Archivo de la etiqueta: vedado

¿Habana Tomada?

¿Habana Tomada?  

POR Denys San Jorge

Bauta, Cuba, 2017. Hace una intensa brisa y estoy sentado en el parque municipal de Hoyo Colorado (Bauta), escuchando a la gente hablar del presidente Donald Trump que no les cuadra nada, lo comentan los viejos veteranos, hombres y mujeres.

Los jóvenes hablan de películas sobre Transformers. Un joven bautense con su móvil en mano le dice a otro que quizás el Donald Trump se convierta en Megatron, el malvado líder un Decepticons y le dé por destruir a su antojo a la Humanidad. Cualquier cosa puede pasar y un joven cubano ya lo pensó en el parque de Bauta…“hace unos días”. Me levanto y no quiero oír del fin de la Humanidad, camino y veo pasar un bicitaxi portando dos banderas: una cubana y una estadounidense por toda la calle Martí y de fondo yace inmortal la Iglesia donde un día ofició el Padre Gaztelu, en la bici suena un reguetón fabuloso de Gente de Zona que lo estremece “gozándolo” todo y que casi choca a mi paso. Más allá de la bici camina Yenisisleidis, y su cuerpo protuberante lo cubre una licra con la bandera de Washington y Lincoln en todo su esplendor, que lo abraza todo… no sé, aunque el cuerpo protuberante de la hembra entre barras y estrellas, entre azules y rojos es descomunal, el chiste con el icono sobre el cuerpo de la cubana… no me gusta y solo exclamo indignado: ¡No es fácil!

Camino y Yenisisleidisse aleja, muy voluptuosa en un segundo plano con la bandera traída por las mulas desde Miami, anda comprando frijoles y yuca en el carretillero de la esquina. La gente habla irónica del mercado de viandas en Bauta destruido y su desabastecimiento total, del indio cubano con su calor desde el cielo y de problemas locales como la basura, la falta de agua, baches, la funeraria destruida y la corrupción por todos lados…Entonces Leocadio, un amigo bautense que admiro, respeto y aprecio mucho, quien fuera uno de esos veteranos que se batieron contra la tiranía y de frente, me dice indignado y con mucha razón de muchas cosas en el pueblo que nos vio nacer, como del busto de nuestro gran Apóstol José Martí en Bauta, donde el pasado 19 de mayo atrás de 2016 no había puesta ni tan siquiera ni una flor… y de los americanos que sin tirar un tiro andan muy rápido por aquí, muy furiosos por allá… y comenta de Vin Diesel y de Rápido y Furioso, y de si el helicóptero con la cámara estremecía en la Habana Vieja el edificio de su sobrino Panchito y solo me dice: ¡No es fácil muchachón! ¡No es fácil! Leocadio, lo dice y tiene toda su razón.

La gente habla de si futuramente vendrán a filmar también nuevas sagas de ciencia ficción en la isla como Parque Jurásico y Godzilla por el Vedado habanero o naves extraterrestres del Día de Independencia, “destrozándolo todo en maquetas” y otro viejo de la clandestinidad sentado a mi lado, comenta indignado como escuchó también un chisme de una película que se filmó en La Habana llamada Transformers, y exclama y se pregunta muy encabronado con su razón a los cuatro vientos: ¡Yo no sé cómo arreglaran después La Habana cuando esos robots que ve mi nieto, le den por desbaratarlo todo más de lo que está por culpa del Bloqueo! ¿Quiénes nos arreglaran después La Habana nuestra? ¿Los imperialistas? ¡Al carajo esa mafia de Miami! ¡No es fácil!

