Archivo de la etiqueta: San Antonio de los Baños

Visita fraternal a Logia de Vereda Nueva

Visita fraternal a Logia de Vereda Nueva

dsc00545-large

POR Denys San Jorge Rodríguez

El pasado domingo 29 de enero, un grupo de masones bautenses de las Respetables Logias Salvador Cisneros y Perfecto Lacoste, de Bauta, visitamos el Taller Flor de la Perseverancia, de nuestros queridos hermanos en Vereda Nueva,en la provincia de Artemisa, que celebraban su 67 Aniversario dentro de la celebración por el natalicio, de nuestro Hermano y Héroe Nacional de Cuba, José Martí.

Un Aniversario al que asistimos de Unión Fraternal, donde las delegaciones de nueve Logias distintas que arribaron en la mañana del domingo,fueron bajo un intenso frente frío que nublaba los cielosque embestía con la lluvia, que no impidió que, a la querida Logia Flor de la Perseverancia, llegasen los hermanos masones desde diferentes logias en los distintos valles desde Mariel a Punta Brava, desde Santa Fé y hasta Alquízar o Güira de Melena, bajo el frío y la incesante lluvia, o de otros distintos valles cercanos como Caimito o San Antonio de los Baños, a los festejos de la Fraternidad en este querido Taller. Demostrándose una vez más como las laboriosas y simbólicas abejas acuden con constancia al llamado de la Colmena. Afirmándose la unidad y el simbolismo en la Hermandad, donde se elevó el ideario del Apóstol y esamáxima masónica de Martí cuando pronunció: “Obrar irreprochablemente, perfeccionar el ejercicio de la libertad, preparar a los ciudadanos a la vida pública, ayudar al logro de toda noble idea, estos, sin uno más, sin nada incógnito, sin nada oculto son los misterios de la orden masónica”.

Elevándose bien alto así en el pequeño poblado artemiseño de Vereda Nueva y en unión de todos los masones que allí acudieron, el simbolismo de la Escuadra y el Compás, con el objetivo de mostrar una vez más la Virtud, la Verdad y la Moral, trabajando para la mejora, para el progreso de la Humanidad que perpetuamente ha distinguido a la masonería universal.

dsc00544-large

Denys San Jorge

denyssanjorge@gmail.com

Callejón de los Perros/Bauta

29 enero/2017

Anuncios

Cogito ergo sum… o como Descartes aprecia la geometría en una obra de arte

Cogito ergo sum… o como Descartes aprecia la geometría en una obra de arte

img_3148-large

POR Denys San Jorge

¿A dónde nos lleva el arte? Quizás se preguntan muchos y el quinto Salón de Artes Visuales de la UNEAC en Artemisa “Creo, luego existo”; ha aglutinado una vez más a un grupo de creadores de la provincia, resultando premiada en esta edición Dania Fleites con su obra Frágiles dominios y con mención a Jorge Lucas Pereda.

Participan en este evento 18 artistas, entre ellos Gerlys Álvarez Chacón, Juan Carlos Muñoz Alfonso, Arletis Casasnovas, Osvaldo Froilán Miranda, Orestes Espinosa, José Ramón Rodríguez, Jesús Gastell Soto, Denys San Jorge y Ezequiel Sánchez Silva, entre otros… que proponen su identidad existencial, como uno de los propósitos conceptuales, a donde enfoca este proyecto curatorial, que busca algo concreto y justificado en lo cual se base la razón.

Inaugurado en el Centro Provincial de Artes Visuales “Eduardo Abela” de San Antonio de los Baños, la muestra con obras de diferentes visualidades y fundamentos teóricos, refleja dentro del formato tradicional excelentes manejos de conceptos y razonamientos, como de inquietudes que muestran toda una pluralidad de códigos visuales, con la intención de hacerse identificar desde la periferia con el “localismo del arte” frente al espectador, al sentirse abrumado o “aislado” del establishment contemporáneo del arte de intramuros. Donde muchos se cuestionan con duda ¿A dónde nos lleva el arte acá afuera… si acaso nos lleva a algún lado?

