Archivo de la etiqueta: peña MEZCLA

¿Habana Tomada?

¿Habana Tomada?  

POR Denys San Jorge

Bauta, Cuba, 2017. Hace una intensa brisa y estoy sentado en el parque municipal de Hoyo Colorado (Bauta), escuchando a la gente hablar del presidente Donald Trump que no les cuadra nada, lo comentan los viejos veteranos, hombres y mujeres.

Los jóvenes hablan de películas sobre Transformers. Un joven bautense con su móvil en mano le dice a otro que quizás el Donald Trump se convierta en Megatron, el malvado líder un Decepticons y le dé por destruir a su antojo a la Humanidad. Cualquier cosa puede pasar y un joven cubano ya lo pensó en el parque de Bauta…“hace unos días”. Me levanto y no quiero oír del fin de la Humanidad, camino y veo pasar un bicitaxi portando dos banderas: una cubana y una estadounidense por toda la calle Martí y de fondo yace inmortal la Iglesia donde un día ofició el Padre Gaztelu, en la bici suena un reguetón fabuloso de Gente de Zona que lo estremece “gozándolo” todo y que casi choca a mi paso. Más allá de la bici camina Yenisisleidis, y su cuerpo protuberante lo cubre una licra con la bandera de Washington y Lincoln en todo su esplendor, que lo abraza todo… no sé, aunque el cuerpo protuberante de la hembra entre barras y estrellas, entre azules y rojos es descomunal, el chiste con el icono sobre el cuerpo de la cubana… no me gusta y solo exclamo indignado: ¡No es fácil!

Camino y Yenisisleidisse aleja, muy voluptuosa en un segundo plano con la bandera traída por las mulas desde Miami, anda comprando frijoles y yuca en el carretillero de la esquina. La gente habla irónica del mercado de viandas en Bauta destruido y su desabastecimiento total, del indio cubano con su calor desde el cielo y de problemas locales como la basura, la falta de agua, baches, la funeraria destruida y la corrupción por todos lados…Entonces Leocadio, un amigo bautense que admiro, respeto y aprecio mucho, quien fuera uno de esos veteranos que se batieron contra la tiranía y de frente, me dice indignado y con mucha razón de muchas cosas en el pueblo que nos vio nacer, como del busto de nuestro gran Apóstol José Martí en Bauta, donde el pasado 19 de mayo atrás de 2016 no había puesta ni tan siquiera ni una flor… y de los americanos que sin tirar un tiro andan muy rápido por aquí, muy furiosos por allá… y comenta de Vin Diesel y de Rápido y Furioso, y de si el helicóptero con la cámara estremecía en la Habana Vieja el edificio de su sobrino Panchito y solo me dice: ¡No es fácil muchachón! ¡No es fácil! Leocadio, lo dice y tiene toda su razón.

La gente habla de si futuramente vendrán a filmar también nuevas sagas de ciencia ficción en la isla como Parque Jurásico y Godzilla por el Vedado habanero o naves extraterrestres del Día de Independencia, “destrozándolo todo en maquetas” y otro viejo de la clandestinidad sentado a mi lado, comenta indignado como escuchó también un chisme de una película que se filmó en La Habana llamada Transformers, y exclama y se pregunta muy encabronado con su razón a los cuatro vientos: ¡Yo no sé cómo arreglaran después La Habana cuando esos robots que ve mi nieto, le den por desbaratarlo todo más de lo que está por culpa del Bloqueo! ¿Quiénes nos arreglaran después La Habana nuestra? ¿Los imperialistas? ¡Al carajo esa mafia de Miami! ¡No es fácil!

También la gente habla irónica del Presidente Obama que se paseó por Cuba, y del programa de Pánfilo que anduvoen el Paquete, en cada barrio, en cada casa… y del Tampa Bays Rays que derrotóa mi escuadra insular en el Latinoamericano y eso me indigna. ¡No es fácil! y recuerdo cuando ayer llegué a mi casa, y vi a Kiko Mingollo en la puerta con la camiseta del Tampa Bays Rays y un short con la bandera estadounidense que le enviara su hermano desde La Florida con la última mula y me encabrono de sobremanera, cuando no tengo una camiseta del equipo Cuba o mi vecino que quiere y no puede tener una bandera cubana para responderle y pensé dando un fuerte suspiro: ¡No es fácil! Mingollo, un bautense que siempre llega medio alegre, medio en broma y medio irónico hablándome de las últimas estadísticas de Juan Carlos Linares, el pelotero local que juega desde hace ya, en un equipo mexicano después de pasar por la sucursal del Boston y Mingollo, como todas las semanas metrae el “Paquete”, asegurándome que trae un Combo (DVD) con lo último en documentales de la National Geographic Channel. Tomé el DVD pirateado y veo para mi asombro que trae una obra mía en su portada. Donde apareceuna donde superpuse un día a Superman sobrevolando el Vedado habanero y me dice de pronto que quiere comprar un libro que tengo en el librero de mi sala, miro y veo su carátula ya vieja de una edición de años: Conversaciones con el último norteamericanode Enrique Cirules. Un libro fascinante y sin dudas un libro que he retomado a leer en los últimos meses después del 17 de diciembre ha sido este, un libro tan necesario para estos tiempos y el cuálhe leído desde hace años.

En el 2007 realicé ese Superman que Kiko Mingollointrodujo él mismo en el Paquete con la idea de promocionarme para tirarme un salve y solo me dijo: ¡No hay pá pagarte por la caratula y la Promo en el Paquete! ¿Pero espero que no te pongas bravo con el chistecito? !Todo Bauta te verá! y me comentó que un amigo suyo dijo que yo era un irónico, y que tenía mi afinidad por la cultura de consumo… por el chiste de ese Superman y esas obras con ese título de…Habana Tomada, más cuando se enteró que yo invitaba a mi peña Mezcla a cubanoamericanos a presentar libros en Bauta. Solo lo miro en silencio y pienso… ¡No es fácil! Vi entonces ahora mi Superman pirateado como parte de mi serie fotográfica Habana Tomada, y expuesta un día enla exposición colectiva“I like Americadoesamericalike me”, en el espaiZERO1, del Instituto de Cultura de la Ciudad de Olot, en la Cataluña española y curada por mi amiga Zurisaday Viera Muñoz y por Pere Cañada, yahora en el Paquete local. Recuerdo aún con afecto las palabras al catálogo de mi querido amigo y escritor cubano Luis Delgado cuando escribió: La ironía es el recurso que trabaja y emplea Denys San Jorge en su obra, la ironía que conforman los elementos del eclecticismo cubano actual, los que él no simplemente resume y articula para contarnos la realidad, la historia. Y en ese eclecticismo entrampado por el ojo del autor, ningún elemento es casual, nada está ahí por estar...”.

Era cierto en lo irónico de mi obra Habana Tomada en el 2007, lo es también hoy… como él bicitaxi y el cuerpo de la mujer bautense con las banderas norteñas que no me convencen. ¿Sabrá Yenisisleidis con esa licra quienes fueron los grandes Washington y Lincoln? ¿Sabrá ella quién carajo lanzó la primera bomba atómica?¿Sabrá ella lo que hicieron en Vietnam? ¡No es fácil! ¿¡Seguro que no!? En esa serie de mi autoría… las fotografías mostraban en sí como toda la cultura de consumo norteamericana penetraba o se veía reflejada en cada país de cada artista participante. Eran solo seis fotografías con la misma intención y con la técnica cotidiana del fotógrafo particular cubano, la misma con la que actúan en cumpleaños, quince, bodas… mostrando un desbordamiento del kitsch y decidí poner entre otras imágenes a Superman sobrevolando la esquina más céntrica de Cuba y de fondo el Hotel Habana Libre… en la emblemática esquina de 23 y L en el corazón de la Habana.

Hace poco un amigo curador vio estas obras y quedó cautivado… y me incluyó en un proyecto que para mi orgullo estas estarán ahí. Me comentó que en aquella ocasión (2007) me adelanté a los acontecimientosy recordé como “en aquella ocasión” alguien cualquiera e innombrable se me acercó aclarándome con malicia y misticismo a la vez, que tuviese mucho cuidado y que dejara el chisteirónico con el uso de los símbolos e íconosnorteños y me lo dijo como si Habana Tomada fuese contra él mismo, enfatizando en que: “¡Está simpática esta obra! ¡Pero cuídate!”.