También la gente habla irónica del Presidente Obama que se paseó por Cuba, y del programa de Pánfilo que anduvoen el Paquete, en cada barrio, en cada casa… y del Tampa Bays Rays que derrotóa mi escuadra insular en el Latinoamericano y eso me indigna. ¡No es fácil! y recuerdo cuando ayer llegué a mi casa, y vi a Kiko Mingollo en la puerta con la camiseta del Tampa Bays Rays y un short con la bandera estadounidense que le enviara su hermano desde La Florida con la última mula y me encabrono de sobremanera, cuando no tengo una camiseta del equipo Cuba o mi vecino que quiere y no puede tener una bandera cubana para responderle y pensé dando un fuerte suspiro: ¡No es fácil! Mingollo, un bautense que siempre llega medio alegre, medio en broma y medio irónico hablándome de las últimas estadísticas de Juan Carlos Linares, el pelotero local que juega desde hace ya, en un equipo mexicano después de pasar por la sucursal del Boston y Mingollo, como todas las semanas metrae el “Paquete”, asegurándome que trae un Combo (DVD) con lo último en documentales de la National Geographic Channel. Tomé el DVD pirateado y veo para mi asombro que trae una obra mía en su portada. Donde apareceuna donde superpuse un día a Superman sobrevolando el Vedado habanero y me dice de pronto que quiere comprar un libro que tengo en el librero de mi sala, miro y veo su carátula ya vieja de una edición de años: Conversaciones con el último norteamericanode Enrique Cirules. Un libro fascinante y sin dudas un libro que he retomado a leer en los últimos meses después del 17 de diciembre ha sido este, un libro tan necesario para estos tiempos y el cuálhe leído desde hace años.

En el 2007 realicé ese Superman que Kiko Mingollointrodujo él mismo en el Paquete con la idea de promocionarme para tirarme un salve y solo me dijo: ¡No hay pá pagarte por la caratula y la Promo en el Paquete! ¿Pero espero que no te pongas bravo con el chistecito? !Todo Bauta te verá! y me comentó que un amigo suyo dijo que yo era un irónico, y que tenía mi afinidad por la cultura de consumo… por el chiste de ese Superman y esas obras con ese título de…Habana Tomada, más cuando se enteró que yo invitaba a mi peña Mezcla a cubanoamericanos a presentar libros en Bauta. Solo lo miro en silencio y pienso… ¡No es fácil! Vi entonces ahora mi Superman pirateado como parte de mi serie fotográfica Habana Tomada, y expuesta un día enla exposición colectiva“I like Americadoesamericalike me”, en el espaiZERO1, del Instituto de Cultura de la Ciudad de Olot, en la Cataluña española y curada por mi amiga Zurisaday Viera Muñoz y por Pere Cañada, yahora en el Paquete local. Recuerdo aún con afecto las palabras al catálogo de mi querido amigo y escritor cubano Luis Delgado cuando escribió: La ironía es el recurso que trabaja y emplea Denys San Jorge en su obra, la ironía que conforman los elementos del eclecticismo cubano actual, los que él no simplemente resume y articula para contarnos la realidad, la historia. Y en ese eclecticismo entrampado por el ojo del autor, ningún elemento es casual, nada está ahí por estar...”.

Era cierto en lo irónico de mi obra Habana Tomada en el 2007, lo es también hoy… como él bicitaxi y el cuerpo de la mujer bautense con las banderas norteñas que no me convencen. ¿Sabrá Yenisisleidis con esa licra quienes fueron los grandes Washington y Lincoln? ¿Sabrá ella quién carajo lanzó la primera bomba atómica?¿Sabrá ella lo que hicieron en Vietnam? ¡No es fácil! ¿¡Seguro que no!? En esa serie de mi autoría… las fotografías mostraban en sí como toda la cultura de consumo norteamericana penetraba o se veía reflejada en cada país de cada artista participante. Eran solo seis fotografías con la misma intención y con la técnica cotidiana del fotógrafo particular cubano, la misma con la que actúan en cumpleaños, quince, bodas… mostrando un desbordamiento del kitsch y decidí poner entre otras imágenes a Superman sobrevolando la esquina más céntrica de Cuba y de fondo el Hotel Habana Libre… en la emblemática esquina de 23 y L en el corazón de la Habana.

Hace poco un amigo curador vio estas obras y quedó cautivado… y me incluyó en un proyecto que para mi orgullo estas estarán ahí. Me comentó que en aquella ocasión (2007) me adelanté a los acontecimientosy recordé como “en aquella ocasión” alguien cualquiera e innombrable se me acercó aclarándome con malicia y misticismo a la vez, que tuviese mucho cuidado y que dejara el chisteirónico con el uso de los símbolos e íconosnorteños y me lo dijo como si Habana Tomada fuese contra él mismo, enfatizando en que: “¡Está simpática esta obra! ¡Pero cuídate!”.