Cuando el filósofo francés Descartes dijo «Pienso, por lo tanto existo», sabía de la importancia de la geometría como del sentido del arte renacentista y no estaba comiéndose una croqueta a la espera de un Camión pá Marianao. Quizás el filósofo Francisco Sánchez, el Escéptico, sabía que nunca montaría un Open Studio en Europa cuando aseguró mucho antes: «Haciendo de ello el inicio de la contemplación, cuanto más pienso más dudo …». Ambos sabían en las circunstancias en que estaban enfrascados y del simbolismo de la geometría, que analizaba las propiedades y medidas de las figuras en el espacio.

Este Salón es un nuevo desafío con formas precisas sobre el espacio creativo, donde se perciben los reflejos, utopías y las circunstancias actuales de los artistas artemiseños, quizás en una encrucijada que como en el propio Descartes o el Escéptico, aprecian el duro camino para llegar a conocer y dominar nuevos métodos o propósitos conceptuales que unirían de una vez por todas, el simbolismo del saber dentro del arte.

img_3213-large

denyssanjorge@gmail.com

Callejón de los Perros, Bauta

Diciembre, 2016

 

Julio César Pérez: un arquitecto ariguanabense en Harvard

Julio César Pérez: un arquitecto ariguanabense en Harvard

1-naples-2011

POR Denys San Jorge Rodríguez

Hace un tiempo atrás en Tecate, México, el crítico de arte Nelson Herrera Ysla me habló una noche sobre el destacado arquitecto ariguanabense, Julio César Pérez Hernández (1957). Hasta ese momento no lo conocía. Después el pintor e ilustrador Roberto Conde Herrera, me habló un día de “su amigo” el arquitecto Julio César y me mostró el libro Inside Cuba, que este le había obsequiado y me comentó con orgullo, como muchos otros me han expresado: ¡Julio Césares un arquitecto ariguanabense en Harvard! Hace unos meses alguien me comentó que Julio Cesar era algo parecido así a un “cuarto bate” dentro de la arquitectura cubana actual. Era verdad.

Inside Cuba, publicado por la Editorial Taschen en 2006 muestra toda una Cuba ecléctica y Julio César al crear este proyecto, sabe que Cuba tiene un eclecticismo increíble y una arquitectura que se debe preservar, tal como hace el ilustrador Conde en sus acuarelas y plumillas.

Sabe que, en sus ciudades y pueblos más remotos, como San Antonio de los Baños, puede aún hoy apreciarse la huella imperecedera de un urbanismo ejemplar de siglos pasados legado por una monarquía criolla y española que antecedió al elevado esplendor arquitectónico alcanzado por la Isla en el Siglo XX, donde perduran hoy viejos muros de mampuestos y ladrillos, con diferentes tipos de arcos y columnas que soportan cubiertas de tejas francesas y criollas de casas e iglesias, de variados estilos: desde el más absoluto vernáculo, pasando por el Barroco y el Neoclásico, hasta el balloomframe de las casas de madera de influencia Norteamericana, y los edificios de estilo Art Déco y Moderno, junto con calles reales y plazas.

Tanto en la capital cubana como en ciertos pueblos como San Antonio de los Baños y parte de aquel famoso Hato del Ariguanabo, sitio de grandes hacendados y villas de Marqueses, y en lugares tan emblemáticos como el Cafetal Taoro en Bauta, o el Angerona en Artemisa, ubicados en la periferia, pero igualmente de un encanto tremendo, cada día contemplo como la desidia más agresiva se apodera de muchas de estas edificaciones.

Con tristeza y pena se observan en estas viejas edificaciones, árboles y raíces que crecen sobre sus tejados y balcones incidiendo en su avanzado deterioro. Este patrimonio arquitectónico atestigua la gloria de épocas pasadas y la persistente memoria de siglos que se obstina en permanecer contra todos los vientos, pero que se arriesga a enviar un adiós desolador al futuro.

En Estampas Antiguas de San Antonio de los Baños, su autor el historiador Julián Vivanco, nos muestra ese esplendor arquitectónico que nacía en la antigua villa de San Antonio Abad. También el doctor en teología y pastor Rev. Abiel Abbot, de Massachusetts, quedó maravillado en su peregrinar por la antigua villa y dejó constancia de su admiración por ella en sus célebres “Cartas” de 1829.