En el 2010 nuevamente las expuse,primero en la Fundación Ludwig de La Habana, en mi expo personal Inventario 68 y también junto a otras en la galería mexicana de la ciudad de Tecate, en Baja California en marzo de ese año, una exposición hermosa que recuerdo con cariño, gracias a la artista mexicana Laura Castanedo. Cuando regresé de ese viaje otro cualquiera me hizo la misma aclaración: ¡Cuidado! y también sugirió otras cosas como si fuésemos no confiables, y solo pensé: ¡No es fácil!

¿Qué pasará cuando sigan viniendo los norteamericanos? En Ferry, en aviones, en buques y ojalá sin bloqueo. ¿Cómo seguirán pensando en los pueblos más intrincados cuando lleguen las “guaguas” con norteamericanos? Norteamericanos a ver la cultura, los pueblos, barrios, la gente más común, la gente de pueblo…Ahora con esta nueva invasión del país hermano como ya dibuja en sus caricaturas super-premiadas ÁngelBoligánmuy simbólicamente con sus carros-tanques del Supermercado, o mi amigo el caricaturista Ares pasea de pronto una Estatua de la Libertad asombrada y muy caricaturesca en un almendrón por La Habana gozando, como aquel tema de Gente de Zona… Estos son dibujos hermosos y tienen su simbolismo como mismo lo tienen mi Superman, o los tres autos Chevrolet que aparecieron estacionados en el malecón habanero en el momento de la inauguración de la Embajada estadounidense.

¡¿Seguiremos pensando igual? !En los pueblos más intrincados… Simbolismos y muchos como mismo lo tiene mi serie Habana Tomada. Como mismo lo tienen los rumores. Pero… ¡¿cómo conversaremos con los nuevos amigos?! ¿Seguiremos mirándonos internamente con recelo los unos a los otros sembrando el enemigo rumor cuando veremos a alguien rozar con un norteamericano o un… cubanoamericano? Y después aparecerán otros quizás como aquel cualquiera e innombrable que me vio coqueteando a través de una fotografía con el enemigo a través de una obra de arte en Barcelona e imaginó… fantasmas. ¡No es fácil!

La gente habla irónica de banderas norteñas en muchos lugares, en almendrones, en camisetas, en pañuelos, en bicitaxisy mi vecino combatiente, aunque no le cuadren losamericanos, vacila a la bautense Yenisisleidis con su bandera norteña, que abraza sus piernas y me asegura con sus avanzados años, que la bautense con su piel mulata es increíble a pesar de todo y le pone la cabeza mala. Pero, una cosa es cierta… ¿Mi bandera cubana dónde está? Así me dice mi vecino y tiene razón. ¿Dónde está para mostrarla con orgullo?

La gente habló de cómo Obama se expresó en palabras cubanas al Real Pánfilo y le dijo: ¡No es fácil! y mucho le decimos que quizás tampoco es difícil y seguimos pálante… pero la gente habla y sabe que Cuba (la capital) ahora es esa isla exótica que ya VinDiesel tomóe impactó apresuradamente con la idea de ganarse un Premio Oscar, quizás hasta comprarse un apartamentico en el Vedado antes que vengan los Mercenarios de Stallone, los King Kong o las naves extraterrestres, y quiere hacerlo a su onda, muy Rápido y muy Furioso… ¡No es fácil! Solo hace falta que los Vin Diesel y hasta los Transformers tomen escenas y se lleguen filmándose por la isla entera y suban también a Buey Arriba, se lleguen a pueblos como Huachinango, hasta Bauta y por Artemisa también. ¿Por qué no? Solo pienso en Leocadio, mi amigo combatiente que estáindignado ahora igual con Donald Trumpy me dijo cuando escuchó de americanos, de VinDiesel y de los Transformers: ¡Nos estamos abriendo de patas frente a los cabrones esos! ¡Esos americanos van acabar con este país! ¡Lo van a destruir! ¡No es fácil!

Yo no entiendo mucho de política, menos de economía… pero sé quemi amigo Leocadio tiene razón cuando se indignó al ver a Mickey Mouse en el periódico el artemiseño en todo su esplendor ysolo me miro mis piernas y sé que las tengo bien cerradas “por si acaso”, y trato de no contarle de mi Habana Tomada, más cuando alguien me dijo que era no confiable por el chiste de mi Superman. De pronto no quiero oir ni de Donald Trump convertido en un malvado Megatron de los Decepticons o el fin de la Humanidad. Veo que pasa la hermosa de Yenisisleidis delante nuestro, camina sensual y la vacilamos sin miedo, con bandera norteña incluida…La cubana camina venida de la misma gloria y ambos, lo sabemos cómo dijo un ochentagenario combatiente a nuestro lado con su bastón: “¡Chico que rica está!”.

Prefiero mi Habana, mi Bauta con el ritmo de fondo de Gente de Zona con la gozadera. Yo en cambio tomé La Habana a mi antojo un día, e irónicamente cuestioné y sugerí todo el mismo chistecito que no convence, con el Mickey Mouse junto al niño cubano en la cuna o en la foto del cumpleaños del añito cumplido. Entonces, me adelanté a Hollywood y a VinDiesel… hasta puse un King Kong en La Habana por cuenta propia, mientras manipulélos símbolosy“jugaba”toda una isla, con la misma complicidadahora en Fotoschop, para exponerla un día en Barcelona.

Denys San Jorge

Callejón de los Perros/Bauta

Agosto/2017

FOTO: Superman, en la exposición colectiva “I likeAmericadoesamericalike me”, en el espaiZERO1, del Instituto de Cultura de la Ciudad de Olot.

 

Anuncios

En San Lorenzo… con Rafael Acosta de Arriba

En San Lorenzo… con Rafael Acosta de Arriba

DSC01096POR Denys San Jorge

Hay libro que se agradecen su lectura y si vienen dedicados de obsequio mucho más, hay libros prodigiosos que te seducen y te llevan al mismo pasado de manera mágica y uno sin saber de pronto cómo llega, pero está ahí, entre montañas, entre balas, entre heridas… Son libros tan necesarios que debieran reimprimirse una vez tras otra, más cuando hablan y evocan la Patria nuestra.

Uno que agradezco tenerlo es Los silencios quebrados de San Lorenzo. Su autor es un gran cubano que siempre admiré desde que era un estudiante de la Academia San Alejandro, y que es sin dudas Rafael Acosta de Arriba. En Bauta, y en mi peña Mezcla, he tenido el privilegio en varias ocasiones de contar con la presencia de este gran ensayista, crítico de arte y poeta increíble de incalculable valía.

La primera vez en Bauta… presentó su fastuoso libro de fotografía La seducción de la mirada (Editorial Polymita), un excelente proyecto bien acogido por la crítica y la intelectualidad cubana como por coleccionistas internacionales y público en general, que muestra el tránsito de la fotografía del desnudo en Cuba desde mediados del siglo XIX hasta el 2013. La segunda ocasión ahí mismo en la biblioteca bautense, fue junto al coleccionista cubanoamericano Emilio Cueto, otro amigo en común.

Recuerdo que, en esa primera visita a Bauta y en mi casa, me obsequió su libro de Los silencios quebrados de San Lorenzo, sobre la figura de nuestro Padre de la Patria, quién siempre he admirado y quién además era masón y Venerable Maestro de la Logia Buena Fé en Manzanillo.

En Los silencios quebrados… pude apreciar muchos detalles de la vida del ex-presidente de la República Carlos Manuel de Céspedes, donde con su lectura quedaba estupefacto y pude hasta sufrir en aquellos sitios montañosos y de grandes despeñaderos mientras leía, imaginando sus últimos pasos y su caída al abismo errante del martirio. Es sin dudas un libro magnífico, que he disfrutado de sobremanera en los últimos tiempos y que ya más de una veintena de amigos bautense me lo han pedido para disfrutar sobre aquel lejano lugar donde Céspedes, pasó sus últimos días y que Acosta de Arriba disertó en torno a este lugar de una forma magistral, con un elevado sentido de identidad y de patriotismo.

En torno a este libro el Dr. Eusebio Leal, planteó: «Después de concluir la lectura meditada del precioso libro Los silencios quebrados de San Lorenzo, mi espíritu ha quedado como sobrecogido por la misma emoción que se percibe al caminar por aquel paraje de la sierra oriental… El autor ha estudiado todo, absolutamente todo lo que hasta hoy se ha escrito sobre el hombre del 10 de octubre. Esta obra es como una lámpara encendida, de aquellos que se colocaban en el paraninfo de los templos en la antigüedad clásica».