En el 2010 nuevamente las expuse,primero en la Fundación Ludwig de La Habana, en mi expo personal Inventario 68 y también junto a otras en la galería mexicana de la ciudad de Tecate, en Baja California en marzo de ese año, una exposición hermosa que recuerdo con cariño, gracias a la artista mexicana Laura Castanedo. Cuando regresé de ese viaje otro cualquiera me hizo la misma aclaración: ¡Cuidado! y también sugirió otras cosas como si fuésemos no confiables, y solo pensé: ¡No es fácil!

¿Qué pasará cuando sigan viniendo los norteamericanos? En Ferry, en aviones, en buques y ojalá sin bloqueo. ¿Cómo seguirán pensando en los pueblos más intrincados cuando lleguen las “guaguas” con norteamericanos? Norteamericanos a ver la cultura, los pueblos, barrios, la gente más común, la gente de pueblo…Ahora con esta nueva invasión del país hermano como ya dibuja en sus caricaturas super-premiadas ÁngelBoligánmuy simbólicamente con sus carros-tanques del Supermercado, o mi amigo el caricaturista Ares pasea de pronto una Estatua de la Libertad asombrada y muy caricaturesca en un almendrón por La Habana gozando, como aquel tema de Gente de Zona… Estos son dibujos hermosos y tienen su simbolismo como mismo lo tienen mi Superman, o los tres autos Chevrolet que aparecieron estacionados en el malecón habanero en el momento de la inauguración de la Embajada estadounidense.

¡¿Seguiremos pensando igual? !En los pueblos más intrincados… Simbolismos y muchos como mismo lo tiene mi serie Habana Tomada. Como mismo lo tienen los rumores. Pero… ¡¿cómo conversaremos con los nuevos amigos?! ¿Seguiremos mirándonos internamente con recelo los unos a los otros sembrando el enemigo rumor cuando veremos a alguien rozar con un norteamericano o un… cubanoamericano? Y después aparecerán otros quizás como aquel cualquiera e innombrable que me vio coqueteando a través de una fotografía con el enemigo a través de una obra de arte en Barcelona e imaginó… fantasmas. ¡No es fácil!

La gente habla irónica de banderas norteñas en muchos lugares, en almendrones, en camisetas, en pañuelos, en bicitaxisy mi vecino combatiente, aunque no le cuadren losamericanos, vacila a la bautense Yenisisleidis con su bandera norteña, que abraza sus piernas y me asegura con sus avanzados años, que la bautense con su piel mulata es increíble a pesar de todo y le pone la cabeza mala. Pero, una cosa es cierta… ¿Mi bandera cubana dónde está? Así me dice mi vecino y tiene razón. ¿Dónde está para mostrarla con orgullo?

La gente habló de cómo Obama se expresó en palabras cubanas al Real Pánfilo y le dijo: ¡No es fácil! y mucho le decimos que quizás tampoco es difícil y seguimos pálante… pero la gente habla y sabe que Cuba (la capital) ahora es esa isla exótica que ya VinDiesel tomóe impactó apresuradamente con la idea de ganarse un Premio Oscar, quizás hasta comprarse un apartamentico en el Vedado antes que vengan los Mercenarios de Stallone, los King Kong o las naves extraterrestres, y quiere hacerlo a su onda, muy Rápido y muy Furioso… ¡No es fácil! Solo hace falta que los Vin Diesel y hasta los Transformers tomen escenas y se lleguen filmándose por la isla entera y suban también a Buey Arriba, se lleguen a pueblos como Huachinango, hasta Bauta y por Artemisa también. ¿Por qué no? Solo pienso en Leocadio, mi amigo combatiente que estáindignado ahora igual con Donald Trumpy me dijo cuando escuchó de americanos, de VinDiesel y de los Transformers: ¡Nos estamos abriendo de patas frente a los cabrones esos! ¡Esos americanos van acabar con este país! ¡Lo van a destruir! ¡No es fácil!