Bien lo sabe Julio César, devenido primer y único Loeb Fellow Cubano de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Harvard en los Estados Unidos en 2002 y luego Catedrático Invitado de esta en 2013, quien se graduó de la Escuela de Arquitectura de La Habana, y es miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y quienes autor de “Un Plan Maestro para La Habana del Siglo 21”,además del libro Inside Havana,publicado también por la Editorial Taschen en 2011y merecedor además de disímiles e importantes premios nacionales e internacionales como el Cuban ArtistsFund en 2003 por su proyecto urbano y paisajístico “Paseo Urbano en las Márgenes del Río Ariguanabo” y por su proyecto “Arcadia”, una nueva comunidad en las afueras de San Antonio, en 1987.

Julio Cesar, tú sabes que la Villa de San Antonio de los Baños, fundada en 1794, por el Marques de Monte Hermoso, es un pueblo sui generis con sus edificios de paredes de piedra y barro, con tejados rojizos, que en la actualidad se encuentra bastante maltrecho. ¿No te has propuesto ningún proyecto de rescate sobre la Arquitectura en tu pueblo natal?  

Soy autor de un Plan Maestro para San Antonio de los Baños (1994) que abarca:

Un nuevo aeropuerto internacional con una Terminal Intermodal en el aeródromo militar o Base Aérea de SAB.

La limpieza, preservación y rescate del Río Ariguanabo y su bosque y un Paseo para Las Márgenes del Río Ariguanabo.

La Rehabilitación Urbana del Centro Histórico-Urbano

Una nueva comunidad: ¨Arcadia¨, proyecto urbano premiado en 1987 a nivel nacional e internacional frente a la Laguna Ariguanabo.

A lo largo de 30 años he realizado proyectos para el rescate de San Antonio, de su urbanismo y de su arquitectura: proyectos de Renovación Urbana, de Rehabilitación Urbana, de Restauración (desde 1987) y de nuevas edificaciones que se inspiran en la esencia y el espíritu de la arquitectura tradicional y los rasgos más sobresalientes de esta, aunque expresan de modo contemporáneo la visión artística del autor. Los proyectos sintetizan y expresan, además, la preocupación genuina por salvaguardar el ámbito urbano, el entorno idílico del río y su bosque yde algunas edificaciones relevantes que son hitos a nivel urbano.

Esto, paralelamente con otros proyectos para otros lugares de Cuba, España y Estados Unidos y junto con la enseñanza y la investigación.

La arquitectura cubana es muy rica por su gran eclecticismo, con una historia de grandes arquitectos que vinieron en sus distintas épocas a diseñar y a construir. ¿Cómo ves el futuro de la Arquitectura en Cuba de esas localidades como San Antonio de los Baños?

Yo soy un optimista. El futuro de la Arquitectura en Cuba tiene que ser brillante, con mucho trabajo para los arquitectos por la gran necesidad de restaurar, preservar y edificar que se avizora.

 ¿Cómo impedir que ese patrimonio arquitectónico caiga al ocaso?

Primero es necesario conocer la historia y sensibilizar a todos y, luego, concebir planes a corto, mediano y largo plazo. Elaborar proyectos de diferente escala que tengan en cuenta la historia y geografía del lugar, la idiosincrasia particular de sus habitantes y las tradiciones existentes. Y junto con esto es esencial la voluntad política.

Has publicado importantes libros sobre Arquitectura y fotografía de Cuba. ¿Qué impacto tuvieron Inside Havana e Inside Cuba?

Ambos libros tuvieron tal éxito que sus ediciones se agotaron muy rápido. Actualmente trabajo en dos libros para una editorial diferente.

Hace unos meses atrás impartiste según me comentaste una conferencia en la Biblioteca Nacional del Congreso de Estados Unidos, en Washington DC. ¿Cómo ven desde los Estados Unidos la arquitectura que permanece hoy en Cuba?