Es muy cierto. Una de las anécdotas que recuerdo de Acosta de Arriba, es cuando me comentó fascinado que fue al mismo lugar de San Lorenzo a presenciar por que le era muy necesario la escena cuando el Padre de la Patria se sintió rodeado y amenazado a muerte, para ver igualmente por donde caminó, donde se sintió también amado y sintió la brisa fresca, o ver donde se sintió desterrado y traicionado, o estuvo así sus últimas horas aquel iniciador de las guerras independentistas del 10 de octubre contra aquel batallón español que provocó su muerte el 27 de febrero de 1874 y sin escolta alguna, y era mágico oírlo ahí en mi casa en el Callejón de los Perros, en Bauta contar sobre su experiencia allá en aquellas olvidadas lomas con tanta épica.

Agradezco a Rafael Acosta de Arriba su regalo, con el cual también me he sentido increíblemente apasionado y seducido a caer frente al mismo abismo en San Lorenzo, no importa, más con este libro tan patriótico y necesario, tan cubano.

FOTO Alejandro Avila En mi peña MEZCLA presentando La seducción de la mirada

 denyssanjorge@gmail.com

Callejón de los Perros, Bauta

Julio, 2016

 

Mi Virgencita para el Papa Francisco

CARTA PAPAL A DENYS SAN JORGE (Large)

Hace unos días recordé aquel instante cuando le exclamé al Padre Eloy Domínguez, actual párroco de la Iglesia Municipal Nuestra Señora de la Merced de Bauta: ¡Mi virgen para el Padre Francisco! Sonrió de emoción cuando se la entregué en sus manos, y tuve la grata posibilidad de hacerle llegar mi obra La Virgen de Papá y mi sueño con el cobre, a su Santidad el Papa Francisco, en su visita oficial a Cuba. El amigo y periodista Miguel Terry Valdespino afirma en la última edición del periódico el artemiseño que es quizás la más significativa de toda mi obra.

La Virgen de Papá y mi sueño con el cobre… es una obra que realicé en 2011 y es sin dudas uno de esos trabajos fotográficos que más admiro y de los que no puedo despegarme. Viene intrínseco ahí la fe, el metal y la memoria familiar… y tiene muy íntimamente conmigo un gran misterio, a partir de una composición de herramientas de mecánica que pertenecieron a mi padre, armadas sobre una plancha de metal y simulando una virgen cubana, la virgen de todos… la Virgen de la Caridad del Cobre.

Fue expuesta primeramente en la exposición “Del símbolo a la metáfora” en el Arzobispado de la Habana, bajo la curaduría de la curadora y crítica de arte Sussette Martínez Montero, quién me convocó para dicha muestra que después llevó en un itinerario de arte cubano por tierras mexicanas en el 2012, la obra fue expuesta posteriormente en México, dentro de la muestra colectiva “Virgen de la Caridad del Cobre. Miradas múltiples en la plástica de Cuba”, en la Galería Central del CENART de México DF., para llevarse a la Catedral de la Ciudad de México en otra expo, bajo el título de: “Virgen de la Caridad del Cobre”, finalmente en ese periplo azteca se llevó a la Galería Libertad, en Querétaro en la muestra colectiva “Virgen de la Caridad del Cobre. Miradas múltiples en el arte cubano”.

 La obra, también ha aparecido publicada en la Revista CRÍTICA de la Universidad Autónoma de Puebla en México, dirigida por Armando Pinto, donde utilizó dicha obra en una de sus páginas de ese número 166, y un día para mi asombro el crítico de arte y ensayista Rafael Acosta de Arriba, a quien admiro mucho, me dio la excelente noticia de que esa obra mía aparecía publicada en el colosal libro: “La Virgen de la Caridad del Cobre en el alma del pueblo cubano”, del coleccionista cubanoamericano Emilio Cueto, a quién después tuve el honor de tener en mi peña MEZCLA en la Biblioteca Municipal de Bauta, y presentó dicho libro.

Recientemente el Padre Eloy Domínguez, me entregó una carta escrita desde la Secretaria de Estado de la Santa Sede en el Vaticano, donde un asesor de su Santidad el Papa Francisco, me enviaba el agradecimiento del Papa, por mi obra La Virgen de Papá y mi sueño con el cobre que un día me propuse regalarle y que de obsequio, le envié.

DEL SIMBOLO A LA METAFORA (1) (Large)

denyssanjorge@gmail.com

Callejón de los Perros/Bauta

Junio/2016

La cultura de Bauta ayer y hoy

La cultura de Bauta ayer y hoy

1 001 (Large)Por Denys San Jorge Rodríguez

Bauta, en lo cultural tiene mucho que contar, ya que es un lugar que nunca ha estado quieto y es mi deber tratar de hablar de todos sin excepción. Para mi orgullo, Bauta es un municipio que ha creado y que ha respirado buena cultura a través de toda su historia, llevándola muy adentro, en la sangre; y los artistas e intelectuales que la visitan o la “escuchan”, cuando llegan a interactuar con nosotros desde la capital habanera, México o el propio Washington D.C., se sienten impresionados, atraídos y seducidos por la energía cultural que se respira en el terruño cada día. Como me dijo un amigo recientemente, y muy agradecido, con mucho orgullo: en Bauta la “cosa” es distinta, no hay comparación.

Hace ya unos años el escritor y periodista Miguel Terry Valdespino, quien siente a este pueblo muy adentro y a sus amigos artistas, me aseveró que Bauta era algo así a una capital cultural de la antigua provincia de La Habana en toda su extensión. Hoy, dividida en dos, y en la parte que nos tocó estar repartidos, su latido es intenso en esta rama, que repercute incluso en la propia capital, Artemisa, con la mayoría de las obras plásticas y de artistas bautenses en lugares prominentes y privilegiados de dicha ciudad. Es muy cierto. Viene a tono entonces el proverbio popular cuando plantea que uno cosecha lo que siembra, es un hecho que se esparció consecutivamente desde hace décadas. Como también en muchas ocasiones se ha afirmado que los pueblos que tienen memoria y la conservan, o al menos “se atreven” a conservarla, progresan, quizás ahí esté la receta oculta. Aunque sea poco a poco, avanzan a un buen ritmo trascendiendo a lo universal. Así dicen y es verdad.

El despegue cultural se debe en gran parte al Mons. Ángel Gaztelu Gorriti, (Navarra, 1914–Miami, 2003), quien vino a bendecir con toda su bondad esta tierra, en la que ofició desde inicios de la década de 1940 hasta el año 1957. Después, nombres como el del poeta Carlos Jesús Cabrera Enríquez, calificado por Alberto Guerra Naranjo como un poeta del dolor, y que falleciera hace dos años, son inseparables de este terruño. Carlos, gran admirador del Padre Gaztelu, nos enseñó apasionadamente a creer a través de sus ensayos en el fenómeno de Orígenes, fue un gran promotor cultural con su peña Tarde de Pueblo y creó, desde Bauta, obras como el poemario multi-premiado El restaurador anónimo, ensayos que recopiló en Se busca un título, la colección de cuentos Con zarpas de terciopelo y su novela Este era tu deseo.

Para mi orgullo, anteriormente existieron personalidades que tuvieron gran repercusión en la cultura del municipio, como el maestro Carlos Valdés Rosas y ese otro poeta del dolor, el masón Julio Carrasco Herrera, cuyos bustos fueron develados en el parque municipal en la década de 1940. Este último inspiró a sus coterráneos a que le dedicaran una calle, cerca de mi casa, en la primera mitad del siglo XX, que me enorgullece y que bien merece el rescate de su nombre para los transeúntes. Bien lo sabe Abilio Estévez, que desde Barcelona, donde reside, me ha contado anécdotas interesantes de cuando él caminaba por ese mismo trillo asfaltado donde residió su familia, que después dejó de llamarse así y devino en el popular Callejón de los Perros (mi barrio), y hasta lo ha citado en sus novelas publicadas en Europa y en ensayos que vieron la luz en la revista de la Uneac, La Gaceta de Cuba; también lo sabe Emilio Ichikawa, que vivía ahí mismo, muy cerca de mi casa y donde creó sus libros: El pensamiento agónico o La escritura y el límite.

Bauta, ha tenido además intelectuales como el masón René Valdés Acosta, nuestro primer historiador municipal, con una visión muy revolucionaria en toda su dimensión, y que tanto nos legó en ese libro llamado Con la Kodak del Recuerdo y los Viejos Cafés Bautenses, publicado en la década del cuarenta y del que el propio Abilio Estévez guarda un ejemplar con mucho celo.

