Archivo de la etiqueta: Virgen de las Mercedes

La Casa Campo de Bauta

La Casa Campo de Bauta

1-001-largePOR Denys San Jorge

El primer día que estuve en la “Casa Campo” de Bauta, quedé hechizado y pensé en Finca Vigía, allí donde el célebre Ernest Hemingway, creó sus célebres novelas.

Es esta casa un antiguo chalet bautense, rediseñado y construido en estos últimos años con pasión, es un sitio que se erige como un hito en el horizonte al final de este pueblo por la carretera central, produciendo un ambiente armonioso al interactuar con la belleza de los árboles y jardines que le rodean.

Un lugar que he frecuentado en varias ocasiones, con la complicidad del buen amigo Juan Carlos y su familia. Un territorio para descansar e inspirarse, que seduce y nos remonta quizás, hasta épocas pasadas, es el sitio idóneo para leer un buen libro. Aunque nada tiene que ver con el título de la célebre novela Casa de Campo del escritor chileno José Donoso, la casa bautense es sin dudas un lugar para aprovechar la invitación, descansar e inspirarse.

Hace pocos días atrás, justo el 24 de septiembre y después de la Misa en la Iglesia Católica por la procesión de la Virgen de las Mercedes, “Casa Campo”, tuvo el privilegio de recibir al Arzobispo Juan de la Caridad García Rodríguez, a un compartir fraternal durante la noche bautense, donde acudí de invitadouna vez más, junto a un grupo de amigos bautenses.

Recientemente, una querida amiga desde Cancún, me comentó que me había visto en el facebook de “Casa Campo”,en unas fotos en ese encantador sitio bautense y yo le respondí que este lugar, es el sitio perfecto para inspirarse a realizar la mejor obra de arte; sea una novela, componer una letra musical, pintar un paisaje cubano o un cuadro abstracto. Ella asintió y sabe de las complicidades de este grato rincón bautense, con sus jardines y de su área de cultivo que se encuentra al oeste de “Casa Campo”, como de los gallos que ahí, pueblan en sus tierras y mosaicos.

“Casa Campo”, con el canto de sus gallos y el olor a hierba fresca, estábien al oeste bautense, a esa línea divisoria en el horizonte, más allá del Motel el Laguito y a donde cae magistralmente el sol, que coquetea rozando la complicidad del horizonte.

img_0104-largeEl amigo y anfitrión Juan Carlos le hace un obsequio al Arzobispo

img_0126-large

Con el Arzobispo, el Padre Eloy de la Iglesia de Bauta, el artista bautense Rael rodríguez Capote y el amigo Juan Carlos

1-002-largeimg_0065-large

Con amigos bautenses en Casa Campo

denyssanjorge@gmail.com

Callejón de los Perros/Bauta

Noviembre/2016

 

Anuncios

Regresa a Bauta… postal criolla de la Virgen de las Mercedes

IMG_4788_2 (Large)

POR Denys San Jorge

Hace tan solo hace unos días atrás un bautense me trajo desde España una postal de 1887 de Nuestra Señora de la Merced. Me la trajo de obsequio de cuando Bauta se nombraba Hoyo Coloráo y tenía su Iglesia Parroquial y Católica en el pueblo de Corralillo, muy cerca de lo que fue el Hato del Ariguanabo.

La postal fue enviada por Pepe Pepín Pérez, un bautense-español y amigo, el cual me afirmó que era descendiente de un lejano Eutaquio Pérez (un militar español) que siempre dejó constancia en la familia de la postal y de cuando se afincó en el pueblo de Corralillo en Cuba.

La postal de la virgen bautense: “Nuestra Señora de la Merced” que según en nota escrita por detrás me mandó Pepito Pepín Pérez: «¡Amigo, esta postal perteneció a mi bisabuelo Eutaquio Pérez el Valenciano indomable, que luchó bajo las órdenes del Capitán General Arsenio Martínez Campos en Cuba y estuvo después bajo las órdenes del otrora Capitán General Valeriano Weyler en Hoyo Coloráo hasta alzarse en armas junto a los mambises del Ariguanabo en Loma Blanca como siempre me dijo él… contra Valeriano Weyler. Se alzó contra la Metrópoli pues lo pusieron a poner postes y cercas de púas contra el pueblo criollo cubano de Hoyo Coloráo! Y siempre creyó era una injusticia humana tanto alambre. Al finalizar la guerra se quedó viviendo ahí en Corralillo e hizo familia y un día envió esta postal a su hermano aquí a la costa del Mediterráneo antes de finalizar la guerra cubano-española y escribió por detrás con minuciosa caligrafía, por mi parte espero que la postal te sirva en tu investigación sobre el Ariguanabo… Un saludo desde Castellón, Valencia, Pepito Pepín.

La postal por detrás tenía escrito:

“Hermano entrañable… abandoné el ejército del Capitán General, como dicen mis amigos cubanos de por aquí del Hoyo Coloráo… ¡¡Valeriano Weyler es un cabrón!! Te dejo con nuestros reyes. Me quedo viviendo en Cuba, en un pueblo que de pronto se nombra Hoyo Colorao, Corralillo y a veces estos criollos lo nombran así por así Bauta, yo no entiendo mucho pero esto es un paraíso y a un costado está una laguna nombrada de Ariguanabo con un Cayo misterioso en su interior que lo nombran De la Rosa… y dicen se aparece ahí de pronto el espíritu de una india mulata que la nombran la Reina del Lago. ¡Estos cubanos cuentistas me han maravillado! Me quedo con Aurora, es una bella cubana y es media morena, media mulata y media… india. ¡Qué cubana joder! Si la vieras. En España no hay mujeres como esta. Espero entiendas. Me he identificado con la causa cubana de estos criollos y con esta hembra. Ponle flores a papá y mamá. Te quiere hermanito Eutaquio el indomable… el mambí valenciano.

PD: No te traiciono, pero Hoyo Coloráo… me gusta infinitamente”.

Eutaquio Pérez el Valenciano, envió la postal a España al finalizar la guerra y a mediados de Siglo XX regresó a España a ver a su hermano ya enfermo y viejo. Nunca más regresó a Bauta. La postal quedó en la familia durante todo el siglo XX en las costas del Mediterráneo.