Yo no entiendo mucho de política, menos de economía… pero sé quemi amigo Leocadio tiene razón cuando se indignó al ver a Mickey Mouse en el periódico el artemiseño en todo su esplendor ysolo me miro mis piernas y sé que las tengo bien cerradas “por si acaso”, y trato de no contarle de mi Habana Tomada, más cuando alguien me dijo que era no confiable por el chiste de mi Superman. De pronto no quiero oir ni de Donald Trump convertido en un malvado Megatron de los Decepticons o el fin de la Humanidad. Veo que pasa la hermosa de Yenisisleidis delante nuestro, camina sensual y la vacilamos sin miedo, con bandera norteña incluida…La cubana camina venida de la misma gloria y ambos, lo sabemos cómo dijo un ochentagenario combatiente a nuestro lado con su bastón: “¡Chico que rica está!”.

Prefiero mi Habana, mi Bauta con el ritmo de fondo de Gente de Zona con la gozadera. Yo en cambio tomé La Habana a mi antojo un día, e irónicamente cuestioné y sugerí todo el mismo chistecito que no convence, con el Mickey Mouse junto al niño cubano en la cuna o en la foto del cumpleaños del añito cumplido. Entonces, me adelanté a Hollywood y a VinDiesel… hasta puse un King Kong en La Habana por cuenta propia, mientras manipulélos símbolosy“jugaba”toda una isla, con la misma complicidadahora en Fotoschop, para exponerla un día en Barcelona.

Denys San Jorge

Callejón de los Perros/Bauta

Agosto/2017

FOTO: Superman, en la exposición colectiva “I likeAmericadoesamericalike me”, en el espaiZERO1, del Instituto de Cultura de la Ciudad de Olot.

 

Anuncios

Estoy pál agua…

el-arte-de-flotar-carboncillo-lienzo-73x100cm-largePOR Denys San Jorge

Dice la jerga popular que “el artista flota, es un corcho”. Quizás sea cierto y para muchos sea una diatriba. Como que siempre a los cubanos le han interesado las posibilidades del clásico proverbio insular“flotar o hundirse”y ha estado unido a la vida práctica y en cualquier medio, en esas circunstancias actuales e insulares. Sea en el negocio, en el trabajo, en el día a día o mar adentro… Ha sido sin dudas una detonante y una preocupación matemática el resultado final en la que todos saben que impera el clásico de, dos más dos es igual a cuatro y a veces ni queremos meter un dedo en el agua esa…

Desde niño –y aún hoy– era común escuchar igualmente en el refranero popular: “Estoy pá un bote” y estaba consciente –en aquel momento– que mi tierra era el centro del mundo y no había más. Pero, siempre me llamó la atención la frase a veces lapidaria cuando se pronunciaba a mi lado. No lo niego. Mientras crecía oía cómo iban desapareciendo algunos amigos y vecinos, y tampoco me creía el chiste que la tierra era redonda, menos que giraba. Me agradaba la mística idea antigua, de la tierra sobre la tortuga y los elefantes. Era más gráfica, más a lo cómic.

Con el tiempo comencé a entender que,en Cuba los cubanos armaban una balsa, un bote, un almendrón de los cincuenta, algo que llamaban “artefacto” ypartían al infinito e imaginaba que,al impactar con el borde del horizonte, podrían caerse de la tierra –y de no ser redonda– más debajo de aquellos elefantes y la tortuga al abismo. Siempre me cuestionaba… ¿adónde iban mis vecinos?Con los años escuché un día del Mariel y definitivamente me aclararon que la tierra no era redonda, que había más tierras, más agua… y que nadie se caía más allá de los elefantes y la tortuga, ya que estos no existían, pero sí que “los artefactos” se hundían en un abismo verdadero que era el mar –con mis vecinosincluidos– y entendí que había mucha agua, entre mi barrio y la meta.