Los norteamericanos se deslumbran al conocer la arquitectura y el urbanismo cubano. Lo perciben como algo muy singular, perteneciente a una cultura y tradición de gran valor. Valoran el inmenso patrimonio que atesoramos.

¿Próximos proyectos?

Continuar trabajando en distintos proyectos, impartiendo docencia y conferencias y escribiendo

Con su amistad y al ver la pasión que profesa por la arquitectura, recuerdo aquella noche en Tecate cuando oí por primera vez del arquitecto Julio César Pérez y veo siempre como con orgullo muchos ariguanabenses me hablan de este “estelar y cuarto bate” arquitecto que sabe que la arquitectura de su San Antonio de los Baños perdura sin dudas entre el misterio de los anchos muros de piedra y barro que conforman viejas casas criollas, de los grandes puntales y sus grandes fachadas sin portal con tejas francesas, con esas grandes rejas coloniales y donde sus artistas seguirán preservándolo en su arte,para que la desidia no desplace a la memoria.

También muchos otros amigos de esa tierra del Ariguanabo saben del arquitecto y saben también de gloriosas edificaciones de las que no pueden desprenderse, como el amigo ilustrador Roberto Conde, quien dibuja con total esmero y mucha pasión su pueblo natal, y que resguarda como un divino tesoro el libro Inside Cuba, de su amigo el arquitecto Julio Cesar, único arquitecto Cubano que ostenta el título de Loeb Fellow de la Universidad de Harvard en la historia de Cuba.

2-biblioteca-del-congreso-eeuu-2015

En la Biblioteca del Congreso de EE.UU., 2015

3-4

El arquitecto ariguanabense con el Príncipe Charles de Inglaterra en Londres, 2012.

4-conferencia-en-berlin-2015

El arquitecto dando una Conferencia en Berlín, Alemania, 2015.

parque-maceo-mejores-dibujos-11

Vista Aérea de la zona del parque Maceo en Centro Habana, dentro del “Plan Maestro para La Habana del Siglo 21”.

puerto_-casablanca-y-habanamar-con-light-rail-2010-copia

Plan Maestro para el Puerto y La Habana del Este, otro de los grandes proyectos incluidos y desarrollados dentro del “Plan Maestro para La Habana del Siglo 21”.

denyssanjorge@gmail.com

Callejón de los Perros/Bauta

Diciembre/2016

 

FOTO 1: El Julio César Pérez Hernández, impartiendo una conferencia en Nápoles, Italia, sobre el “Plan Maestro para La Habana del Siglo 21”, cuando fue Profesor Invitado en la Universidad Federico II para el Curso de Maestría Erasmus MundusMaClands (sobre Paisajes Culturales de la UNESCO).

 

 

Por mi país y mi pueblo… hago arte hasta en un basurero

Por mi país y mi pueblo… hago arte hasta en un basurero

POR Denys San Jorge

Feel Vermut Tarragona 2013

Mi buen amigo Rolando Méndez, es un destacado músico cubano y director del Grupo Yawar de San Antonio de los Baños, lleva luchando por la cultura en su Ariguanabo natal desde hace más de 40 años, batallando contra viento y marea, contra toda barrera posible, y es uno de esos buenos cubanos que llevan bien adentro su más elevado sentido de patriotismo, de pertenencia local e identidad nacional profesándolo a los cuatro vientos. Hace unos días nos impresionó en su San Antonio de los Baños, dando un magistral concierto y una buena lección a sus funcionarios locales en un basurero, que ha sonado por todos los medios digitales.

¿Por qué un concierto en este basurero? ¿Qué pasaba con este lugar?

No es justamente un basurero donde estuvimos. Este sitio se ha convertido en lo que es hoy un vertedero, es nada más y nada menos que en uno de los puentes cercanos al centro, junto al Parque de la Alameda, uno de los lugares emblemáticos del pueblo, por donde pasa el agua del Ariguanabo dentro de nuestro querido San Antonio de los Baños, lugar donde se acumula una buena cantidad de basura desde hace meses, quizá años.

Por este y otros motivos comenzamos a realizar algunas acciones y coincidió que el pasado domingo 24 de abril, por tercera vez, realizamos nuestro trabajo de avanzada artística allí, porque como sabes el arte todo lo que despliega es incalculable, el no salva al mundo, pero si lo mejora.