Volviendo al Padre Gaztelu, autor del poemario Gradual de laudes, que bien sabía de la importancia de la cultura y de su palpitar en su época, se sintió atrapado más que nadie en este otro Edén cubano y convirtió su parroquia en el punto de fuga para que varios creadores, conducidos por José Lezama Lima, expresaran lo más universal y lo mejor de lo cubano. Apareció entonces en el territorio, gracias a él, esa amalgama de intelectuales que después ha trascendido como Grupo Orígenes. Ellos dejaron, para deleite de nosotros, una huella inmortal en las grandes obras que hasta hoy se encuentran en la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced, en Bauta, y en la Iglesia de Nuestra Señora de la Caridad, en la Playa de Baracoa. Estos templos recibieron un día al gran Guillermo Cabrera Infante, para bautizar a su querida hija Ana, seguro vino otras veces, como el destacado Guy Pérez Cisneros, igualmente colaborador de Orígenes. Aquí mismo en Bauta Eliseo Diego leyó por primera vez “En la calzada de Jesús del Monte”. También hubo matrimonios tan célebres y trascendentales como los de Eliseo Diego y Bella García Marruz, o las nupcias del destacado Domingo Ravenet con su querida Raquel Ramírez, quienes llegaron al pueblo para unirse bajo la bendición del Padre Gaztelu.

El Premio Nobel de Literatura John Steinbeck, afirmó: Por el grosor del polvo en los lomos de los libros de una biblioteca pública puede medirse la cultura de su pueblo”, y eso no ocurre en la tan activa Biblioteca Municipal, donde no hay polvo y constantemente se hacen eventos, peñas… y en la que un buen día las especialistas María Virginia Pérez y Silvia Amaro fundaron ese proyecto tan maravilloso que no ha tenido fin: “Tras la huella de Orígenes”, en busca de los pasos que comenzaron los origenistas en la localidad en la década del cuarenta del pasado siglo XX. Este evento se ha mantenido con un rigor exquisito en esa biblioteca, ahora en manos de su directora Damaris Camacho, con una serie de eventos anuales en honor al Padre Gaztelu y un grupo maravilloso de tesoreras literarias como Mercedes Rodríguez, una de las más veteranas y activas trabajadoras de la cultura en el municipio.

A estas citas han acudido decenas de personalidades durante todos estos años para honrar a los origenistas, entre ellas: Mons. Carlos Manuel de Céspedes, José María Vitier, Luigi Bonazzi Nuncio Apostólico del Vaticano en Cuba, Ciro Bianchi, Pablo Armando Fernández, Cintio Vitier, Lina de Feria, Fina García Marruz y Guillermo Rodríguez Rivera. También han venido a disímiles espacios culturales de la Biblioteca, para homenajear al Padre Gaztelu y a Orígenes, pues han creído en nuestro pasado, Eduardo Heras León, Senel Paz, Alberto Guerra Naranjo y Luis García Peraza, entre muchos otros.

Pero es esa Biblioteca, tan cercana espacialmente a la Iglesia Católica, el lugar donde hace más de sesenta años el Padre Gaztelu tenía su Academia José Martí para formar ahí seres humanos con una inmensa bondad y mucho patriotismo, enseñar el cultivo a la identidad, a la cultura nacional y local, vinculando la historia con lo religioso. El sitio está hechizado con su buena energía, según nos comentara en el interior de la Iglesia el poeta Roberto Manzano, quien afirmaba estar sintiendo al propio Padre Gaztelu y a los origenistas a su alrededor. Todos quedamos orgullosos y sonreímos. Era esa sensación que solo un poeta e intelectual sabe percibir, más cuando lleva la cultura nacional y su historia tan adentro.

Bauta tiene una paladar en homenaje a Mongo P, creada por la artesana Zoila Díaz. Por este espacio han pasado incontables intelectuales de la cultura cubana de dentro y fuera de la isla.

En el Municipio han nacido o vivido grandes caricaturistas como René de la Nuez y Roberto Hernández Guerrero, decimistas como Homero Montesinos Viñas, actores como Rogelio Blaín y Enrique Molina, periodistas como Fulvio Fuentes y fotorreporteros como Félix Arencibia. Su primer graduado de la Academia San Alejandro, en la década del cincuenta y con Título de Oro, camina hoy por las calles de Bauta y es el escultor Alberto Fernández Perera, con obras emplazadas en la Logia Salvador Cisneros de la localidad y en diferentes lugares de Cuba.

También desde Bauta se han realizado guiones de cine y obras literarias, como las escritas en la calle Martí por el narrador y guionista de cine Francisco García González: ¿Qué quieren las mujeres?, Historia sexual de la nación, y cuentos como En el kilómetro 36, que inspiró la película Lisanka y su relato La cosa humana, llevado al cine recientemente por el cineasta Gerardo Chijona. También en esa misma calle, vivió la joven cineasta Jessi Lezcano cuando hizo su cortometraje de ficción Moscú Rojo, a partir de un cuento de mi autoría.

Para mi orgullo, ingresé en esa Casa de Cultura Municipal, donde un día conocí al caricaturista y pintor Ezequiel Sánchez Silva, al escultor Orlando Rodríguez López y al pintor Domingo Pérez Vidal, tres buenos amigos y tres maestros de las últimas generaciones de artistas en este pueblo. Ezequiel, que después fundó el Grupo Guerrero, en honor a nuestro caricaturista insigne, junto a Yosvany Tejeiro y Alen Lauzán, y que colaboró en aquella publicación nombrada El Puente de la Sección de Literatura del Club UNESCO de Bauta y en pleno Período Especial, del que aún veo hoy mi ejemplar hecho a mano, y me encantan esos textos que ahí aparecen, de Héctor de la Torre Borchardt, Alberto Basabé y Alberto Domingo.

Diferentes intelectuales han enarbolado bien alto el orgullo por la cultura cubana como el escultor Juan Narciso Quintanilla, con su obra al Titán de Bronce, en el parque municipal, que develara Eusebio Leal, y que un día junto a Karoll W. Pérez, realizara el monumento más alto al Che Guevara a nivel mundial, con una altura de 8.73 metros y 26 toneladas de peso, hace unos años atrás en La Coruña, España. También Karoll, se unió en su momento a Humberto Escuela en el grupo Hoyo Colorado, donde entonó aquella canción protesta “Di que noque rodó el mundo, contra la administración de George W. Bush, y también ha realizado diferentes videoclips como el que le hiciera a Pedrito Calvo. De este pueblo son también Joel Cuesta, de la clásica agrupación de los Van Van y Abelito Gutiérrez de Adalberto Álvarez y su Son. También este pueblo, le inspiró mucho a Adalberto Rabeiro, llamado El Niño de Bauta, quien fundó el Grupo Cristal, que mantiene su peña en el Museo Municipal con un buen impacto en la localidad.

Bauta, desde la Cultura, rememora muchas emociones como las sentidas junto a “El Ñengue” Quiala, que cantó en la Orquesta Ritmo Oriental; ha inspirado al laudista Edwin Vichot, a la cantante Mitza Hernández, a Gilberto Morales (Guambím), a la banda de Los Zenith, que aún hoy después de décadas tienen una popular peña; como mismo la tiene el músico Israel García (El Cachy) con su Grupo Cachiván, quien le ha dedicado también canciones a su pueblo.

Diferentes creadores han emigrado hacia acá, asumiendo el terruño muy adentro como los pintores Ezequiel Sánchez Silva, Águedo Alonso, Ángel Silvestre, Adrián Infante y el poeta Jesús Sama Pacheco, otros en cambio, también han partido de ella y la han criticado, la han sufrido y hasta también la han amado o quizás la han añorado, como Alen Lauzán, quién hizo en pleno Período Especial aquellas caricaturas emblemáticas con protagonistas populares del pueblo y que hace poco realizó un dibujo ingenuo y muy fastuoso desde Chile, de una vista aérea en su estilo de toda la geografía bautense, con mucho detalle, un dibujo que para mí es el mejor que ha hecho, sin ironía y sin choteo, con un fascinante colorido y que ahora está en un costado del cine teatro Suárez. También esta Iván de la Nuez, que escribe relatos desde Europa sobre su natal Playa de Baracoa, ahí en la costa bautense. Al igual Yerandy Pozo quién hizo aquí obras de humor gráfico, descontextualizando el Tanque del Acueducto y el Teatro Municipal, devenido este último en un momento trágico en Funeraria; cómo mismo hiciera sus obras Yan Cuan desde el pueblo de Corralillo; o el teatro que soñara Dagoberto Luaces en su momento; y el narrador Luis Delgado Alfonso con aquel cuento El prospecto sobre un pelotero local publicado en la antología de cuentos de pelota Escribas en el Estadio y que ahora desde Grecia, realiza fotografías y estrenó en un festival europeo su primer cortometraje de ficción titulado Another Walk Around.