La exposición personal “Ilusiones sumergidas” del artista de la plástica Gerlys Álvarez Chacón, expuesta en la Galería CASA 8, está anclada en la calle 8 como un bote, con todas sus ilusiones pueblerinas o globales, ahí en el centro del Vedado capitalino. Nos propone como tema el aislamiento, en todas sus manifestaciones, donde el clásico…“flotar o hundirse”, está presente y el agua es la protagonista de sus sugerentes composiciones.

Ahora, con estas propuestas expuestas en la calle ocho del Vedado y que han marcado a millones de cubanos, han mutado un poco a sus proposiciones formales primarias y se ha dibujado el mismo, sobre el soporte, mirando más allá al infinito del horizonte o “abajo” a donde se hunde su mar en el abismo. Con estas obras solo nos cuestionamos y nos hace pensar: ¿Y después que todos se han ido por esa agua? Quizás nos quedamos en soledad, solo diciendo un triste adiós, hundiéndonos en un mar con todas las ilusiones en soledad como bien plantea el artista.

Cuando comencé a disfrutar hace años de las obras del pintor Gerlys, me hizo recordar la historia épica de un bautense “vecino” y amigo de mi familia, que salió publicada en el periódico chileno The Clinic, escrito por el narrador cubano Francisco García González. Una historia desgarradora, que muchos se pudieran identificar, como mismo nos identificamos todos con estas obras deGerlys. El balsero, el bote, la balsa fecunda, su propio autorretrato, el agua… son los protagonistas.

La exposición “IlusionesSumergidas”, es el reflejo de la sociedad cubana actual con todos sus sueños cotidianosy eso puede apreciarse magistralmente en sus obras como “El via-cruxis de un náufrago”,donde el artista yace crucificado sobre esa agua, y es quizás esa agua foránea, la interna o la realidad circundante que agobia al artista y nos hechiza como espectador a un posible viaje. Mejor viaje elíptico no pudiese ser dentro de la utopía del arte con estas obras.

Cuando me detuve frente a la obra “Cambio”, imaginé una nostalgia a los otros, supuse una partida o un encerramiento, a ese aislamiento que el artista convoca con estas piezas, sin embargo, en otras piezas no hay agua posible pero quizás son el motor impulsor para coquetear con el límite, ese que nos impone las vivencias cotidianas, que nos impulsan o nos detienen, como el tríptico “Autocensura”.

Gerlys, es uno de esosartistasdentro el Arte Cubano que pinta su pueblo de Mariel, su gente y es un cubano de esos que no deja de mirar esos otros horizontes sobre el soporte visual, dónde están reflejados “los otros”, que se han ido y que también pinta, que quizás hasta imaginan como fantasmas desde el soporte al pintor del pueblito de Mariel, como “el otro” que ha quedado rodeado de esa agua que le inspira. El agua tormentosa.

El artista, goza con el dibujo, quizás sean sus sabias intenciones de permanecer sitiado por tanta agua yflotar, menos “hundirse” en esa agua, donde logra un nivel de detalle increíble en sus obras, escenificando magistralmente a través de su discurso poético, eso que Virgilio Piñera llamó “la maldita circunstancia del agua por todas partes”, con esa línea divisoria y agresiva que nos impulsa al riesgo, y en vez de pedir el clásico bote…mirando sus obras exclamamos a los cuatro vientos: ¡Estoy pál agua! ¿Por qué no?

Y quizás sea el agua de un río, una poceta o una cuba de madera, pero sin dudas es el agua pictórica de Gerlys,que, aunque no logremos flotar como un corcho y solo nos hundamos en esascircunstancias del artista que también son nuestras, lo gozaremos cada día con todas nuestras ilusiones posibles que seguirán flotando a la deriva y eso el artista, lo sabe.

el-via-cruxis-de-un-naufrago-carboncillo-lienzo-150x80cm-largeEl via-cruxis de un naúfrago

triptico-autocensura-mutis-carboncillo-lienzo-86x120cm-large

tríptico-Autocensura

1-5-large

De izq a derecha, el artista con camisa a azul.