A esta cruzada la hemos querido llamar “Día de Agua en el Ariguanabo”. Agua que hay que recuperar, agua que se nos pudre, agua que malgastamos, agua que contaminamos y “por lo claro”: agua, agua que hay que darle agua al dominó.

¿Cómo fue la respuesta y aceptación del público a tu convocatoria?

Denys, fue la invitación de un grupo de amigos para que la población del lugar estuviera presente y dispuestos a escuchar todo lo que teníamos que decirles los artistas y los científicos, y esta fue la tercera fecha. Han sido presentaciones que suman y suman, diría que contagiosas, pero con la diferencia que este contagio trata de espantar infecciones, pestilencias, contaminaciones, que hoy tiene nuestro moribundo río.

Es un espectáculo muy sencillo que reúne la actuación del grupo Yawar intercalando las décimas de Silvio Rodríguez “Yo soy de donde hubo un río”, dichas por el periodista Arián Ramos y donde algún miembro de los Amigos, encabezados por la representación femenina de Isel Chacón y Aimé Posada se ha encargado de sensibilizar, contar la historia, referir la importancia de la educación ambiental, todos juntos, artistas, Amigos, vecinos.

¿Cómo fue las respuestas de las autoridades locales?

En general y por muchos años, si alguien se ha portado mal con este río han sido las autoridades del pueblo, que nunca lo han respetado ni han creído en él, solo para ferias y pachanga. Desde que comenzamos con estas nuevas acciones observé y escuché decir hace pocos días a una alta autoridad del pueblo que podríamos contar con ellos, lo dijo públicamente en nuestra Peña del Río.

Ojalá se cumpla, pero mientras tanto en esta última actuación no fue nadie ni a saludarnos, supimos que estaban de reuniones, coincidían también las Fiestas (im)Populares, pero en la vida real allí no se apareció nadie, ni segundos, ni terceros, aunque agradecemos a los de la empresa eléctrica (a duras penas) que nos hayan puesto el bajante de la electricidad para el sonido y los instrumentos.

Ojalá poder decir que contamos con apoyo, lo han prometido y aspiro a que no se quede donde se han quedados otros “apoyos” durante la historia de los últimos años. Siempre se han dado los primeros pasos, lo que estamos es locos por ver los segundos, terceros, cuartos y si es posible hasta quintos pasos.

¿Cómo ves el Río Ariguanabo?

Lo veo como un río que merece existir. Hemos sido muy abusivos con él, ya no queda excremento que echarle. Lo veo muy triste, desamparado, moribundo y advierto también, que es lo que más me impacienta y me acelera los sentidos del corazón, que a pesar de su importancia para la vida actual y futura de muchos territorios cercanos, no aparece en ningún listado de prioridades ni municipales, ni provinciales, ni nacionales. Lo veo en el final de la cola de los asuntos por resolver.

¿Crees que algún día ese río desaparezca, que se pierda esa identidad local y sean ustedes como las décimas… “yo soy de donde hubo un río”?

¿Perder la identidad local? Conozco a muchos que aunque no hayan nacido en San Antonio hubieran querido ser ariguanabenses, imagínate los que nacimos aquí, nuestro gentilicio es ariguanabenses, así nos identifican, por el río, hasta eso perderíamos.

Eso no puede pasar por mi mente, estamos luchando porque no ocurra, como artista local (no aspiro a más) junto a mucha gente implicada de manera desinteresada hace todo lo posible porque así no sea.

Con angustia distingo que se hacen bastantes esfuerzos por abandonar lo que nos identifica, por lo que siempre nos ha reconocido, solo pensar en estas últimas Fiestas (im)Populares del pueblo nuestro, cargadas de chabacanería, mal gusto, conductas impropias, pérdidas de valores, contribuyendo al empobrecimiento espiritual del lugar donde vivo, me indigna.

