galerías Paseo, o autos bajando por todo Prado con sus leones en sombras, para doblar velozmente chillando sus gomas y a un costado de la Fortaleza de la Punta y de fondo, el gran Castillo del Morro que ha presenciado toda una historia insular, tanta historia y ecléctica del paso de colonialistas españoles, de piratas y bucaneros que incendiaban entre murallas, de la Toma de la Habana por los Ingleses, de fusilamientos de estudiantes de medicina, de un Maine en explosión, de intervenciones norteamericanayla entrada triunfante de guerrilleros con todo un pueblo entusiasmado, como al propio Barack Obama en una Bestia rodante en los últimos días y ahora convertido en una fotografía hermosa para vender en el film Rápido y Furioso, donde quizás el propio VinDiesel, mirará la capital de todos los cubanos… desde su faro tan viril y protector sobre rocas de una bahía legendaria, o finalmente se lanzará junto a JasonStathamdel edificio FOCSA, salvando los buenos de los malos, de la “malévola hermosa” de la actriz CharlizeTheron.   Sin dudas… Fast&Furiousganará un Oscar en su saga habanera donde cerrará todo el malecón habanero.Será la primicia. VinDiesel se adelantará a todos. También se anuncia que JasonStathamse paseará por La Habana de todos los cubanos, que Kristofer Hivju, participará en la cinta y muchos aseguran que Vin Diesel, irá a comer helados al Coppelia de 23 y L. Pienso en el viejo bautense Goyito, que un día hace cincuenta años corría autos americanos por los circuitos habaneros y los bautenses muy orgullosos seguían sus carreras. ¿Quizás de filmarse Rápido y Furiosoen los años cincuenta, mi amigo Goyito estuviese ahí en ese casting? El viejo Goyito, que toda su vida posterior fuera un gran bautense y ser humano, un gran mecánico automotriz, un experto en sacar transmisiones, como de innovar ingeniosamente con motores rusos, de montar baterías chinas, de reparar guaguas checas, camiones franceses o autos soviéticos…había sido un experto en su tiempo, de correr por las calles habaneras, y le podría hasta ganar a Vin Diesel. Yo apostaría por él.                                                                                Entonces aquel veterano chofer que luchó en la clandestinidad bautense… me aclara cada día que lo veo en la piquera con rumbo a La Habana con su Chevrolet que, si Vin Diesel se le ocurre filmar en Bauta, por si acaso, su almendrón cubano es sin dudas para esa CharlizeTheron, aunque sea… la mala de la película.

Bauta Tanque regalado

Callejón de los Perros/Bauta.                                                                  Abril/2016

FOTO 1: Alberto Domínguez, conocido en Bauta por el viejo Goyito, en los años cincuenta conducía su almendrón y se hacía llamar en los medios nacionales como: GOYITO EL FANTASMA.                                        FOTO 2: Carreras en Bauta por la carretera central en la década del 50, al fondo el desaparecido Tanque del Acueducto bautense.