Denys San Jorge Rodríguez

Callejón de los Perros/Bauta

Diciembre/2016

FOTO 1: El arte de flotar-carboncillo lienzo-73x100cm

 

Un libro concreto para una isla abstracta

Un libro concreto para una isla abstracta

1 Portada tomo I - copiaPor Denys San Jorge

Los proyectos de Luis García Peraza (Sagua la Grande, 1940), en el presente se materializan en Cuba, y se comenta de ellos en todos los puntos cardinales a gran velocidad, al tiempo que se distribuyen los libros por Amazon y se promocionan en Facebook, Linkedin y Twitter, nos seducen y enorgullece contra toda marea posible, que bien podría ser abstracta (a veces), en esta isla tan real… tan maravillosa, tan enigmática, de rumores que caen simulando manchas, o que impactan como visualidades ajenas que se enfrentan unas a otras sin sentido, como colores estridentes, o como complementarios que se enfrascan, a veces en un contrapunteo con los colores primarios diluyendo, o huyendo de los mejores sabores abstractos, para disimular así dentro de supuestas apariencias, con sus raras y escurridizas figuraciones, tratando de opacar o desaparecer esas abstractas y encantadoras provocaciones.

García Peraza, es un veterano amigo y un gran cubano que tuve el privilegio de conocer un buen día ya hace unos años, autor y amante de las artes visuales, como a su esposa, la editora Ana Victoria Fon, ahí en su casa de la calle G, en el vedado habanero. Peraza, un apasionado increíble del arte cubano y en especial del arte abstracto, comenzaba a gestar por aquel entonces varios proyectos ambiciosos de temáticas interesantes, ausentes de la literatura del arte cubano: uno era su proyecto de investigación sobre la pintura abstracta en Cuba, la cual complementaba con entrevistas a los pintores abstractos, otro era su proyecto sobre el muralismo en Cuba, cuyas muestras estaba rastreando por toda la Isla; y el tercero, surgido del anterior, se trataba de un proyecto de investigación sobre los siete murales de caricaturas en cerámica, al parecer únicos en el país, existentes en una casa del balneario de Guanabo.

En el libro sobre el arte abstracto García Peraza, tenía el propósito de recopilar información de artistas de varias generaciones, empecinados en continuar con pasión (y contra todas las adversidades) dentro del universo de la abstracción, y de llenar con información ese vacío en la historia abstracta existente en el silencio íntimo de la insularidad cubana. Para orgullo mío, él me seleccionó para el mencionado proyecto, que comenzaba sobre la pintura abstracta, con varias obras de mi autoría realizadas en técnica mixta sobre metal, y también con unos grabados sobre papel. Igualmente he sido partícipe de la exposición colectiva en la Casa del Alba, en mayo-junio del 2014, bajo el título de Cien abstractos. Una colosal muestra curada por la especialista en arte de esa Casa, Evelyn Pérez Gálvez, exposición que se presentó de mayo a junio del 2014, con obras de 82 pintores abstractos cubanos, muchos de los cuales nunca habían expuesto sus obras en La Habana.

Recientemente, la Editorial Arista Publishing Co, de Florida, EEUU, ha publicado interesantes libros de este investigador de la historia del arte cubano. Así hace dos años publicó en soporte de papel el libro El mural cerámico de caricaturas en Guanabo, una investigación sobre el tema antes mencionado. Ahora se publica por ese mismo sello editorial, en marzo 2016: La abstracción en la pintura cubana, libro necesario y de impacto, pues ha sido bien acogido por coleccionistas de arte, críticos, galeristas, museólogos y artistas plásticos en él reunidos, ya que nos muestra el latido y el sentir de generaciones de disímiles artistas cubanos, que siguen creando sus atractivas composiciones entre manchas, chorreados, collages y grandes empastes. O sea, obras de inspiración, ajenas a cualquier escenario mercantil o social que se imponga en los nuevos tiempos, de finales del siglo XX y comienzos del nuevo milenio. Este libro en soporte de papel y dos tomos es una nueva edición revisada, corregida y aumentada, del libro original publicado en febrero 2015 por la Editorial Boloña, de la Oficina del Historiador de La Habana, bajo el título de La pintura abstracta en Cuba. Además, cuenta con dos nuevos trabajos de investigación, y -según informa su autor en Facebook y Linkedin- veintiséis nuevas entrevistas a pintores abstractos. Es decir, en total aglutina a 126 artistas de todo el territorio nacional, con 630 impactantes imágenes de sus obras a todo color. Además, la cronología se actualizó, que fue elaborada por Pedro de Oráa y Elsa Vega, la cual abarca desde 1930 hasta el 2015, y también cuenta con un nuevo prólogo del Dr, Avelino Couceiro.