Otros creadores de la plástica siguen soñándola entre sus calles día a día bajo el fuerte sol y las actuales circunstancias, como el caricaturista Yoemnis Batista, quien a humorizado su pueblo; Rael Capote ha obsequiado mosaicos al Vaticano; Oslier Pérez esculpe en la Cubalina; Javier Trutié funde sus creaciones al rojo vivo del duro bronce; y el maestro Mendiola desde Playa Baracoa se hace sentir con sus pinceles entre el rugir de las olas. Juan José Jordán escribe sus obras de teatro desde la loma de Anafe; también la sueñan en el teatro Isbel García, actual director del grupo Danza Unidos; o el grupo de Teatro al Límite de Jorge Juan Fernández (El Chino); desde aquí la poeta Mireisy García se inspira; un Tomás Delfín Hernández escribe una novela fastuosa que ganó premios sobre las realidades de un pasado desgarrador, como el escritor y editor Osvaldo de la Caridad Padrón Guás, este último con su peña De puño y Letra, es un promotor increíble y por su espacio cultural han transitado intelectuales como Daniel Chavarría, Senel Paz y Omar Felipe Mauri. Esta localidad tiene en su Casa de Cultura su grupo de rumba Obbaniké y mantiene su Brigada de Instructores de Arte José Martí, con creadores como Dianelis González, William González (El Tati), Bárbara, Rosmery y Sandra Fonseca, entre otros.

Para mí pensar en Bauta es recordar otros amigos artistas e intelectuales con los que crecí como la trovadora Ivette Pacheco, Yosvany Tejeiro, Litza Quesada, Vilma Vidal, Aliett Kramer, Inti Abascal, la pintora naif Dionis Arango, Anita y Onil Frade, o el pintor Johan García y su padre Robertico. Es pensar en esa historia local con esos cuadros de Mariano Rodríguez y el vía crucis de René Portocarrero, en la Iglesia Católica, que me sedujeron desde niño. Cuando crecí, traté de aprender esa historia local, tan importante y latente, donde después me motivaron a crear una peña como la creada por mi amigo Osvaldo de la Caridad Padrón De puño y Letra, en honor igualmente al Padre Gaztelu en esa misma Biblioteca Municipal, y que nombré Mezcla que aunque ahora estén ambas detenidas por falta de presupuesto… transitaron destacados intelectuales como René de la Nuez, Andrés Vasques de Sola, Rafael Acosta de Arriba, Jorge Rivas Rodríguez, Arístides Hernández Guerrero (Ares), Nelson Herrera Ysla, Isabel Pérez, Virginia Alberdi, Araceli Carranza, Chrislie Pérez e igualmente los coleccionistas cubanoamericanos Emilio Cueto y Jesús Fernández Torna, y al verse aquí han quedado seducidos con los recuerdos, palpitantes en el pueblo, de Orígenes y la historia local.

Hoy Bauta hereda mucha energía y vibra en la cultura, por los que han dejado su huella de alguna forma, estén o no estén físicamente con nosotros y por aquellos que aman y luchan por la Cultura Cubana aquí dentro, como ese Departamento de Programación y su directora Bárbara Cabrera Brito, que junto a los artistas insisten en los sueños, contra todas las barreras posibles o raras mentalidades.

Decir Bauta es pensar en buenos amigos de la Cultura Cubana que ya no están, como la periodista Maricela Menéndez, el músico Adalberto Rabeiro, el compositor Carlos García y el poeta Carlos Jesús Cabrera, que nos iluminan por el buen camino.

Creo bien claro, como decía Theodor Heuss: Cada pueblo tiene la ingenua convicción de ser la mejor ocurrencia de Dios y los bautenses nunca nos quedamos atrás, nunca nos dormimos, aunque la pelea sea dura sabiendo que muchas cosas no estén bien o se fantasee en difíciles circunstancias y hasta se sufra con pasión por la cultura. Por todo, me viene entonces el encantador verso de José Lezama Lima, pienso en aquel poético Padre Gaztelu, en esa Iglesia Católica con tanta historia y de la que todos estamos orgullosos por el patrimonio que resguarda y a un lado del busto del poeta del dolor, Julio Carrasco, y descontextualizo a mi libre antojo estas líneas en la actualidad para este pueblo con mucho orgullo: porque nacer aquí ha sido una fiesta innombrable.

1. RENE DE LA NUEZ fotos de Juan de Dios (Large)El caricaturista René de la Nuez

Carlos Por JUAN DE DIOS MARIÑO (Large) (Large)

 

 

 

 

El poeta Carlos Jesús Cabrera

DSC08709 (Large) La periodista Maricela Menéndez

ORIGENES BAUTA 2012 (27) (Large) (Large)
El pintor Ezequiel Sanchez Silva

IMG_1819 (Large) El laudista Edwin Vichot

TERTULIA OSVALDO (8) (Large) La artesana Zoila Díaz y fundadora de la Paladar El Tanque

Boletín El Puente-1994 El Puente de la Sección de Literatura del Club UNESCO de Bauta

1. EL RESTAURADOR ANÓNIMO (1) (Large) (Large) Poemario de Carlos Jesus Cabrera

Foto DENYS SAN JOGE 2013 (4) (Large) el músico Israel García (El Cachy) con su Grupo Cachiván

DSC00902 (Large) Biblioteca Municipal

24-9-2014 Rojo (Large) Obra de Yerandy pozo

DSC00899 (Large) Biblioteca Municipal

20160318_143005 (Large) museo municipal

denyssanjorge@gmail.com

Callejón de los Perros/Bauta

Junio/2016

FOTO 1: Portada al catálogo del Homenaje a Roberto Hernández Guerrero, Bauta, 1987.

Moscú Rojo a lo cubano

MOSCU ROJO (1) (Large)Por Denys San Jorge

En 2013, estuve en la Facultad de Medios Audiovisuales del ISA (FAMCA) en la graduación de mi amiga bautense Jessy Lezcano, donde se graduó de dirección de cine con grandes resultados. Para mi orgullo, su tesis fue realizada a partir de un cuento de mi autoría titulado, Escaleras al cielo, y publicado anteriormente en la extinta revista Habáname de la antigua provincia La Habana.

Realizamos el guión a dos manos, y Jessy dirigió entonces Moscú Rojo, un cortometraje de ficción de 20 minutos, interpretado por el estelarísimo actor cubano Aramís Delgado y la joven actriz Mónica Alonso. Moscú Rojo. Fue estrenado en la Muestra de Jóvenes Realizadores de 2014, y en Bauta lo presentamos en mi peña MEZCLA, con el actor y director de cine Jorge Molina y Sara Vega, quienimpartió esta última una magistral conferencia del cartel en el cine cubano.

Hace unos días en Bauta, Gerónimo Pozo Redondo un bautense y amigo,residente en la barriada de Santa Emilia, y que es un gran coleccionista de cine, con toda su casa cubierta de miles de DVD con toda la historia del cine universal y nacional, con cintas de celuloide, con cámaras de video de antaño y donde uno puede encontrar hasta la más inaudito ahí, con grandes obras clásicas, documentales y filmes, ya que Gerónimo lo colecciona todo, pues afirma que, si pasa algo en el mundo, si el mundo se nos jode… él lo tiene “tó guardáo”. Creo sin dudas que Gerónimo, tiene razón y me comentó entusiasmado: “Denys, te vi en el “paquete” y hasta la cineasta es de Bauta, oye… los bautenses están metidos en todos lados, hasta en Hollywood”.

¿Cómo que en Paquete? ¿Cómo que en Hollywood? Que estaba pasando que yo no sabía…. Pues sí, Moscú Rojo, circulaba de pronto en el Paquete semanal, Tía Chola desde Los Palacios me llamó y me lo comentó muy contenta, al igual Fito Pimpollo en Caimito lo vio, y desde Matanzas Otilio Machete al verlo llamó a su primo bautense y le preguntómientras sonreía muy interesado: ¿Oye la Rubia esa que sale en ese Moscú Rojo es de Bauta? ¿Dónde puedo comprar ese perfume soviético y de paso… a la Rubia también?

Gerónimo, tenía el Paquete semanal y ahí salía el cortometraje Moscú Rojo, dirigido por mi amiga bautense Jessy Lezcano y ya hasta el imaginaba, que venía desde Hollywood, y al final mi amigo Gerónimo Pozo Redondo, me aclaró con orgullo: ¡No se podrán quejar tú y la cineasta… los pondré donde merecen, en algún rinconcito de mi magnífica colección!

MOSCU ROJO (2) (Large)

Callejón de los Perros/Bauta

Junio/2016

FOTO 1. Cartel MOSCU ROJO

FOTO 2. En la Facultad de Medios Audiovisuales del ISA (FAMCA) en la graduación de mi amiga bautense Jessy Lezcano, junto a equipo de trabajo y el actor cubano Aramís Delgado.