El día que brinqué… al norte

mexico 2010 (47) (Large)POR Denys San Jorge Rodríguez

No hay dudas que cuando un cubano va a viajar al exterior… se protege. ¡Claro! Por si acaso, “se salvaguarda y muy bien” con todo lo posible sobre la faz de la isla que va desde un resguardo de Yemayá, hasta un baño espiritual con flores bien blancas, o un azabache, o un Ojito de Santa Lucía, quizás una tirita algo roja, un elegguá y lo más importante… un diente de ajo.                                                         Cuando me invitaron a exponer en Marzo del 2010 a Tecate en México recordé de pronto a Yunquiel, un amigo bautense que un día fue y brincó a los Estados Unidos por ahí mismo. ¡Quizás según Yunqui debía protegerme! El Yunqui, como le decíamos en el barrio lo recuerdo como algo increíble. El Yunqui, me dijo que llevó en su viaje de no retorno varias “prendas”, según él había brincado al norte por problemas económicos y allí, en Tecate fue donde tiró un diente de ajo de su huerto personal de La Minina en Bauta donde vivía, pero también tiró uno al salir de Cuba, otro cuando entró al aeropuerto del DF. igual, y también al salir de territorio mexicano tiró su último diente de ajo que llevó de Bauta. Este último me dijo lo sembró allí en la tierra en el suelo gringo. Bien profundo para que floreciese. ¿Cómo era posible? Gastar ajo, y probar para que otro obtuviese su cultivo en tierras desconocidas, con los tremendos precios del ajo de la isla.                Pero un viaje a México, a exponer en la frontera con los Estados Unidos puede resultar una fiesta innombrable. Cuando me invitaron a exponer en Marzo del 2010, decidí no pensar como mi amigo Yunquiel que tanto se auto protege, se lo dije y muy emocionado me pedía que llevara un dientecito de ajo, por si acaso y si yo… decidía algo. ¿Qué podría decidir? Quedé en silencio viendo aquel mensaje electrónico, donde me pedía que tirase un diente de ajo al salir de Bauta, otro a punto de salir de Cuba, uno al llegar al DF y otro en la galería donde expondría… Recuerdo que se despidió amistosamente enviándome un fuerte abrazo como… “Yunquiel alias el Ajo”. ¿Pero Ajo? El ajo está muy caro Yunqui, menos comprar una ristra de ajo completa, no se puede estar comprando ajo para botar en cada esquina por un gustazo espiritual, siempre he pensado eso pero Yunquiel no. Allí expondría en la Galería de Tecate, de Baja California mi muestra fotográfica Habana Tomada, con más de una docena de fotografías que representaban todo ese posible y real abanico del consumismo norteamericano en Cuba, y que yo veía a mi alrededor en los cumpleaños de los niños…                      Los cumpleaños de los niños… en la isla, puede resultar alarmante. Los padres retratan a sus hijos y después le piden por encargos a los fotógrafos que en Fotoschop les peguen superhéroes como Batman y Spiderman, animados de Disney, princesas, monstruos como Shrek y hasta villanos. ¿Por qué? ¿Cómo es posible? Inspirado en esta diatriba realicé mi serie Habana Tomada, que si bien exageraba algo la situación, era en sí mi complicidad al gesto noble de los padres y la acción por encargo del fotógrafo comercial en cada barrio cubano.  Pero en Marzo del 2010 salí de viaje y no usé ajo, llegué al norte de la frontera tecatense invitado por la gran artista mexicana Laura Castanedo. Un viaje a México DF. y ver su fastuosidad desde el aire es impresionante, fui a Toluca y después de perder un vuelo llegué una noche a Tijuana y en una guagua fui al día siguiente hasta el pueblo de Tecate. En ese viaje fui viendo la frontera herida con cruces que evocaban los miles de muertos en ese inmenso muro y del otro lado aquel… ahora nuestro “antiguo enemigo”.                                           Hace unos días corrían las noticias por todo el planeta: “Se abrirán embajadas en Washington y La Habana a partir del 20 de julio”. Mi amigo Yunquiel, me escribió desde California aclarándome que el Presidente Barack Obama debía tener un buen diente de ajo que lo protegiese y sino él se lo fabricaría con orishas africanos, que la cosa no se podía joder y que él invocaría con ajo… me comentó además que él a pesar de haberse ido, pedía por Obama: “Pá que tó esto se diera! ¡Pa que no se echara pá atrá! ¡Pá que nadie lo jodiera!                               Obama, decía al Mundo que Este es un paso histórico”, lo dijo a la Humanidad entera y confesó: “Pido al Congreso que dé pasos necesarios para levantar el embargo que impide a los americanos viajar a Cuba (…) Hay estadounidenses que quieren viajar a Cuba. Hay empresas estadounidenses que quieren invertir en Cuba”. Lo dijo junto al Vicepresidente Joe Biden, en el Rose Garden de la Casa Blanca y Yunquiel me escribía emocionado desde Playas de San Diego al instante donde tenía un huerto de cultivos de ajo bajo paneles solares de última generación, en lo alto de un rascacielos.              Anteriormente estuve en el 2007 con Nelson Herrera Ysla y dos amigas más. Recuerdo que en aquella ocasión no llevé ningún diente de ajo, también en Tijuana brincamos al norte y nos retratamos con un pie en México y otro en la arena que llevaba a Playas de San Diego. De allí le traje a mi vecina Florencia una piedra del suelo norteamericano, me las pidió y yo no le pregunté, solo se las traje. Pensé en mi amigo bautense más conocido por Yunquiel alias el Ajo, que toda su vida la ha basado en el ajo como solución de vida y salvamento. Traté de buscar aquel retoño insular o aquella mata que de seguro había florecido en el punto fronterizo tecatense, y que según Yunkiel me aclaró: ¡Mi matica de ajo Denys! ¡Búscala que seguro floreció y retrátate con ella! Miré a mí alrededor y no encontré nada, el ajo bautense-cubano en Tecate no floreció…                                                                                                   Miré a mi amiga Giovanna y su esposo Cesar mientras me retrataban más allá de la reja de hierro, justo al lado de la bandera estadounidense y sonreí a la cámara fotográfica. Sonreí mirando la ruta por donde caminó un día mi amigo bautense y suspiré. Yo decidí regresar a Bauta con mucho orgullo, y regresaba con aquella imagen preciosa en la frontera tecatense. Salía de allí directo a tomar una cerveza Tecate en el centro del pueblo que daban gratis al entrar a la propia fábrica.                                                                                              El día anterior Habana Tomada se inauguró y había quedado hermosa. Mi amigo Emilio escribía en su web “Tecate tomada” con mucha lucidez y yo tenía en mi bolsillo una buena cabeza de ajo que compré en el mercado y que prometí a mi amigo bautense que vivía en Playas de San Diego. Pero ni la usé, menos la tiré en ningún punto acordado para mi protección. Tomé no solo el diente de ajo, sino la cabeza de ajo completa que había llevado, y no lo sembré en el suelo desértico del norte de Tecate como acordé con el buen amigo bautense Yunquiel, solo lo tiré bien lejos del otro lado y muy cerca y a los pies del guardia fronterizo que tenía un M16 en sus manos. El tipo no se percató nunca del ajo al lado de su bota, pero si tenía una cara de tranca del carajo. Era sin dudas… mi espaldarazo a la Ley de Ajuste Cubano.

mexico 2010 (48) (Large)

Callejón de los Perros/Julio 2015.