Perdona que te mezcle todo esto, pero siempre he estado muy claro que, en mi pueblo, está la célula principal del desarrollo cultural y a eso le he dedicado buena parte de mi existencia. Mi gestión ha sido respetar y hacer respetar la cultura, incluyendo la ambiental. Lidiando todos estos años con realidades complicadas, con justificaciones injustificables, con políticas y decisiones desacertadas que pudieron y pueden constituir riesgos culturales, sociales y políticos muy altos; resistiendo ante un puñado de traspiés, siempre aquí y desde aquí, no permitiendo cuentos y patrañas, por eso no puedo ni pensar remotamente que podamos perder nuestra identidad, perder el río, sería perderlo todo.

¿Cuándo veremos materializada esa Fundación Ariguanabo y qué importancia le concedes para tu río?

Los Amigos del Río somos un grupo de personas que algunos de ellos llevan buena parte de su vida tratando de lograr mejorías para el río y han sido engañados una y otra vez. Este grupo está integrado por científicos, estudiantes, artistas, periodistas, poetas, trabajadores de las diferentes ramas, que hemos decidido, inspirados una vez más en nuevos alientos, lograr que nuestro Ariguanabo no se pierda, conquistar su recuperación con hechos concretos y no a largo plazo, sobre todo y aunque muchos no lo crean o no quieran creerlo, sabemos a ciencia cierta que somos la última generación que tendremos la oportunidad de lograrlo y hay que ser demasiada mala persona para no juntarse a este empeño.

También dentro de las propuestas está desde hace años crear la Fundación Ariguanabo como mencionas, pero nadie da la cara, nadie responde a pesar de múltiples reuniones, tenemos esa posibilidad real al alcance de la mano, la creación de una Fundación para la conservación del río Ariguanabo y de sus bosques (que están destruidos); también para influir culturalmente en el pueblo.

Un grupo de compañeros han pasado por todos los procesos; han elevado cartas; han sido recibidos por muchos funcionarios, pero lamentablemente no se ha aprobado la Fundación. Incluso es un proyecto que cuenta antes de nacer con donaciones económicas muy importantes. ¿Quién puede dar una respuesta? Hasta hoy nadie se atreve. Es inconcebible.

¿Tu próximo concierto donde será?

Nuestras próximas acciones serán: el sábado 7 de mayo a las 1pm., en el Barrio del Palenque, cerca del Paso del Soldado, el domingo 21 de mayo y 5 de junio, a las 10:30am en la Peña del Río y el 4 de junio en otro barrio por definir cercano al río. Por su puesto todo dentro del Ariguanabo.

Por último, háblanos sobre lo que significa para ti el Ariguanabo y lo que aspiras para su futuro.

Ante todo, decirte que el Ariguanabo es o son las tres cuartas partes de mí mismo, es mi bandera cubana, es mi espacio vital, mi templo donde fuera de él no soy, ni quiero ser nadie y para él anhelo muchas cosas a su favor.

Aspiro a que la Fundación Ariguanabo sea una realidad, y que los Amigos del Río sigamos transmitiendo ideas, para contribuir a que nunca seamos “de donde hubo un río”. Por eso a cada momento trato de decirme… me digo… una y otra vez… ¡confía! y por eso estoy y seguiré aquí, en función del mejoramiento de la calidad de vida de los que me rodean.

Aspiro a un Ariguanabo con un gran futuro donde se respete la diversidad, donde desterremos el yo y pensemos en el nosotros, con dirigentes auténticos y leales nacidos aquí, que deporten la desidia y que piensen y que hablen sin hipocresía, sin demagogia, un sitio donde podamos respirar profundamente la honestidad, que cuenten con los que aquí vivimos, donde todos unidos trabajemos y aportemos con amor al mejoramiento de nuestro entorno, al mejoramiento de nuestra cultura, educación e información, amor por nuestra naturaleza, donde respetemos nuestras raíces y desde las márgenes de un río saludable y un bosque sano, en un buen acto fiestero, llamar a las buenas cosas, y allí bridar con Ñusa por la esperanza y la fuerza que necesitamos desde el amanecer de cada día para crecer.

A todo esto, aspiro. Para que más.

yawar (4) (Large)

Denys San Jorge                                                                                                                                            Callejón de los Perros/Bauta/Mayo/2016

FOTOS: Tomadas de Internet