¿Tanquecito, Sputnick soviético… o una balita de gas?

¿Tanquecito, Sputnick soviético… o una balita de gas?

Por Denys San Jorge

MAYO 2016 (Large)

En Bauta, hace unos días escuché en el parque local como un grupo de veteranos que lucharon contra la tiranía y en Girón, y a los que aprecio mucho, comentaban muy indignados de la cantidad de funcionarios corruptos y tronados en distintos municipios de la provincia de Artemisa, esas nuevas generaciones que nunca dispararon ni un tiro (no como mis amigos veteranos y como nuestros verdaderos héroes y mártires),que ahora recientemente parte de esas “nuevas generaciones”en cada municipio (no todos) fueron apareciendo en el periódico provincial el artemiseño, bien tronados y destituidos por corrupción. ¡Todo un asco! Toda una verdadera deshonra para mis amigos veteranos de guerra.

Aún recuerdo como mis amigos veteranosde guerra rumoreaban con alarde y con tremendo orgullo aún de pertenecer a fuerzas secretas, y como habían detectado la cifra y costo para poner aquel engendro de acero llamado Tanquede de la Conaca en Bauta, que ahora “para colmo” están colocando. ¿Cómo detectaron esa cifra? Yo no quise escuchar, pero por casualidad oí… Entonces uno le dijo al otro refiriéndose al nuevo prospecto de lataen miniatura que ponían:¡En este pueblo de un tiempo acá las Victorias nunca son completas! ¡Eso es un circo! ¡Eso se parece a un satélite Sputnick en vez de un tanque del Acueducto! Uno de ellos, había escuchado que Bauta era un posible Jardín… o un balcón de Artemisa, y entre ellos todos reían de ese concepto y de la nueva réplica que se elevaba, en nombre del pueblo.Donde todos ellos y de paso yo, nos preguntamos: ¿Qué pueblo?

Quizás era cierto. Nunca las segundas partes nos buenas. Nunca superan al original si de imitar se trata, menos nunca se recuerdan como esas primeras partes que impactan y anteceden. Cuando un artista, un aprendiz o el mejor pintor de academias ha querido imitar por ejemplo a un maestro debe prepararse bien, para no hacer papelazos y quedar en ese vacío que igual desaparecerá de la memoria museable y del propio olvido, más cuando después alguien inteligente y con raciocinio desaparezca el propio ridículo que otros, han querido imitar o hacer prevalecer como lo verdaderamente bueno o… “correcto”. Si vamos a imitar, entonces vamos a superarlo y hacer olvidar nuestro antecesor.

El Tanque, ese símbolo del acueducto de Bauta capitalista se veía desde mi barrio, elevado a la entrada desde Punta Brava sobre el horizonte al este, a la capital,siempre ha estado en la mente de los bautenses, como algo tan latente en el propio pueblo, como un símbolo que nunca desapareció. Fue construido por la Frederick Snare Corporation, e inaugurado en 1946 por el alcalde Emilio Sorondo y con apoyo total del empresario norteamericano Dayton Hedges, dueño este último de la Compañía Textilera Ariguanabo quien construyera aquel célebre Acueducto después de tantas epidemias por inundaciones y ciclones de la década del 40, donde siempre estuvo en el horizonte del pueblo.. “bombeando agua”. En la capital muchos aún hoy, cuando les digo que soy de Bauta al instante, me preguntan con orgullo: ¿y el Tanque? Y nosotros al llegar al límite del pueblo, al mismo horizonte donde se imponía aquel coloso en la curva, exclamábamos con ese sentido extraordinario de pertenencia y tranquilidad, con mucho orgullo. ¡Ya estoy en casa! ¡En Bauta! Era el éxtasis, las emociones más hermosas. También los que un día han partido y se han ido al pasar por la curva le han dicho ese adiós tan desgarrador para siempre, para toda la eternidad y aún aquel Tanque está ahí… en sus recuerdos más hermosos.

Aquel Tanque… está ahí en el subconscientetambién de capitalinos que pasaron un día por el pueblo, que trabajaron en la antigua Textilera Ariguanabo, que venían a ver una novia amada hasta este pueblo o que iban de tránsito hasta pueblos cercanos como Artemisa,o bien lejos a Pinar del Río y al pasar veían al coloso local, que evocaba quizás aquella maravilla antigua que simulaba al propio Coloso de Rodas y está aún hoy como símboloidentitario, que ya pertenece por completo a muchos y a este pueblo en su imaginario popular.

En Bauta, su principal gestora después que, al otro Tanque, un huracán lo derribara“sin contar con nosotros”, fue un día nuestra amiga la artesana Zoila, donde creó un espacio-paladar-centro cultural en Homenaje a Mongo P, que igualmente recibió sus críticas y envidias. Aún recuerdo la pasión de Zoila, a tal punto que cuando aquel ciclón infame destruyó nuestro símbolo bautense, elladecidió fundar un paladar teniendo la primicia y nombrándolo como“El Tanque”, con ese símbolo a pequeña escala en la entrada de su casa, con luces, todo un monumento local, donde por su patio pasaron y siguen pasando incontables intelectuales cubanos como Fina García Marruz, Lina de Feria, Guillermo Rodríguez Rivera, Jorge Rivas Rodríguez, Nelson Herrera Ysla, René de la Nuez, figuras internacionales como Andrés Vasques de Sola, cineastas como Jorge Molina, el caricaturista Ares, el escritor Eduardo del Llano, el músico Pedrito Calvo, el grupo Buena Fé, el historiador Ciro Bianchi y hasta el coleccionista cubanoamericano Emilio Cueto, y otros muchos que harían numerosas estas palabras.

Después Zoila, increíblemente y para mi orgullo y el de muchos… gestó la posibilidad real de traer una réplica idéntica (hermano gemelo del Tanque de acero bautense) y en buen estado de conservación que estaba en la capital, en el Hospital La Dependiente, en el municipio del Cerro al lado del Cuerpo de Guardia de este centro médico(donde aún está hoy). Zoila, nos comentaba, que solo pedían un documento que dijera: “CONDUCE” y aquellos entregaban el Tanque de la Dependiente, un simple documento con la autorización local para entregarlo al gobierno del Cerro, donde ya ella tenía garantizadouna rastra y unas buenas grúas para traerlo a Bauta, pero la respuesta en ese momento(no mucho tiempo atrás) fue tajante a esa actitud de ella tan independiente o con ese sentido “increíble” de pertenencia al pueblo, y solo dijeron según Zoila: ¡No eres más bautense por querer traer el Tanque!  Y el clásico: ¡Quién te dio esa tarea! ¿Cómo es posible? ¿Por qué segregamos una real y maravillosa idea? ¿Por qué se le ocurrió a Zoila y no a un Jefe? Por qué Zoila, como muchos no pueden sacrificarse y batallar por este pueblo.

Aún recuerdo la última vez que tuvimos el privilegio de tener en Bauta, en mi peña MEZCLA al gran caricaturista y Premio Nacional de Artes Plásticas René de la Nuez. Uno de esos motivos que propiciaron su visita en una de esas ocasiones y la última, fue sin dudas: El Tanque. Unos días antes y en su casa en Playa Baracoa, el célebre caricaturista me terminaba un dibujo hermoso del Tanque bautense del Acueducto. Un dibujo, que junto a otra docena de obras formarían parte de la exposición que sería el motivo de aquella peña. Para mi asombro y orgullo, llegó aquella tarde con el caricaturista europeo Andrés Vásquez de Sola y también con el amigo Adán, caricaturista del DDT, donde expusimos obras inteligentes y también las tristes y desoladoras fotografías de la caída del coloso capitalista abatido por aquel ciclón, queamerizaron aquella peña, donde no faltó el buen humor y la ironía en obras como la de Yerandy Pozo.

Nunca las segundas partes nos buenas. Nunca superan al original, pero cuando se trata de tomar el pasado y superarlo con ideas post-modernas y avanzadas, puede resultar inteligente y novedoso, tal es el caso de mi amigo el artista de la plástica Ezequiel Sánchez Silva, que me obsequió en un momento los bocetos originales que hizo para levantar un Tanque a la altura de nuestros tiempos, un Tanque que de seguro revolucionaria Bauta y que sin dudas se convertiría en el “verdadero balcón de Artemisa”. La idea aplaudida en un momento y apartada a un lado después… fue igualmente como la de Zoila, desmantelada, arrinconaday abolida rápidamente, y era una obra hermosa, inteligente y digna de Bauta, que al menos tuvimos el privilegio de exponerla en aquella muestra humorística en que estaba René de la Nuez y el caricaturista europeo, donde de seguro a muchos no les gustó el chiste de aquella exposición en mi peña.