En sus palabras de presentación del libro digital La pintura abstracta en Cuba, en el Palacio de los Capitanes Generales, editado por Boloña aquel 14 Febrero 2015, Peraza nos informó que había reunido en el mismo entrevistas a cien artistas abstractos, y afirmó: “El resultado de mi investigación lo pueden leer bajo el título de La pintura abstracta, los pintores y su circunstancia, en el que cuento la historia y describo el contexto nacional e internacional en que han desarrollado su obra los pintores abstractos cubanos”.

Sin duda, Peraza sabe de las experiencias de los artistas que han cultivado el diapasón abstracto, y siendo un apasionado de la pintura abstracta (que cultiva, además) aclaró: “…hay pintores reconocidos, conocidos, menos conocidos y desconocidos. Uno de mis objetivos fue hacer un libro inclusivo que tomara en cuenta no solo a los consagrados por la crítica y buscados por coleccionistas, sino también a los menos conocidos y desconocidos, de ciudades del interior, desventura que –generosamente- algunos atribuyen al fatalismo geográfico”.

En el caso del texto de Pedro de Oraá a esta nueva edición publicada por la Editorial Arista Publishing Co., de Florida, y en su texto original en la edición cubana, titulado: El arte abstracto cubano. Otra visión de contemporaneidad, el Premio Nacional de Artes Plásticas 2015, añade en un estudio magistral: “Sabido es que la realidad en torno guarda o descubre asombrosas similitudes con lo abstracto; y sólo al pensamiento humano cabe relevarlas en su capacidad de recreación artística”.

Peraza, tiene publicados, además: El muralismo y los muralistas en Cuba, por la Editorial Boloña, en 2016. Publicó también un trabajo titulado Alemania y los Alemanes en la obra de José Martí, que forma parte del libro en edición bilingüe alemán-español, Marti Heute/Martí hoy, de la Editorial Welt Kreis Verlag, Alemania Federal, posteriormente reproducido en la revista de la Biblioteca Nacional. Este libro recopila ensayos de varios autores alemanes y cubanos sobre José Martí, los cuales fueron presentados en el Simposio acerca de la vida y obra de José Martí, celebrado en Wuppertal en 1983.

Sin duda García Peraza, ahora nos regala trabajos de investigación convertidos en libros para el público que se interesa en conocer nuevas facetas de la historia del arte cubano. Por eso, considero que tienen validez las palabras con las que él terminó la presentación de su libro aquella tarde en el portal de los Capitanes Generales, cuando concluyó: “…a quien tenga algo que decir a que lo escriba para ampliar los horizontes de nuestra memoria histórica, que junto a la identidad nacional constituyen pilares del patrimonio cultural de la nación”.

En fin, me parece que La abstracción en la pintura cubana es un libro necesario, concreto e impactante, para esta isla tan abstracta en medio de sus circunstancias actuales, a las que por cierto el arte no está ajeno, aunque a veces también nos enajenamos, a veces ni dormimos y nos dejamos llevar hasta desaparecer entre maravillosos gestos y manchas. Quizás para muchos sin sentido de la cotidianidad abrumadora, pero para otros con mucho sentido, como una necesidad de nuevos sueños y soluciones. Aunque esos gestos, esas abstractas composiciones siempre seducirán haciéndonos pensar, y a otros que miran anonadados, los harán cuestionarse o dudar, de las manchas de su propia realidad, tan necesaria, tan abstracta y cotidiana.

2 Portada libro pintura abstracta bOLOÑA (Large) denyssanjorge@gmail.com

Callejón de los Perros, Bauta

Julio, 2016