En Bauta, nuestro Tanque… apareció en la década del cincuenta en el filme Frente al pecado de ayer, que tuvo escenas filmadas en la localidad, donde aparece una imagen en un plano lejano de la cinta, del desaparecido ya, Tanque del acueducto, que muchos lo recuerdan con un profundo orgullo. Posteriormente ha surgido en llaveros, en carteles, en exposiciones plásticas, en esculturas que se colocan en los techos de las casas, en la misma portada del libro de historia local llamado Catauro bautense, en restaurantes como el Pica Pica, y en poemas como este del laudista Edwin Vichot, que indignado me recitó un día al ver el disparate que se imponía en el pueblo, a vista de todos:

“Sé que Bauta no da más
Un tanque de agua se puso
Que creo es un Sputnick ruso
O una balita de gas
Por delante y por detrás
Lo miro y no se parece
Desproporcionado crece
La construcción que da risa
Desde el balcón de Artemisa
Pero yo sé que no es ese”

Y hasta ha surgido para mi asombro en gráficas políticasy últimamente hasta ha surgido en consignas como un Tanque en 26 en las paredes del pueblo, y en desfiles municipales. Un Tanque legalizado en los últimos años, diría yo. ¿Cómo es posible? ¿Ahora el Tanque ya no alude al pasado capitalista del pueblo como se rumoreaba?, El Tanque después de unos años acá Post-Zoila, ha tenido hasta de seguro… una historia épica. ¡Quién lo diría! ¡Qué bien! Un Tanque que ahora últimamente desde la Florida, nosllegaigualmente impreso en las camisetas que traendesdeMiami los bautenses con su equipo de baseball allá que evocan nostalgias, o en el Restaurante La Mina del amigo Godínez en Hialeah donde allí mismo, el bautense Pacolo hizo uno genial (una réplica verdadera en miniatura) y con mucho orgullo, y ya muchos bautenses van allá y se retratan junto a él.

La genial idea de Zoila fue al olvido. Sus buenas intenciones, no fueron aplaudidas en su momento por los funcionarios locales, que seguro pensaron que era una idea aberrante, oque quizás imaginaron ellos lo harían de seguro en un futuro para ganarse los puntos o un presupuesto que pensaron Zoila quería atribuirse, una cosa cierta… a Zoila no le hace falta ganarse puntos, menos ningún “billete”. Es alguien chévere. Sin embargo, felicito a las autoridades locales, que al menos sobrepasaron aquellos desaires infernales que le profesaron un día a la querida amiga Zoila con sus buenas y maravillosas intenciones y… para nada lucrativas, más cuando quiso traer un “Tanque verdadero” desde la capital “donado para Bauta”, y le aclararon en el municipio que olvidara esa idea.

Solo una cosa me preocupa, ahora se rumorea en Bauta, en cada cuadra y barrios el nuevo chiste que el nuevo Símbolo localse queda muy corto frente al otro, y queda claro con esta nueva versión como dicen mis muchos veteranos de guerra local… como que no podemos más que los antiguos que fundieron el otro Tanque. ¿Cómo es posible? ¡Quedarnos cortos frente al pasado!, y otros rumorean que fue idea de Barack Obama, pues él sabía que necesitábamos balitas de gas para cocinar y penetraron la idea en el pueblo. En fin… Obama, no sabe nada de nuestro Tanque, de nuestra identidad, mejor que se quede quieto en base y a Bauta ni lo intente con esa idea de esa balita de gas que ya rumorean algunos para enmascarar el asunto, pero por si acaso no pondrá un pie de seguro nunca en este pueblo.

En fin, primero que un Tanque infuncional que no bombeará agua y disparatero necesitamos calles, una buena higiene en el pueblo y quitar sus calles rotas y llenas de aguas albañales que andan como Juana por su casa, terminar el hospital para este pueblo que lleva años detenido y no construir solo parques con bancos, lámparas y aceras en el pueblo, que ya están destruidos… o un parque imitación a lo Miramar de un Monte Barreto en Bauta. ¿Para qué?, ¿para picnic?, o ver la aberración de un parqueo millonario (también infuncional) sin terminar al lado del cementerio llenándose de una selva, y ampliar el cementerio que ya los familiares se llevan sus muertos hasta Caimito de Guayabal o al mismo Cementerio de Colón, y lo más importante una Funeraria que hace poco fue al piso (desde hacía tiempo derrumbándose) sobre un velorio y estuvo para mi indignación unos meses en el Teatro Municipal, y ahora está para enfurecimiento de mis amigos veteranos de guerra, en su sede de los Combatientes Municipales. ¿Cómo es posible? No hay respeto por este pueblo, por los combatientes que lucharon contra la tiranía junto a los líderes de esta Revolución, oacaso la opinión de pueblo… no vale. ¿Qué es más importante? ¿Un Tanque infuncional y de bonito con rumores de cifras millonarias que rumorean mis amigos veteranos de guerra… o una Funeraria? En fin… ¿Cuáles ingenieros autorizaron semejante Tanque tan desproporcionado? ¿Qué comisión de ingeniería está chequeando esta obra desde sus inicios? Me preocupa que el nuevo prospecto y engendro de Tanque caiga sobre nosotros un día e inmortalice a los bautenses. Entonces… ¿Quién pagará semejante accidente? ¿Qué cimientos están usando? Como me dijeron muy indignados mis amigos veteranos de guerra… ¡No fueron capaces de fundir y hacer nuevos cimientos, usaron los antiguos del otro Tanque! ¡Eso se parece a un Sputnick soviético!

Solo pienso en Zoila, en el que ella pudo traer y… no dejaron, en el propio Ezequiel y su gran proyecto que todos veíamos realizado y fue a ese abismo tan misterioso… o en ese grupo de veteranos que lucharon en Girón y también piensan en el otro Tanque, que quizás estén en lo cierto cuando tiran chistes sobre la corrupción y los rumores de cifras millonarias para poner un pedazo de lata con alusión a un Sputnick soviético que simboliza ahora, esas tres cuartas partes “muy fallidas” del original fabricado en la Frederick Snare Corporation de la década del cuarenta. Como que comienzan a elevar un Tanquecito, que aún no es de nadie, y esperemos que sea del pueblo y que este se identifique con esa lata, donde mismo un día estuvo nuestro glorioso Tanquede la Conaca, o como irónicamente llaman en el pueblo a este nuevo engendro como: una balita de gas.

¿Entonces para qué coño se hizo este nuevo engendro? Para el ridículo… ¿Por qué no convocaron públicamente un concurso? ¿Por qué no pidieron un apoyo por cada barrio? De seguro cada habitante hubiese dado un apoyo por casa para poner el otro… el verdadero Tanque. ¡Quizás Zoila, de seguro hubiese traído el que está aún en el Cerro esperando por nosotros y gratis! ¿Cómo es posible no crear un simple papel con una firma? ¿Por qué se dan el lujo de segregar una real y maravillosa idea que no le costaría al Estado Cubano? Simplemente… ¿Por qué se le ocurrió a Zoila y no a un Jefe? Si al final… este Tanque nuevo, es el mismo que alude al pasado, pero mal hecho y de seguro si Wikileaks se entera de la nueva balita de gas bautense, ¡Dios nos libre confesados! hasta sale en los Panampapers, con un todo paraíso fiscal… a lo Tanque, bien en lo profundo y oscuro de un Tanque cualquiera.

Pero algo cierto… mi Tanque, aquel original con el que crecí, no me lo quita nadie de mi recuerdo. Miraré este que comienzan a imponernos en el horizonte con el presupuesto local que no nos convence y que se parece a un Sputnick soviético, por culpa de los ingeniosos que “han tenido la ingenua creatividad o la burda iniciativa” de tronchar tajantemente un día la idea gratis de nuestra amiga Zoila, y poner ahora ellos algo inferior al pasado, y una cosa muy cierta, como miles de bautenses que ya rumorean en cada cuadra y en cada comité… pensaremos siempre en el otro como mismo lo inmortalizara mi amigo el fotógrafo Pedro Cecilia con su lentetantas veces y cómo mismo lo evoca el laudista Edwin Vichot, en sus excelentes composiciones musicalizadas con el laúd, y aseguramos sin miedo ya todo este pueblo muy unido, que ya Bauta no da más… con esa balita de gas.

EZEQUIEL SANCHEZ SILVA (2) (Large) (Large)Proyecto en acuarela del artista de la plástica Ezequiel Sánchez Silva, que quedó en el olvido local.

TANQUE de la CONACA BAUTA 1946 (Large)                               Foto de inauguracion del TANQUE de la CONACA en BAUTA 1946

TAN (2) (Large) (Large)Foto de Pedro Cecilia de 1999

S8000094 (Large) (Large)

S8000095 (Large) (Large)

Con nuestra querida amiga Zoila en su paladar EL TANQUE

Denys San Jorge

Callejón de los Perros/Bauta

Mayo/2016

 

 

El Arca cubana de Emilio Cueto

a8e88de5-e5f8-408e-b1f0-0d7457396eb3 (Large)

Por Denys San Jorge

denyssanjorge@gmail.com

                                                                             A Emilio Cueto que desde Washington cada día,                                                                                 se encuentra rodeado entre el ácaro prodigioso…

La primera vez que supe del coleccionista cubanoamericano Emilio Cueto fue dentro de un lada ruso bajo el calor cubano y fue el ensayista y crítico de arte Rafael Acosta de Arriba, quien me comentó que una fotografía de mi autoría salía en una antología sobre la Patrona de Cuba, realizada por este cubanoamericano que tenía además la más importante colección sobre Cuba en el exterior y en lo más profundo de Washington.

Salí del auto soviético con la duda y con la interrogante, acerca de mi obra fotográfica: “La Virgen de Papá y mi sueño con el cobre”, en aquel libro que según Acosta de Arriba era el mejor libro realizado sobre la Virgen y para Cuba de los últimos tiempos, y ahí estaba mi obra que en un momento se expuso en en la Catedral de la Ciudad de México y aquí en el Arzobispado de la Habana, y ahora en aquel proyecto donde su autor era un desconocido coleccionista y… cubanoamericano para mí. Mis interrogantes eran muchas con mi obra y aquel hombre. ¿Cómo había llegado ahí… a Washington? Pero… ¿Quien era Emilio Cueto? ¿Un cubanoamericano? La incertidumbre automática que nos rodea.

Busque en internet y aquel Emilio Cueto, salía en todas las redes sociales y mostraban en fotos todo su peregrinaje por las bibliotecas de Cuba a las que fue. Recorriendo el país y cargando de regalo para el público cubano un libro prodigioso sobre nuestra Cachita, donde estaban agrupados muchos intelectuales, habían pintores, músicos, arquitectos, escritores… donde salían publicados disímiles objetos de su propia colección llamada como: La Emilioteca y donde estaba para mi orgullo esa obra fotográfica que un día realicé.

   Cuando vi las fotos de su Emilioteca… en Cubadebate y en un texto titulado: La Emilioteca: Toda Cuba en el corazón de Washington, quede atónito con ganas de estar un día ahí en ese interior. ¿Cómo sería posible? Tanta historia nacional y tan lejos, tan distante de la tierra más hermosa… tan distante de su epicentro y solo me cuestionaba intrigante. ¿Por qué un hombre se ha preocupado y con tanto amor por tantos objetos insulares diseminados  y olvidados por el mundo?

Emilio Cueto, es un hombre extraordinario y de lema afirma que: “Nada de lo cubano me es ajeno”. Sabe la importancia de la historia local y de todo un pueblo del que un día fue desgarrado, el más que nadie sabe de nostalgias, de añoranzas… y si se pierde esta historia desaparece el núcleo, el átomo, el epicentro de toda una nación, que de seguro si no hubiese sido por su noble labor a la que un día se propuso rescatar, estarían destinados al olvido y a desaparecer en cualquier rincón del mundo, los objetos y los más hermosos e importantes documentos insulares. Hace unos meses tuve el privilegio de invitarlo a Bauta, y al momento él accedió y escuchamos una conferencia que nos dio en torno a su libro La Virgen de la Caridad del Cobre en el alma del pueblo cubano en mi peña MEZCLA en Bauta. Fue una tarde grandiosa, de cubanía y de devoción a Cachita. Ahí me obsequió un ejemplar dedicado por él y anduvo por Bauta y se deleitó con los cuadros de Mariano Rodríguez y René Portocarrero en la Iglesia Católica de Bauta, donde un día radicó el Grupo Orígenes y el Padre Gaztelu. Recuerdo cuando nos comentó que un amigo suyo nombrado Rolando Fernández, fue quien le sugirió el nombre a su colección: La Emilioteca, y nos decía como se propuso que este libro iba llegar a todas las bibliotecas cubanas y así lo cumplió con su peregrinar insular.

La pasión de Emilio Cueto por Cuba es increíble, asegura que es un seguidor del tema cubano por el mundo: “Desde hace 5 décadas, al menos. Primero lo hice físicamente y hoy en día esto se ha complementado con las búsquedas a través de internet”. Su casa museo en Washington es fascinante. Ahí hay de todo. Como mismo asegura el con un hermoso espacio dedicado al Apóstol José Martí y banderas cubanas en cada rincón. Con una extensa colección de periódicos norteamericanos de 1895-1898, que reportan nuestra guerra de independencia y noticias de expediciones mambisas. Vajillas preciosas con emblemas cubanos, grabados coloniales y entre sus más viejos tesoros el mapa de 1525 de Bordone, impreso en Venecia. Entre los objetos más raros están precisamente las láminas santiagueras del Departamento Oriental (objeto de su último libro pues son las únicas conocidas como asegura), donde tiene un suelto de 1764 impreso en La Habana, así como un hermoso cuerno de pólvora de hacia 1763-5 referente a la toma de La Habana por los ingleses que aparece en su libro de mapas y aprecia lo que él llama “efímeras de papel”, que son los impresos que terminan rápidamente en la papelera (el programa de teatro, el ticket del tranvía, la caja de fósforos vacía…) y que, por su rareza, se convierten en extraordinarios exponentes de nuestra cultura material y espiritual. Desde un papel, un objeto, o una pequeña botella de leche de la Bauta republicana que le obsequiaron en su visita a este pueblo… todo lo atrae y seduce, en su mirada se ve la sinceridad y la gratitud que transmite.

Recientemente el doctor Eduardo Torres Cuevas presentó en la Biblioteca Nacional de Cuba su último proyecto: Las litografías santiagueras del Departamento Oriental de la Isla de Cuba, como parte de la colección facsimilar de Raros y Valiosos de esta institución cubana que hará llegar próximamente a las bibliotecas provinciales.

Cuando le mostré las fotos del interior de su casa (que salían en Cubadebate) a un amigo católico de Bauta, me confesó que Emilio Cueto, era algo así al Noé cubano de nuestros tiempos, el patriota por excelencia que todos queremos tener de amigo y que queremos imitar, y afirmaba que ese hombre desde Washington sabía la importancia de la historia cubana, de su legado a la posterioridad nacional y universal, como del valor de cada documento, objeto o papel diseminado por cualquier país que el mismo fue rescatando y agrupando en su casa especie de Arca cubana y moderna que estaba anclada en su apartamento a pocos kilómetros de la Casa Blanca y bien cerca de la Embajada Cubana en Washington D.C.

Daban ganas de estar igualmente ahí dentro (en su casa) con sus palabras aquella tarde en Bauta. Por entre fotos en cada rincón. Para deleitarse de la Patria hallada en todos esos papeles, planos, mapas, objetos… La Patria de todos. Su casa navega con rumbo cierto, rescatando sueños, con la fe de resguardar la ínsula, por coleccionar con mucho amor y pasión nuestra Patria esparcida en los rastros que los cubanos han dejado durante siglos en todos los puntos cardinales.

Desde Bauta recibimos siempre hermosas sorpresas de “La Emilioteca”, que responde a nuestras solicitudes a distancia con una rapidez sin igual. En mi caso personal cuando le he solicitado datos e información sobre la extinta Textilera Ariguanabo, el mambí bautense Baldomero Acosta o masones como Perfecto Lacoste, el amigo Cueto responde inmediatamente al llamado desde la isla con sorpresas asombrosas que de seguro no las hay ni… en la Luna. Han sido estos datos, informaciones increíbles y rastros de vieja papelería extraviada que me ha asombrado y le estoy agradecido.

Emilio Cueto regresa a Itaca, tiene un Arca moderna y se acerca el diluvio… Su colección colosal navega al servicio de todos, y es allí donde de seguro todos queremos estar; allí, donde a buen cuidado y resguardo de tempestades históricas, Cueto la timonea con su pasión y entrega por toda una isla con esa historia tan fascinante, mas cuando la marea agradecida comience a subir.

Callejón de los Perros/Bauta

Marzo/2016

Caridad del Cobre-Emilo Cueto (110) (Large) (Large)

Con Emilio Cueto en la peña MEZCLA en Bauta, 2015